La Secretaria de Gobernación encabezó este viernes una reunión de “urgencia” ante la pronunciada escalada de violencia contra las mujeres.

Ciudad de México, 21 de febrero (SinEmbargo).- La titular de la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, reconoció este viernes que el Gobierno federal demoró en su respuesta ante la situación de violencia de género que se vive en México.

“Reconocemos que llegamos tarde para brindar este mensaje, que han existido limitaciones, que las políticas públicas no han tenido articulación en muchas ocasiones ni la eficacia necesaria para enfrentar el grave problema”, dijo la funcionaria.

“Reconocemos las legítimas demandas de los diferentes movimientos feministas y reconocemos nuestra responsabilidad como Estado de hacer frente a la violencia feminicida”, añadió.

La Secretaría de Gobernación encabezó este viernes una reunión de “urgencia” en el Palacio de Cobián ante la pronunciada escalada de violencia contra las mujeres que está registrando el país en las últimas fechas.

Esta convocatoria se produce pocos días después de que el pleno del Congreso de los Diputados aprobó una reforma del Código Penal para endurecer las penas por violencia de género, en medio de la indignación y conmoción general en todo el país por el asesinato de Fátima, una niña de siete años en una pequeña localidad de Ciudad de México.

CIFRAS SOBRE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

La Comisión de Justicia detalló que entre 2015 y septiembre de 2019 se cometieron tres mil 488 feminicidios, un incremento del 175.6 por ciento, lo que supone una “alarmante” tendencia de la violencia contra las mujeres, según apuntó el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

De acuerdo con el balance anual de 2019 elaborado por la Red por los Derechos de la Infancia en México, una de cada diez mujeres asesinadas en el país es una niña.

En ese sentido, las cifran muestran también que en los primeros siete meses de 2019 hubo un incremento del 13.5 por ciento con respecto a 2018 en muertes de niñas y adolescentes menores de 14 años.

La organización Alto al Secuestro publicó esta semana un informe en el que se recopilaron mil 887 secuestros acontecidos el último año, de los cuales 410 tuvieron a mujeres como víctima, lo que supone un aumento del 24 por ciento con respecto a 2018.

Alto al Secuestro explicó que el 90 por ciento de las mujeres secuestradas sufrieron violencia sexual durante su privación de libertad.