Ciudad de México, 21 de agosto (SinEmbargo).- En Vaughan, Ontario, Canadá, un grupo de adolescentes fueron sorprendidos por un helicóptero de la Policía local mientras le estaban apuntando con una luz láser.

El piloto de la aeronave, molesto por esta acción, localizó a los autores con la cámara nocturna e informó a las unidades de tierra de la situación, ya que creía que estaba siendo apuntado con la mirilla láser de un arma de fuego.

El principal sospechoso, Nicholas Carancide (reservista de las fuerzas armadas de 19 años de edad), trató de ocultarse en un bosque cercano, pero la Policía lo encontró y lo arrestó.

Además, halló que el adolescente sí había estado apuntando al helicóptero con la mirilla láser de un arma, pero de aire comprimido (de perdigones).