Sofá

Rihanna decide regresar a los escenarios y elige al Super Bowl LVII para hacerlo

21/01/2023 - 12:02 am

Su actuación, la cual está por marcar su regreso a los escenarios, no es el único factor que ha llamado la atención de propios y extraños sino también el que haya aceptado formar parte del Super Bowl LVII luego de que en el 2019 rechazara la invitación de la NFL como apoyo a Colin Kaepernick, exquarterback de los 49ers de San Francisco que fue vetado por protestar en el campo de juego contra del racismo en Estados Unidos.

Ciudad de México, 21 de enero (SinEmbargo).- Después de haber rechazado la oferta de la NFL en 2019, la cantante y empresaria barbadense Rihanna se encargará este año del espectáculo de medio tiempo del Super Bowl LVII, que se llevará a cabo el próximo 12 de febrero en el State Farm Stadium, en Glendale, Arizona.

Fue durante el segundo semestre del 2022 cuando la también diseñadora encendió las alarmas de su séquito de seguidores al anunciar su presencia en el magno evento deportivo de Estados Unidos con una fotografía en donde se puede ver su particular mano tatuada agarrando un balón de americano, terminando así con los rumores que apuntaban a Taylor Swift.

Sin embargo su actuación, la cual está por marcar su regreso a los escenarios, no es el único factor que ha llamado la atención de propios y extraños sino también el que haya aceptado formar parte del Super Bowl LVII luego de que en el 2019 rechazara la invitación de la NFL como apoyo a Colin Kaepernick, exquarterback de los 49ers de San Francisco que fue vetado por protestar en el campo de juego contra del racismo en Estados Unidos.

“Por supuesto que rechacé su propuesta. No podía arriesgarme a participar en algo así. ¿Para que gane quién? Desde luego, no mi gente. Simplemente no podía venderme de esa manera”, expresó la intérprete de “Love On the Brain” en 2019 a Vogue USA al ser cuestionada por su decisión.

“Hay cosas en esa organización con las que no estoy de acuerdo, y no iba a ir allí a servirlos de ninguna manera”, añadió.

El nombre de Colin Kaepernick llegó a los reflectores en agosto del 2016 cuando el deportista se sentó en la banca de los 49ers durante el himno estadounidense en forma de protesta contra la violencia policial, el racismo y la injusticia social que se vive en el país del norte.

“No me voy a poner de pie para mostrar orgullo por una bandera de un país que oprime a la gente negra y a la gente de color. Hay cuerpos en las calles y personas que les dan licencias remuneradas para lograr salirse con la suya con un asesinato”, sentenció el deportista en aquel entonces.

No fue hasta principios de septiembre de ese mismo año que Kaepernick siguió el consejo de Nate Boyer, un boina verde del ejército de los Estados Unidos, y comenzó a arrodillarse durante el himno nacional de los juegos de esa temporada desafiando así al gobierno estadounidense y al entonces candidato presidencial Donald Trump, quien en diversas ocasiones criticó la protesta del jugador.

Colin Kaepernick, quarterback de los 49ers de San Francisco, protesta durante la interpretación del himno nacional, antes de un partido ante los Cowboys de Dallas. Foto: AP

“Él siempre dice que hagamos que Estados Unidos vuelva a ser grandioso. Bueno, Estados Unidos nunca ha sido bueno para la gente de color. Eso es algo que debe abordarse. Hagamos grande a Estados Unidos por primera vez”, replicó el exquarterback a Trump.

El activismo del entonces quarterback terminó por arrebatarle parte de su carrera dentro de la NFL pues decidió cancelar su contrato con los 49ers, quienes ya tenían planes de despedirlo. No obstante, pese a su ausencia en la liga y la falta de contratos por parte de otros equipos, varios jugadores siguieron arrodillándose mientras sonaba el himno antes de cada juego.

El 3 de febrero del 2019, año en que desistió de protagonizar el medio tiempo, Rihanna compartió unas historias en su cuenta de Instagram asegurando que no vio el Super Bowl LIII en apoyo a Colin Kaepernick.

En el 2019 Rihanna compartió que no había visto el Super Bowl en apoyo a Colin Kaepernick. Foto: Especial

“Para aquellos que pensaban que estaba viendo el Super Bowl… estamos protestando”, escribió la cantante junto a un retrato de Kaepernick.

Con el paso de los años otros personajes del mundo deportivo como la futbolista Megan Rapinoe y de otras industrias como el rapero Eminem, que aprovechó su presentación en el medio tiempo del Super Bowl LVI para arrodillarse en homenaje al exmariscal de campo, por mencionar algunos, se unieron a la causa de Kaepernick.

Ahora, después de cuatro años de haber rechazado la oferta de la NFL, Rihanna llegará al State Farm Stadium para encargarse del medio tiempo de la 57 edición del Super Bowl asegurado que en esta ocasión las circunstancias fueron las adecuadas para ella.

“Era ahora o nunca para mí […] Fue un desafío que acepté. Fue un escenario más grande que cualquier cosa que haya hecho”, expresó en entrevista con Associated Press.

De acuerdo con TMZ, la diseñadora, que publicó su último álbum de estudio titulado “ANTI” en 2016 y que se ha mantenido alejada de los escenarios desde febrero del 2019, podría contar con dos artistas invitados para su actuación en el Super Bowl.

El pasado 12 de enero, a un mes de que se celebre el evento deportivo, Apple Music compartió un breve clip, de apenas 30 segundos de duración, en el que se puede ver a Rihanna luciendo un vestido negro, un abrigo verde y el cabello trenzado; mientras que se escucha de fondo una serie de voces diciendo “han pasado 2190 días. Han pasado más de seis años. Rihanna es a quien todos están esperando. El último álbum que obtuvimos de Rihanna fue ‘Anti’ en 2016”.

Segundos después, el sonido se detiene, la toma se obscurece y Rihanna aparece con un dedo en sus labios haciendo “shh”. Acto seguido se puede apreciar un fragmento de “Needed Me”, tema perteneciente a su último álbum de estudio.

Con la confirmación de su actuación, Krysta Fauria, periodista AP, apuntó en entrevista que la intérprete de “Umbrella”, uno de sus primeros éxitos, no habría aceptado participar en el medio tiempo si no hubiera música nueva en puerta.

Para terminar con los rumores, Rihanna declaró “no, no. Eso no es cierto. El Super Bowl es una cosa. La nueva música es otra cosa. ¿Oyeron eso, fans? Porque lo supe, en el momento en que lo anuncié, dije ‘oh, Dios mío, van a pensar que mi álbum está por llegar, tengo que ponerme a trabajar'”.

No obstante Riri, como también se le conoce, admitió que “sí tengo nueva música en camino, pero ya veremos. Ya veremos. Las dos cosas no están relacionadas”.

En tanto, el socio oficial de entretenimiento de la NFL Shawn Corey Carter, mejor conocido como Jay-Z, celebró que la barbadense fuera elegida para el medio tiempo del Super Bowl LVII apuntando que “es un talento generacional, una mujer de orígenes humildes que ha superado las expectativas en todo momento. Una persona nacida en la pequeña isla de Barbados que se convirtió en una de las artistas más destacadas de la historia, en los negocios y el entretenimiento”.

Eréndira Quintero
La música es mi fuerte. Me la vivo en conciertos y festivales. Escribo sobre entretenimiento y me describo como una auténtica seriéfila. Soy fan del UCM y de las comedias románticas.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video