Ciudad de México, 21 de mayo (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo esta mañana que ya está funcionando el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, una oficina pública que se encargará de invertir, entre los pueblos más pobres de México, los recursos decomisados a corruptos y criminales.

El Instituto incluso tiene ya un director. El Jefe del Estado mexicano presentó a Ricardo Rodríguez Vargas, director general del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE); él queda a cargo.

“Ya está funcionando el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado. Todo lo que se decomise se va a devolver a las comunidades pobres. Vamos a tener una primera subasta de vehículos de lujo el domingo en Los Pinos y lo que se obtenga se va a a entregar a dos municipios de Oaxaca que son de lo más pobre del país y luego se van a subastar residencias que se tienen, casa, departamentos. La segunda para jóvenes que consumen droga, para rehabilitarlos. Para eso se va a destinar la venta de las residencias. Y la tercera subasta van a ser joyas y se van a entregar a municipios de la montaña de Guerrero”, detalló el mandatario durante su conferencia de prensa matutina.