Armando Barajas Ruiz, consejero político del PRI, acudió a la Comisión de su partido para interponer de manera formal un recurso para la suspensión de los derechos como militantes de los gobernadores de Veracruz, Javier Duarte, de Quintana Roo, Roberto Borge y de Chihuahua, César Duarte, a quienes acusó de haber cometido faltas de probidad en el ejercicio del servicio público.

Ciudad de México, 21 de julio (SinEmbargo).– La Comisión Nacional de Justicia Partidaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI) recibió una solicitud para expulsar de sus filas a los gobernadores de Veracruz, Quintana Roo y Chihuahua por presuntos actos de corrupción cometidos en sus administraciones.

Armando Barajas Ruiz, consejero político del PRI, acudió a la Comisión de su partido para interponer de manera formal un recurso para la suspensión de los derechos como militantes de los gobernadores, a quienes acusó de haber cometido faltas de probidad en el ejercicio del servicio público.

La solicitud fue presentada directamente contra el veracruzano Javier Duarte de Ochoa, el quintanarroense Roberto Borge Angulo y el chihuahuense César Duarte Jáquez.

En el caso del mandatario de Veracruz, Barajas Ruiz dijo que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) presentó 26 denuncias penales por simulación de reintegros. el Servicio de Administración Tributaria (SAT) 32 por la firma de contratos con empresas fantasma y que la Universidad Veracruzana ha denunciado un adeudo.

Respeto al Gobernador de Chihuahua, recordó que existen 17 denuncias presentadas por la ASF, también, por malos manejos en el uso de recursos públicos.

Al referirse a Roberto Borge, de Quintana Roo, mencionó que el Congreso de la Unión solicitó a la ASF investigar la entrega de más de 16 mil 700 millones de pesos al estado, a través de tres fondos federales por tener dudas sobre su aplicación.

Refirió también que la Comisión Permanente ya pidió a ese organismo incluir en su Programa de Revisiones del 2015 un apartado para auditar esos recursos federales.

De acuerdo con Barajas, las conductas de los tres gobernadores de extracción priista encuadran en el artículo 227 del Código Nacional de Justicia Partidaria que sancionar la comisión de “faltas de probidad o delitos en el ejercicio de las funciones públicas que se tengan encomendadas”.

Barajas Ruiz, líder de la organización adherente al PRI, Corriente Solidaridad, fue el mismo que pidió la expulsión de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre cuando fue acusado de encabezar una red de prostitución.