La otrora empresa estrella del Estado mexicano tiene, hasta 2019, 15 años consecutivos produciendo menos gasolina, diésel y gas natural, situación que derivó en una mayor dependencia energética del país.

Ciudad de México, 21 de enero, (SinEmbargo).- La producción petrolera cayó un 7.0 por ciento en 2019, informó la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

Con ello, la generación de crudo se ubicó en un millón 679 mil barriles diarios, por el millón 810 mil barriles generados cada día de 2018, un retroceso del 7.24 por ciento.

La producción de 2019 quedó por debajo de las estimaciones del Gobierno federal, mismas que ascendían a un millón 707mil barriles diarios de petróleo.

Con estas cifras, la generación de crudo en México continúa a la baja, pese a que el mes de diciembre reportó un aumento del 0.2 por ciento, con respecto al mismo periodo pero de 2018.

En diciembre, tanto Petróleos Mexicanos (Pemex) como las empresas privadas generaron un millón 711 barriles.

En cuanto a las asignaciones, Pemex aportó un millón 608 mil barriles diarios, una caída del 1.76 por ciento.

Por otro lado, los contratos de privados y de asociaciones público-privadas, derivadas de la Reforma Energética, aportaron 102 mil 800 barriles diarios anuales; en diciembre, ascendieron a un promedio de 37 mil 900 barriles diarios.

EL PEMEX DEL PASADO

Petróleos Mexicanos, que alguna vez fue la tercera productora de petróleo del mundo, en 2015 pasó a ser la octava, agudizando su caída en el sexenio de Enrique Peña Nieto. La otrora empresa estrella del Estado mexicano tiene, hasta 2018, 15 años consecutivos produciendo menos gasolina, diésel y gas natural, situación que derivó en una mayor dependencia energética del país.

En la administración pasada, Pemex dejó de estar en el centro de las finanzas públicas, se dejó de invertir en la petrolera y como consecuencia los indicadores operativos cayeron. Sin embargo, en este nuevo sexenio, el Presidente Andrés Manuel López Obrador puso como uno de sus ejes el rescate de la petrolera, y a pesar de las pérdidas registradas en el tercer trimestre de 2019, la empresa redujo 6.1 por ciento de su deuda en ese periodo y de diciembre de 2018 a septiembre de este año, contuvo la caída de su producción y compró menos gasolinas, diesel, gas natural y gas LP.

Los analistas en materia de energía consideran que sin socios, Pemex no podrá alcanzar sus metas. “Nos tocaría ver qué sigue para adelante, por ejemplo, en Brasil están teniendo éxito en sus rondas de licitación y se logró poner 2 mil 200 millones de dólares, mientras que México no tiene nada”, dijo Monroy.

En el Plan de Pemex 2018-2019 desaparecen los farmouts (asociaciones con empresas privadas) y en su lugar se propone elevar la producción con la implementación de los Contratos de Servicios Integrales de Exploración y Extracción (CSIEEs).

-Con información de Guadalupe Fuentes.