Morena acusó que el desfase registrado en el gasto público que aprueba la ALDF y lo que termina gastando el Gobierno de Miguel Ángel Mancera Espinosa es la causa de que no se vean mejoras en los servicios públicos, en las escuelas y hospitales, en las pensiones para 70 mil adultos mayores y en el transporte público. Martí Batres, presidente del partido en la capital del país, acusó que los otros partidos en la Asamblea no controlan el gasto público de la administración debido a que están “subordinados” al Gobierno local.

Ciudad de México, 21 de febrero (SinEmbargo).- César Cravioto Romero, coordinador de la bancada de Morena en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), acusó que dos de cada 10 pesos que el gobierno de la Ciudad de México gasta lo hace de “manera discrecional” y “sin control alguno”.

La Secretaría de Finanzas de la Ciudad de México registró ingresos por 221 mil millones de pesos durante el cuarto trimestre de 2016. Pero la ALDF le aprobó 181 mil millones de pesos, por lo que el superávit ascendió a 39 mil millones.

Morena estima que en todo 2016 se recaudaron 226 mil millones de pesos, por lo que el superávit será de 45 mil millones. La Secretaría de Finanzas lo publicará en marzo próximo.

“Un año más, por cuarto consecutivo, el Gobierno de la Ciudad de México deja de gastar en lo fundamental y utiliza estos recursos en lo que se le antoja”, afirmó Cravioto Romero.

Este desfase entre lo que aprueba la ALDF, cuya mayoría es integrada por Morena y PRD, y lo que termina gastando el gobierno de Miguel Ángel Mancera, es la causa por la que no se ven mejoras en servicios públicos, hospitales, escuelas, transporte público o brindar las pensiones para 70 mil adultos mayores, aseguró el coordinador.

¿En qué se gastan los recursos? Los diputados del PRD en tinacos y despensas para mantener su voto, contestó.

Martí Batres Guadarrama, presidente de Morena en la Ciudad de México, cuestionó también dónde se gasta ese dinero extra.

Expuso que la gran obra de los dos sexenios pasados fueron el Segundo piso del Periférico y la línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro. Sus programas sociales fueron las pensiones para adultos mayores y las becas PrepaSí.

¿Cuál es la gran obra y programa social de Mancera?, preguntó Batres. ¿Por qué el Gobierno miente a la ALDF, el órgano Legislativo encargado de aprobar el presupuesto basado en los ingresos?, preguntó. “El gobierno está supliendo a la ALDF”, criticó.

Los otros grupos parlamentarios de los otros partidos políticos “están subordinados” al gobierno local. No controlan el gasto.

“Tenemos un gobierno con un apetito fiscal feroz y una gran incapacidad para gastar”, dijo el líder de Morena de la CDMX.

El Diputado Alfonso Suárez afirmó que el uso de los recursos de las ciudad no se están dirigiendo “de manera transparente”.

“Ese dinero tiene que regresar a la gente que paga impuestos”, destacó.