México

Denunció y denunció. Nada. La quemaron viva en Zapopan. Una despedida para Luz Raquel

21/07/2022 - 12:00 pm

Otra “crónica de un asesinato anunciado” estremece al país. Un caso más en el que una mujer alerta en sus redes sociales de las amenazas que sufre y clama por ayuda, pero no es atendida debidamente por las autoridades, lo que detona en las peores consecuencias. Se trata de Luz Raquel Padilla, cuyo feminicidio ha conmocionado a gran parte del país.

Ciudad de México 21 de julio (SinEmbargo).-  Eran las 02:01 de la madrugada del pasado 17 de mayo cuando Luz Raquel Padilla Gutiérrez escribió en sus redes sociales: “Hasta cuando voy a tener que vivir con miedo de que me pueda pasar algo, a mi familia, y mi agresor sigue campante por la ciudad con el peligro de seguir haciendo daño. Auxilio. No quiero morir”. Fue un grito desesperado que la joven madre de un niño con Trastorno del Espectro Autista plasmaba con hashtags acompañados de al menos cuatro fotografías que mostraban las amenazas de quemarla viva. El llamado en ese momento no resonó entre las autoridades de Jalisco, a quienes etiquetó para pedirles por ayuda. Hoy su mensaje ha dado la vuelta al país, justo cuando ha sido asesinada.

Sus compañeras de colectivo Yo Cuido México, al que ella pertenecía, han hecho eco de ese grito vuelto reclamo ante el atroz crimen y la indolencia de un Estado ausente que no protegió a su compañera. Es otra “crónica de un feminicidio anunciado”. Un caso más en el que una mujer alerta de las amenazas que sufre y que clama por ayuda sin ser atendida debidamente por las autoridades. Para Luz Raquel las amenazas se cumplieron.

El feminicidio de esta joven madre se une a otros casos que, en circunstancias parecidas, evidencian cómo las autoridades minimizan estas violencias y las intimidaciones de muerte que reciben las mujeres, tales como el feminicidio de Alejandra Castellanos Méndez, que al igual que Luz Raquel, fue asesinada en el mismo estado, Jalisco, justo después de denunciar en múltiples ocasiones el infierno que vivían frente a la violencia y amenazas. Ella fue acribillada a balazos cuando conducía en la colonia Jardines del Zapote, en Tlajomulco, Jalisco, en diciembre de 2017.

¿De qué sirve una Alerta de Violencia de Géneros, los protocolos o las leyes, si las autoridades no los aplican?, cuestionan a modo de reclamo activistas y abogadas especialistas en violencia de género.

“El punto es que esta muerte pudo ser absolutamente evitada. Raquel había denunciado las amenazas. Existía evidencia de los actos violentos que había generado su agresor y las autoridades no intervinieron en su momento para frenar esa violencia, para creerle a Raquel, para brindarle protección”, señaló Karla Michell Salas, experta en violencia de género.

Luz Raquel Padilla Gutiérrez, una mujer que fue violentada y quemada viva en un parque. Foto: @GutirrezPadilla, Twitter.

UN FEMINICIDIO ANUNCIADO

Luz Raquel Padilla Gutiérrez, de 35 años de edad, madre de Bruno, un niño con Trastorno del Espectro Autista —lo que la llevó al activismo en el tema— falleció el pasado martes después de permanecer tres días internada en el Hospital Civil de Guadalajara, tras haber sido violentada y quemada viva en un parque en la colonia Arcos, al poniente del Área Metropolitana de Guadalajara.

La joven madre y activista había alertado en múltiples ocasiones que era amenazada:

“Si algún día desaparezco, que quedé el antecedente que pedí ayuda y NADIE ME PROTEGIÓ… No tengo miedo, sólo me preocupa mi hijo”, fueron las palabras que Raquel escribió en un video de Tiktok, donde nuevamente muestra fotografías de más amenazas en su contra. “Viene lo peor”, se lee en uno de los mensajes que recibió.

Las intimidaciones se volvieron realidad en mayo de este año, cuando ella fue atacada con cloro industrial, lo que le causó quemaduras en el pecho.

“Ayuda, mi agresor me atacó con cloro industrial y mi seno izquierdo está mal y las amenazas de muerte son a diario porque es mi vecino mi agresor, ya levanté mi denuncia, pero no hacen nada por protegerme, tengo miedo por mi vida y la de mi familia”, narró en mayo pasado.

El Colectivo Yo Cuido México confirmó que Luz recibía constantes amenazas de muerte en su domicilio, en contra de ella y su hijo, por parte de un vecino que era intolerante a los ruidos que su hijo hacía en los momentos de crisis.

@lr87luzraquel

Si algún día desaparezco, que quede el antecedente que pedí ayuda y NADIE ME PROTEGIÓ… 🥺 No tengo miedo solo me preocupa mi hijo

♬ pzammora on Instagram – Pili🐙

El Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, informó que Luz Raquel, tenía medidas de protección vigentes y una carpeta de investigación judicializada.

Por medio de su cuenta de Twitter, el mandatario estatal escribió: “Luz tenía medidas de protección vigentes y una carpeta judicializada. Había rondines de vigilancia y se le dio atención de manera personal, pero nada fue suficiente ante una atrocidad así”.

Por su parte, el Fiscal de Jalisco Luis Joaquín Méndez Ruíz, informó que el vecino de Raquel que ha sido señalado en redes sociales como el probable agresor se presentó voluntariamente en la Comisaría de Zapopan y a la Fiscalía de Jalisco.

“Sergio, conocido en redes sociales como Ismael Q, se encuentra en el área de Feminicidios de la Fiscalía de Jalisco dando su declaración como persona de interés en el caso”, dijo el funcionario, quien aclaró que el hombre no está detenido.

No obstante, las autoridades han sido cuestionadas a que salgan a hablar luego de que la joven fuera asesinada y que no se le haya brindado ayuda cuando la necesitaba.

Ricardo Mejía Berdeja, Subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana, dio a conocer esta mañana que ya fue detenido el presunto asesino de Luz Raquel Padilla, quien fue identificado como Sergio Ismael “N”, el vecino de Luz, quien ayer se había presentado voluntariamente en la Comisaría de Zapopan y la Fiscalía de Jalisco.

De acuerdo con información dada a conocer, los vecinos de Luz escuchaban música con volumen muy alto, lo que provocaba crisis en el menor y que éste golpeara las paredes, lo que los molestaba.

Yo Cuido México también detalló que —luego del ataque— Luz Raquel presentó una denuncia ante la Comisaría de Zapopan y solicitó ser integrada al programa “Pulso de vida” para recibir protección. “Sin embargo, le negaron ser integrada al programa al considerar que las amenazas que recibía por parte de ‘terceros’ no eran causa suficiente”, explicó el colectivo en un comunicado compartido en una serie de tuit.

Especialistas en materia coincidieron que el crimen contra Luz Raquel pone en evidencia que a pesar de las Alertas de Violencia de Género se siguen minimizando las violencias contra las mujeres, así como la inacción en las investigaciones.

“Este caso es muy grave, sobre todo porque Jalisco cuenta con la Alerta de Violencia de Género, que se decretó desde noviembre de 2018. Otra vez se minimizó la situación de riesgo en la que ella estaba porque ya había sufrido una agresión, porque denunció, pero no la atendieron. Porque el Estado no te protege, minimiza tu riesgo y eso acabó matándola a ella. Si la autoridad realmente hubiera hecho una investigación y la hubiera protegido, se habría evitado que el agresor pasara a un nivel más alto. A mí me parece algo atroz y una incapacidad de las autoridades por proteger a las mujeres”, destacó María de la Luz Estrada Mendoza, directora del Observatorio Nacional Ciudadano del Feminicidio (ONCF).

Luz Raquel era activista y madre cuidadora de un niño con Trastorno del Espectro Autista y luchaba por la concientización para la tolerancia de las personas en esta condición.

En sus publicaciones, Padilla Gutiérrez pedía y exigía mejores condiciones, así como políticas enfocadas, no solo para las menores que están en esta condición, sino para las madres que estén a su cuidado.

“¿Quién cuida a las madres cuidadoras?”, una de las premisas que llevaba Raquel a foros legislativos y mesas de trabajo para visibilizar .

Activistas y colectivos dedicados a visibilizar la intolerancia social y discriminatoria hacia las personas con Trastorno del Espectro Autista, exigieron a las autoridades que el caso también sea investigado como crimen de odio, ante las violencias que Raquel enfrentaba por la condición de su hijo.

No obstante, María de Luz Estrada destacó que el crimen contra Raquel sí tiene las características de feminicidio.

“Al final a ella es a la que someten y acaba muriendo por el líquido que le arrojaron y es parte de esta tolerancia de las autoridades a las agresiones. La minimización de las situaciones de riesgo que están enfrentando a las mujeres”, destacó.

Sugeyry Romina Gándara
Ha trabajado como reportera y fotoperiodista de nota roja en Chihuahua. Los últimos años, ya radicada en CdMx, los ha dedicado a cobertura sobre temas de desaparición, seguridad y víctimas de la violencia.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas