Foto: Google Earth

La vivienda que el ex Jefe de Gobierno capitalino renta por 80 mil pesos mensuales, en la Colonia Roma del DF. Foto: Google Earth

Ciudad de México, 21 de mayo (SinEmbargo).– La casa ubicada en Río de Janeiro 46, en la Colonia Roma Norte de la Ciudad de México, sí fue comprada por el Gobierno capitalino en 1987 –entonces llamado Departamento del Distrito Federal– afirma el abogado David Acevedo Sotelo, quien fue representante legal del propietario original, Jorge Saldaña Hernández, hasta su muerte. Lo anterior tras lo dicho por el ex Jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard Casaubón, en respuesta a la información publicada el lunes pasado por el diario Milenio sobre la venta del inmueble por un precio mucho menor a su valor y la posterior adquisición de éste por parte de Constructora Enalser, a la que actualmente Ebrard Casaubón le renta la propiedad.

Acevedo Sotelo, quien actualmente trabaja en la Dirección Jurídica de la Agencia de Gestión Urbana del Gobierno Distrito Federal, dijo a SinEmbargo que la compra-venta entre el entonces Departamento del Distrito Federal (DDF) y Saldaña Hernández sí se efectuó en 1987 y para corroborarlo entregó a este medio las copias de las últimas páginas del contrato, fechado el 13 de marzo de 1987, en donde aparecen la firma de Saldaña Hernández y del entonces Oficial Mayor del DDF, Lino Espinosa Palacios, como representante del DDF. Ese documento cuenta también con la firma de Eduardo Escobedo Miramontes, entonces director general Jurídico y de Estudios Legislativos del DDF y a través de quien se realizó la venta del inmueble, de acuerdo con Acevedo Sotelo.

El inmueble, según este documento, fue vendido por 32 millones 820 mil viejos pesos, de los cuales se pagaron 27 millones 982 mil viejos pesos como anticipo, mientras que los 4 millones 938 mil viejos pesos restantes se saldarían una vez que el contrato se elevara a escritura pública.

Sin embargo, dice Acevedo Sotelo, ese pago no se terminó de liquidar.

Un recibo fechado el 12 de mayo de 1987 da cuenta de que en esa fecha se le pagaron a Saldaña Hernández 3 millones de viejos pesos “a cuenta de saldo del precio pactado en la operación de compraventa celebrada entre el Departamento del Distrito Federal y el C. Jorge Saldaña Hernández, respecto del inmueble ubicado en Río de Janeiro No. 46, Colonia Roma, Delegación Cuauhtémoc, D.F.” (sic).

En ese recibo, que tiene la firma de Saldaña Hernández y del entonces director general de Ordenación Urbana y Protección Ecológica, Juan Gil Elizondo, se indica además que el inmueble se usaría para la Casa de la Cultura de la delegación Cuauhtémoc.

El abogado recuerda que a Saldaña Hernández le dijeron que el inmueble sería usado como una casa de cultura, condición con la que el periodista simpatizaba. Aunque por un tiempo sí se le dio ese uso, continúa Acevedo Sotelo, eventualmente fue abandonada.

Fue durante ese periodo de abandono que Saldaña Hernández reclamó la posesión del inmueble, dado que aún no se había finiquitado el pago pendiente.

Un oficio del 18 de junio de 1998, signado por el entonces director general de Patrimonio Inmobiliario de la Oficialía Mayor, Porfirio García de León, y dirigido a Acevedo Sotelo, refiere que para ese momento el contrato seguía sin elevarse a escritura pública. El documento también indica que el inmueble había sido vendido por Saldaña Hernández al DDF en 1987.

En 2011, durante la gestión de Ebrard Casaubón, el entonces director de Patrimonio Inmobiliario de la Oficialía Mayor del Gobierno del Distrito Federal, Guillermo Guzmán Verduzco, fue quien se encargó de resolver el tema del adeudo pendiente. A decir de Acevedo Sotelo, en esas negociaciones nunca participó Adrián Michel Espino –entonces Oficial Mayor– sino solamente Guzmán Verduzco y en algún momento la entonces consejera jurídica Leticia Bonifaz.

Guzmán Verduzco fue despedido de la dirección general de Patrimonio Inmobiliario el 3 de mayo de 2012. De su gestión se recuerda la polémica venta de la calle Enrique Rebsamen, en la colonia Del Valle, por 18 millones de pesos a favor de Comercial Mexicana, misma que tuvo que ser revocada ante la presión vecinal.

En 2011, el asunto del pago pendiente se resolvió. El abogado de Saldaña Hernández dice desconocer la cifra que finamente se le pagó al periodista, dado que le hicieron el pago directamente a él. Pero asegura que con el finiquito del adeudo, la propiedad del inmueble pasó por completo al gobierno capitalino.

Hace tres años, Reporte Índigo publicó el caso de la propiedad de Río de Janeiro 46 que había sido vendida a un precio “de remate”.

La publicación refirió entonces que el 11 de febrero de 2011, 24 años después de que comenzara la operación de compra-venta del inmueble, ésta concluyó con la venta de la casa a su dueño original, quien pagó un millón 64 mil pesos. El convenio –firmado por Saldaña Hernández y el entonces Oficial Mayor, Michel Espino– daba por terminado el inconcluso proceso de compra-venta, sin especificar las razones por las que el gobierno capitalino decidía regresar la casa en lugar de pagar el monto que adeudaba (un millón 938 mil pesos).

Acevedo Sotelo niega que esta transacción se haya hecho y sostiene que, por el contrario, a Saldaña Hernández se le finiquitó el pago por el inmueble.

LOS DOCUMENTOS Y LA NEGATIVA DE EBRARD

El lunes pasado, el diario Milenio publicó que el inmueble de Río de Janeiro 46 había sido vendido por el Gobierno capitalino a un precio mucho menor a su valor de 33 millones de pesos. El comprador de esa operación habría sido Saldaña Hernández, quien posteriormente vendió la propiedad por 19 millones de pesos a Constructora Enalser, de la que era socio el hermano de Ebrard Casaubón, Enrique Camilo.

Actualmente,el ex Jefe de Gobierno capitalino renta esa propiedad paga mensualmente 80 mil pesos.

Tanto Ebrard Casaubón como su Oficial Mayor, Michel Espino, han negado que el inmueble en cuestión haya formado parte del patrimonio inmobiliario del Gobierno del Distrito Federal.

El ex mandatario capitalino señaló en una carta enviada al director general de Milenio que la casa de Río de Janeiro 46 no ingresó al patrimonio del GDF dado que nunca se finiquitó el pago acordado en 1987 con Saldaña Hernández. Asimismo expuso que “a petición expresa y para evitar un juicio por incumplimiento del contrato firmado en 1987, se devolvió el inmueble al Sr. Saldaña a cambio de reintegrarle al Gobierno la cantidad correspondiente en nuevos pesos”.

Sin embargo, el martes Milenio publicó que el 6 de junio de 1988, apenas un año después de realizarse la venta del inmueble, la Dirección de Ordenación Urbana y Protección Ecológica del Departamento del Distrito Federal otorgó un permiso administrativo, revocable y gratuito a la Academia de Arquitectura para usar dicha propiedad.

El préstamo, afirma el diario, se concedió bajo el argumento de que “entre los inmuebles del Departamento del Distrito Federal se encuentra el ubicado en Plaza Río de Janeiro No. 46, Colonia Roma, Delegación Cuauhtémoc, D.F”.

Asimismo hace referencia a un oficio de la Oficialía Mayor, folio OM/DEIP/518/07, del 18 de octubre de 2007, el cual señala que el inmueble de Río de Janeiro 46 era “propiedad” del Gobierno del Distrito Federal.

PROMO_EBRARD