López Obrador criticó que en sexenios anteriores empresas se aprovecharon de la producción petrolera. “Fueron empresas muy astutas que hasta contrataron a los que eran directivos de Pemex que sabían donde había petróleo y ahora ellos son directivos de las empresas particulares”, expuso.

Ciudad de México, 21 de mayo (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo en este martes en Veracruz que la meta del Gobierno de México era dejar en 2024 una producción diaria de petróleo de 2 millones 200 mil barriles, pero esta se ha elevado debido a la velocidad con la que está funcionando el plan de rescate de Petróleos Mexicanos (Pemex).

“En la política se necesita virtud y también fortuna, suerte y la suerte cuenta mucho en estos menesteres, nos está hiendo bien y podemos producir más de los 2 millones 200 mil barriles, en la cabeza traemos la estrategia de seguir apoyando a Pemex como invirtiendo recursos del presupuesto y bajándole los impuestos”, planteó.

La propuesta del Presidente residió en que Hacienda no siga “exprimiendo a Pemex para que tenga manera de financiarse en 3 años”, con el fin de que la petrolera “nos ayude en el 2022, 23 y 24”.

“Que se rescate a Pemex, que se invierta para producir más, que se tienen recursos y que la segunda mitad del Gobierno Pemex apoye las finanzas públicas, como lo hizo hasta hace poco como lo hizo antes. Aspiramos a que Pemex quede consolidada, que Pemex ya sea la palanca del desarrollo nacional, lo que se pensó hace mucho, que se sembrara el petróleo, que se utilizara para el desarrollo futuro de la nación”, continúo el mandatario.

López Obrador criticó que en sexenios anteriores grupos empresariales se aprovecharon de la producción petrolera. “Fueron empresas muy astutas que hasta contrataron a los que eran directivos de Pemex que sabían donde había petróleo y ahora son directivos de las empresas particulares; sería el colmo que habiendo hecho toda esa maniobra no inviertan y no produzcan si tienen y van a tener todas las garantías”, expuso.

Aspiramos a que Pemex quede consolidada, que Pemex ya sea la palanca del desarrollo nacional. Foto: Presidencia.

De acuerdo con el Presidente de México, hay datos que demuestran que México tiene estabilidad macroeconómica, sin inflación y sin depreciaciones del peso, además de que se registró un crecimiento en la inversión extranjera directa.

“A pesar de los pronósticos vamos a demostrar que se va a alcanzar al final del año un crecimiento de alrededor del dos por ciento: vamos bien en la economía nacional”, afirmó.

En cuanto al sector energético, el mandatario mexicano recordó que Pemex fue entregada como una “empresa en decadencia” con producción a la baja que pasó de los 2 millones de barriles durante 2018 a un millón 700 mil barriles, lo que representa una pérdida de alrededor de 700 mil barriles diarios.

El Presidente aseguró que su Gobierno ya logró detener la caída en la producción petrolera y dijo que de no haberlo hecho, esta representaba un arrastre hacia una situación de “mucho riesgo” que produjera, posiblemente, “una grave crisis económica y financiera”.

Para el mandatario mexicano algunos de sus “adversarios” apostaba a que su administración no lograra no detener la caída en la producción de petróleo, “estabilizar la producción y estabilizar poco a poco la producción de crudo, ya se logró detener la caída, ya se estableció una producción promedio de un millón 700 mil barriles y partir de a hora vamos a recuperar la producción”.

Se congratuló de que a seis meses de iniciado su mandato, la petrolera tenga ya firmados los contratos para la construcción de infraestructura como la exploración de pozos en 20 campos petroleros y dijo que quienes “saben de esta materia o han estado en la administración de Pemex, o son empresarios que han trabajado para Pemex, creo yo deben estar sorprendidos de que en tan poco tiempo se hayan firmado estos contratos”.

Para el mandatario mexicano algunos de sus “adversarios” apostaba a que su administración no lograra no detener la caída en la producción de petróleo. Foto: Presidencia.

“Algunos tecnócratas se extrañan que cómo es que llega la inversión extranjera, ¿por qué?, a qué se atribuye, bueno, los inversionistas extranjeros, los bancos tienen buena información y sí saben de que es enserio el combate a la corrupción y que ese es un factor importante, dirían los técnicos una variable que no se tomaba en cuenta”, planteó.

El Presidente insistió en que hasta antes de su administración el presupuesto nacional se integraba con aportaciones de la industria petrolera, “de cada peso del presupuesto, 40 centavos se originaban de la producción del petróleo” y dijo que su Gobierno no aspira a ello para que Pemex resulte como una empresa consolidada, pero sí se planteo la posibilidad de que la petrolera mexicana tenga excedentes que se conviertan en la palanca del desarrollo nacional.

“Yo le plantee a Octavio que la meta era dejar en el 2024 una producción de 2 millones 200 mil barriles, pensando en tener crudo suficiente para nuestras refinerías, para las seis refinerías y para la nueva refinería; y tener un poco de crudo para la exportación, ser autosuficientes en gasolinas, en diesel, y una reserva suficiente para tener petróleo crudo” puntualizó.

RENEGOCIACIÓN DE LA DEUDA

El Presidente López Obrador y el Canciller Marcelo Ebrard Casaubón anunciaron la mañana del 13 de mayo la renegociación de una parte de la deuda de Pemex con tres instituciones financieras internacionales: HSBC, JP Morgan y Mizuho Securities.

“Vamos a firmar acuerdos con tres instituciones bancarias con el propósito de fortalecer las finanzas de Pemex. Vamos a suscribir un acuerdo que consiste en ampliar un fondo revolvente que se pone a disposición de Pemex. Existía ya un cuerdo en este sentido, pero ahora este fondo se amplía. Estaba firmado a tres años, se amplía a cinco años y se amplía también en cuanto a monto, se trata de un fondo disponible de ocho mil millones de dólares y también con la buena noticia de que se reduce la tasa de interés”, dijo el mandatario durante su conferencia de prensa matutina.

López Obrador aclaró que los acuerdos no implican la contratación de deuda, debido a que mantienen firme su compromiso de no aumentar la deuda en términos reales durante su sexenio.

Asimismo, aseguró que con estas medidas se demuestra la confianza que hay en México y en su Gobierno, pese a “la desinformación y la manipulación de querer sembrar la percepción de que no va bien la economía, de que hay una enorme deuda en Pemex”.

Además, el Jefe del Ejecutivo federal dio a conocer que se han descubierto yacimientos de petróleo que ayudarán a fortalecer a Pemex como la empresa principal del Gobierno.

PEMEX REPORTA PÉRDIDAS EL 1T19 

El reporte financiero de la petrolera, presentado el 30 de abril, mostró una pérdida neta de 35.7 mil millones de pesos durante el primer trimestre de 2019, mientras que la producción de crudo y condensados disminuyó 11.8 por ciento.

Además arrojó que el proceso de crudo registró 559 millones de barriles diarios en los primeros tres meses del año, esto implica un volumen superior en 54 millones de barriles diarios registrados en el cuarto trimestre de 2018, pero menor a los reportados en el mismo periodo de 2018.

La producción de gas natural también se redujo. Durante el primer trimestre del año registró una baja de 6.9 por ciento en comparación con el mismo periodo del 2018, en particular pasó de 3 mil 937 MMpcd (millones de pies cúbicos por día) a 3 mil 665 MMpcd. Esta producción no incluye la de los socios ni la que corresponde al Estado.