La determinación puede aún ser apelada, pero aún continúan vigentes al menos 5 suspensiones en el aeropuerto, 3 de ellas definitivas. Con ello, no pueden iniciar obras de construcción en la obra alterna al Aeropuerto de Texcoco.

El 4 de junio el Presidente Andrés Manuel López Obrador atribuyó a los “corruptos” la suspensión para convertir la base militar de Santa Lucía en el nuevo aeropuerto capitalino.

Ciudad de México, 21 de junio (SinEmbargo).- Un juez federal del Juzgado Cuarto de Distrito, en el Estado de México, negó una de las suspensiones interpuestas por el colectivo “No Más Derroches” en contra de la construcción del Aeropuerto Internacional en la base aérea de Santa Lucía, en tanto no tenga todos los estudios previos requeridos.

El juez Martínez Lira, del tribunal con sede en Naucalpan, habría negado la suspensión definitiva en el amparo 672/2019, con lo que quedó sin efectos la primera resolución, provisional, emitida el por el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Segundo Circuito, según reportaron medios nacionales.

La determinación puede aún ser apelada por el colectivo, pero aún continúan vigentes al menos 5 suspensiones en el aeropuerto, 3 de ellas definitivas. Con ello, no pueden iniciar obras de construcción en la obra alterna al Aeropuerto de Texcoco.

El 4 de junio el Presidente Andrés Manuel López Obrador atribuyó a los “corruptos” la suspensión por parte de un juez de la obra para convertir la base militar de Santa Lucía en el nuevo aeropuerto capitalino.

“La obra de Santa Lucía les molesta mucho a los corruptos”, afirmó el líder del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena) desde Palacio Nacional.

El 7 de junio un juez federal ordenó al Gobierno federal suspender por tiempo indefinido las obras de construcción del Aeropuerto de Santa Lucía, al menos hasta que no se otorguen las autorizaciones y permisos necesarios en materia ambiental y arqueológica.

El juez Décimo Tercero de Distrito en el Estado de México concedió dicha suspensión a raíz de un amparo que impugna la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), interpuesto por el mismo colectivo.

A pesar de que dicha suspensión no terminó definitivamente con los trabajos de construcción del Aeropuerto de Santa Lucía, si los condicionó a contar con visto bueno del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para determinar si en la zona existen monumentos arqueológicos que pudieran ser afectados por las obras; así como con la conclusión del trámite de Manifestación de Impacto Ambiental, que la Secretaría de la Defensa Nacional tramita ante la Subsecretaría de Gestión para la Protección Ambiental.

Un Tribunal Colegiado de Circuito ordenó, el 12 de junio, una nueva suspensión provisional de la construcción de Santa Lucía, que obligaba al Gobierno federal a conservar las obras realizadas en el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) que se construía en Texcoco.

Esta nueva orden judicial fue obtenida con motivo de los 147 juicios de amparo que “No Más Derroches”  presentó con el fin de que el Poder Judicial de la Federación revise la legalidad de la cancelación del NAIM y asegure que el proyecto de Aeropuerto Internacional de Santa Lucía cuente con todos los dictámenes y permisos necesarios, informó la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

La Barra Mexicana de Abogados aseguró el domingo 16 de junio que las advertencias del Presidente Andrés Manuel López Obrador sobre mostrar a quienes promuevan amparos contra las obras del Aeropuerto de Santa Lucía, atentan contra el Estado de Derecho.

Finalmente, el 17 de junio, un juez federal del Estado de México concedió otras dos suspensiones definitivas para mantener las obras del aeropuerto en Texcoco, lo que impide provisionalmente la construcción en Santa Lucía, proyecto que impulsa el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“No Más Derroches” es un colectivo integrado por organizaciones como Causa en Común, Comisión Mexicana de Derechos Humanos, A.C. (COMEXDH), Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Consejo General de la Abogacía Mexicana, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) y México Unido Contra la Delincuencia (MUCD) y ha promovido, hasta el momento, 147 juicios de amparo, de los cuales suman siete suspensiones otorgadas.