El Diputado del Partido del Trabajo,Gerardo Fernández Noroá, justificó que la violencia contra las mujeres a día de hoy “no es producto” del Gobierno o de la “coyuntura” actual, pues se trata de una lacra, según dijo, que “viene de lejos”, pues “la Iglesia Católica ya quemaba a las mujeres vivas diciendo que eran brujas”, señaló.

Madrid, 21 de febrero (EuropaPress).- El Diputado del Congreso de México por el Partido del Trabajo (PT) Gerardo Fernández Noroña calificó este jueves de “trampa de la derecha” la huelga convocada por los movimientos feministas para el próximo 9 de marzo con la que reivindicar los derechos de la mujer y denunciar las altas tasas de asesinato y violencia de género en el país azteca.

“La derecha encontró una causa en la cual montarse, la violencia contra las mujeres, la cual, por cierto, siempre ha promovido”, dijo Noroña.

El Diputado del PT lamentó que “las compañeras de izquierda” secunden una huelga nacional “disfrazado de protesta de mujeres”.

Bajo el lema, “El nueve ninguna se mueve”, activistas, grupos y colectivos feministas convocaron el próximo 9 de marzo “un día sin mujeres” para protestar contra la escalada de la violencia de género que se vive en México durante los últimos años.

Sin embargo, para el diputado del PT la convocatoria está siendo utilizada de manera “política” en contra del Gobierno y del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Noroña justificó que la violencia contra las mujeres a día de hoy “no es producto” del Gobierno o de la “coyuntura” actual, pues se trata de una lacra, según dijo, que “viene de lejos”, pues “la Iglesia Católica ya quemaba a las mujeres vivas diciendo que eran brujas”, remontó.

“Hay siglos de abuso, patriarcado, de atropello, de brutalidad”, contó Noroña, quien también realiza labores de organización para el gobernante morenista de López Obrador.

Las declaraciones de Noroña fueron respondidas por la Diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Guadalupe Almaguer, para quien “las feministas”, entre las que se incluye, están “exigiendo” que el Gobierno, “que dice ser transformador, aplique las leyes que ya existen y no se excuse más en el pasado”.

Almaguer explicó que remontarse “al inicio de la humanidad”, como ha hecho Noroña, “no es el tema” que les ocupa y defendió que “quien está gobernando” México ahora “es el responsable hoy”.

Por su parte, la Secretaría de Gobernación (Segob) convocó este viernes una reunión de “urgencia” en el Palacio de Cobián ante la pronunciada escalada de violencia contra las mujeres que está registrando el país en las últimas fechas.

Esta convocatoria se produce pocos días después de que el pleno del Congreso de los Diputados aprobó una reforma del Código Penal para endurecer las penas por violencia de género, en medio de la indignación y conmoción general en todo el país por el asesinato de Fátima, una niña de siete años en una pequeña localidad de Ciudad de México.

CIFRAS SOBRE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

La Comisión de Justicia detalló que entre 2015 y septiembre de 2019 se cometieron tres mil 488 feminicidios, un incremento del 175.6 por ciento, lo que supone una “alarmante” tendencia de la violencia contra las mujeres, según apuntó el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

 

De acuerdo con el balance anual de 2019 elaborado por la Red por los Derechos de la Infancia en México, una de cada diez mujeres asesinadas en el país es una niña.

En ese sentido, las cifran muestran también que en los primeros siete meses de 2019 hubo un incremento del 13.5 por ciento con respecto a 2018 en muertes de niñas y adolescentes menores de 14 años.

La organización Alto al Secuestro publicó esta semana un informe en el que se recopilaron mil 887 secuestros acontecidos el último año, de los cuales 410 tuvieron a mujeres como víctima, lo que supone un aumento del 24 por ciento con respecto a 2018.

Alto al Secuestro explicó que el 90 por ciento de las mujeres secuestradas sufrieron violencia sexual durante su privación de libertad.