Andrés Manuel López Obrador “cambió. Cuando fue Jefe de Gobierno de la Ciudad de México era mucho más conciliador. Nunca se refirió a los fifís. En las mañaneras, cuando fue Jefe de Gobierno, no estaba tan dispuesto a señalar a los fifís o a los no-fifís. Eso ya no me gustó. Tengo miles de textos apoyando a López Obrador, pero se vale, se vale cambiar”, dice Guadalupe Loaeza, autora de Las niñas bien

Ciudad de México, 21 de junio (SinEmbargo).– Andrés Manuel López Obrador cambió, antes era conciliador, asegura Guadalupe Loaeza, autora de Las niñas bien.

“No hay duda que el Presidente de la República, al referirse todas las mañanas respecto a los fifís, ha creado una radicalización en la sociedad mexicana”, expone la escritora.

–En algún momento apoyaste a Andrés Manuel López Obrador, ¿qué pasó después?– se le pregunta.

–¿Qué pasó? Él cambió. Cuando fue Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, era mucho más conciliador. Nunca se refirió a los fifís. En las mañaneras, cuando fue Jefe de Gobierno, no estaba tan dispuesto a señalar a los fifís o a los no-fifís. Eso ya no me gustó. Tengo miles de textos apoyando a López Obrador, pero se vale, se vale cambiar.

Loaeza dijo que el México de la “4T” es “interesante, complicado y preocupante”.

Es autora de decenas de libros. Foto: Twitter de Guadalupe Loaeza.

Guadalupe Loaeza es escritora. Inició su carrera periodística en 1982. Ha publicado más de 45 libros. En 2004 el Gobierno francés la condecoró con la Legión de Honor.

Es “una mujer de una tremenda energía, de una alegría por la vida que te contagia las ganas de disfrutarla, de abrir los brazos a todo lo nuevo curiosa por conocer lo que viene”, se describe en su sitio oficial.

En junio del 2018, después de haber apoyado a Andrés Manuel López Obrador durante mucho tiempo, la escritora se decantó por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

A través de redes sociales, Loaeza llamó a votar por José Antonio Meade Kuribreña, quien terminaría en tercer lugar en la elección presidencial, atrás de Ricardo Anaya Cortés y muy lejos de López Obrador.

“Confiemos en José Antonio Meade, porque es un hombre cabal. Es un buen padre, va a ser un buen padre para la República. Es honesto”, expresó la autora en ese momento.

2009. Guadalupe Loaeza habla con AMLO. Foto: Cuartoscuro.

Esta mañana, Guadalupe Loaeza se disculpó con la Embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, a quien hace unos días crítico por su forma de vestir.

En entrevista para SinEmbargo, la autora de Las Niñas Bien y Manuel de la Gente Bien dijo que discriminó sin darse cuenta, luego de que el 18 de junio publicara una columna en el diario Reforma donde criticó duramente la manera de vestir y peinarse de Martha Bárcena.

SinEmbargo comparte la entrevista íntegra aquí:

–¿En qué momento dejaste a la niña bien atrás?

–Nunca lo he dejado atrás. Ahora retomé el tema por la película. Creo que nunca lo voy a dejar.

–¿Cómo le hacemos para escribir docenas de libros?

–Es el periodismo. Muchos de esos libros son la recopilación de textos publicados en La Jornada o Reforma.

–Guadalupe, ¿cómo ves el México de hoy?

–El México de la 4T.

–Sí.

–Lo veo muy interesante. Muy complicado y preocupante. Esos tres adjetivos: interesante, complicado y preocupante.

–¿En México sigue presente la discriminación?

–Sí. Y uno cae en la discriminación sin darse cuenta. Yo acabo de tener un ejemplo en relación al texto que publiqué sobre una fotografía que publicó Mario Delgado. Creo que el periodismo nos da muchas lecciones, entre ellas luchas contra prejuicios adquiridos de antaño. Pido disculpas a la Embajadora Martha Bárcena, mi intención no fue ofenderla. Creo que hay mucha discriminación, sin darnos cuenta.

–¿Aceptas que te equivocaste?

–Me equivoqué. Fue muy desafortunado. Sin embargo, creo que todas las actividades se deben hacer de acuerdo con los protocolos, aunque parezcan tan superficiales como la vestimenta. Si eres bombero, te pones tus botas, te pones tu casco. Si te invitan a una charrería, vas vestido de charro. También de la diplomacia hay muchos códigos… No me estoy justificando. Fue muy desafortunado.

–En redes sociales se hizo una avalancha de críticas.

–Sí, más de 3 mil tuits llenos de odio, ira, misóginos. Todos refiriéndose a mi edad. ¿Por qué es una falta de respeto en el país ser de la tercera edad? Fue orquestado. Ya leí todos los tuits. Muchos se repiten. Dicen cosas absurdas. Los que escribieron esos tuits son jóvenes. Jóvenes que no saben quién soy o lo que he hecho en mi trayectoria. Fueron muy agresivos. Hay que tener mucho cuidado y lo reconozco: me equivoqué.

–¿Qué le dices a los que usan las redes para insultar?

–Fue orquestado. Yo he pasado por el sexenio de Miguel de la Madrid, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Peña Nieto. Siempre he sido muy crítica. Siempre me he referido a la vestimenta de las primeras damas, de los esposos… He escrito miles de textos, pero jamás he tenido una respuesta como la de ahora. No hay duda que es un tema más sensible que años atrás. No hay duda que el Presidente de la República, al referirse todas las mañanas respecto a los fifís, ha creado una radicalización en la sociedad mexicana. Jamás había recibido esa respuesta. Me insultaron.

Guadalupe Loaeza. Foto: Cuartoscuro.

–En algún momento apoyaste a Andrés Manuel López Obrador, ¿qué pasó después?

–¿Qué pasó? Él cambió. Cuando fue Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, era mucho más conciliador. Nunca se refirió a los fifís. En las mañaneras, cuando fue Jefe de Gobierno, no estaba tan dispuesto a señalar a los fifís o a los no-fifís. Eso ya no me gustó. Tengo miles de textos apoyando a López Obrador, pero se vale, se vale cambiar.

–¿Cuál es el panorama?

–Interesante, preocupante y muy complejo. Me gustaría que se hiciera hincapié en las redes. Es muy frustrante que no te puedes defender. Es un bullying. Es un verdadero bullying. Ya soy una persona con mucho callo y reconozco mi error.

–Salimos de ese tema. ¿A qué obstáculos te has enfrentado en tantos años en la industria editorial?

–Ninguno. He corrido con mucha suerte. H estado en publicaciones en las que se respeta la libertad de expresión. Nunca he tenido que enfrentar obstáculos. He publicado en La Jornada, El Financiero, Reforma.

–¿Cómo nos mantenemos vigentes en la industria editorial?

–No es fácil. Debemos informarnos, verificar nuestras fuentes, y manteniéndonos activos. Me he formado en la universidad de la vida. Para mí, el periodismo ha sido mi base. Reforma es mi casa.