Acullá

ONG acusa la tortura de gallinas ponedoras en México, líder en consumo de huevo

21/09/2016 - 12:04 am

Las gallinas ponedoras pasan entre 18 meses y dos años confinadas en jaulas de metal, donde se albergan de cinco hasta diez en cada una, con un espacio menor al de una hoja tamaño carta, denunció la organización Humane Society International. La ONG promueve una campaña entre restauranteros para evitar comprar y servir huevos que provengan de granjas donde se tortura y abusa de estas aves.

Ciudad de México, 21 de septiembre (SinEmbargo).– Mientras que México es el primer consumidor de huevo a nivel mundial y cada persona en el país consume 345 huevos, la mayoría de las gallinas ponedoras pasan toda su vida confinadas en jaulas en batería hechas de malla de metal, tan pequeñas que no pueden siquiera estirar sus alas, denunció Humane Society International (HSI), organización que promueve el bienestar animal.

La ONG explicó que las gallinas ponedoras pasan entre 18 meses y dos años confinadas en jaulas de metal, donde se albergan de cinco hasta 10 aves en cada una, con un espacio menor al de una hoja tamaño carta.

“Allí las gallinas no tienen la posibilidad de expresar el comportamiento más básico de su especie, como es picotear el piso, extender sus alas o poner su huevo en un nido”,  dijo Sabina García Hernández, gerente de Proyectos y Participación Corporativa de HSI.

Por ello, la activista destacó la importancia de implementar nuevas políticas para que los animales tengan la oportunidad de manifestar dichos comportamientos y así vivan con mayor bienestar. Esta es la razón por la cual en 2014 la ONG lanzó Déjalas Mover, campaña que busca poner fin a las jaulas.

“La campaña surgió para generar consciencia y demostrar que los mexicanos se preocupan por los animales y su bienestar. Hasta que esto sea una tendencia dentro de la industria; es decir, cuando el 90 por ciento de la industria alimentaria adquiera el compromiso, podemos empezar con otros temas [resto de los animales de producción]”, señaló.

En México, las cerdas reproductoras y las gallinas confinadas son los principales temas de trabajo de HSI “porque son las que más sufren dentro de toda la cadena alimentaria por el confinamiento intensivo, o sea, que no tienen movilidad alguna la mayor parte de su vida”.

La organización –con oficinas en Australia, Bruselas, Canadá, Costa Rica, India, México, Reino Unido y Estados Unidos– plantea que la solución para lograr el bienestar de las gallinas radica en transitar a sistemas de producción más humanos que no utilizan jaulas y de libre pastoreo, con ello, las aves son capaces de expresar sus comportamientos naturales.

“Es importante dar voz a los animales que se encuentran en dichas condiciones. Siempre hay opciones para lograr el bienestar animal”, aseguró García.

Además, dijo, los huevos producidos sin jaulas son una mejor opción no sólo para las gallinas, sino también para los propios consumidores, ya que la evidencia científica ha confirmado que las aves confinadas en jaulas sufren. La Comisión Pew para la Producción Industrial de Animales de Granja concluyó que dichas jaulas deben desaparecer, pues estudios que compararon la contaminación por salmonella en jaulas y sin ellas entre 2005 y 2010 hallaron mayores tasas de la bacteria en instalaciones donde las aves permanecen confinadas.

“Hay menor presencia de salmonella cuando las gallinas son alojadas en sistemas libres de jaula. Una gallina que tiene la posibilidad de caminar, de estirar sus alas, que presenta menor estrés, es una gallina que está más fuerte, su sistema inmunológico está más fortalecido y eso permite que enfrente problemas de salud”, dijo la activista.

AUTORIDADES Y EMPRESAS DEBEN TRABAJAR DE LA MANO

En entrevista para SinEmbargo, García Hernández destacó que el trabajo conjunto entre organizaciones de la sociedad civil, autoridades y empresas, es fundamental para transitar a formas de producción más amables con los animales.

“Sí creemos que el trabajo del Gobierno en términos legislativos puede reforzar y apoyar la transición de los productores, por lo que debe existir un trabajo conjunto, más que una obligación”, dijo.

La activista hizo un llamado a las empresas para que trabajen de la mano con HSI para sumarse al movimiento.

“Queremos seguir trabajando con empresas restauranteras, hoteleras, supermercados y productores. La organización tiene especialistas que los pueden ayudar a resolver cuestiones técnicas, hacemos talleres con empresas y sus productores para generar más consciencia y se puedan resolver dudas”, invitó.

Los beneficios para las empresas dijo, son el posicionamiento como socialmente responsables en el tema de bienestar animal; así como la proyección de una imagen positiva para los clientes y los inversionistas.

La Unión Europea las jaulas en batería convencionales están prohibidas. Tres estados de Estados Unidos limitan el confinamiento de las gallinas. En India, en la mayoría de las entidades se ha declarado el confinamiento de dichas aves como violatorio para la legislación sobre la crueldad contra los animales, de acuerdo con datos de la ONG.

CADA VEZ MÁS EMPRESAS SE UNEN

Empresas multinacionales como Kraft, Carl’s Junior, Subway y McDonald’s, Starbucks y Burger King utilizan huevos producidos en granjas libres de jaula en sus sucursales de Europa y Latinoamérica, en el caso de las dos últimas corporaciones mencionadas, lo harán en México para el año 2025, al igual que Grupo Bimbo.

Apenas ayer, CMR, operadora mexicana de restaurantes, anunció con HSI, que mejorará los estándares de bienestar animal en sus puntos de venta, con lo que ya iniciaron la transición a una cadena de suministro de huevo libre de jaula en tres de sus restaurantes.

CMR opera 133 restaurantes en toda la República Mexicana, cuenta con marcas como Wings, Fonda Mexicana, La Destilería, El Lago, Bistró Chapultepec, Chili’s, Olive Garden, Red Lobster y The Capital Grille en México y planea que para 2022 dichos sitios estén libres de huevos de gallinas confinadas; aunque su línea premium ya dio dicho paso.

“En CMR buscamos sustentar nuestro negocio a largo plazo, cuidando nuestro entorno y reduciendo nuestro impacto en el medio ambiente, el cual incluye un mejor trato a los animales de producción en nuestra cadena de suministro en México”, dijo Georgina Salazar Cabañas, Directora de Compras en dicha empresa.

Además, la representante de CMR denunció que las gallinas que se encuentran en confinamiento son inyectadas con sustancias que les permiten producir hasta 10 huevos cada día, mientras un animal cuya vida se apega al bienestar ofrece uno diariamente.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas