Una mujer narró parte de su experiencia tras el paso del huracán “Irma” por la isla de Puerto Rico. “Esto está bien feo. Ay, Dios mío”, se puede escuchar en la grabación casera.

El meteoro devastó parte importante de la infraestructura de la zona. Ante la situación, el gobernador, Ricardo Rosselló, solicitó la declaración de “zona de desastre” al gobierno estadounidense para la destinación de fondos.

Ciudad de México, 21 de septiembre (RT/SinEmbargo).- Un video casero grabado por una mujer muestra los instantes de terror que se viven en la isla caribeña por el paso del huracán “María”.

“Esto está bien feo. Ay, Dios mío”, grita la mujer mientras mira por la ventana y advierte que su casa ha sido arrasada por el paso del huracán: “Se me fue todo, se fue todita. “Ay, Señor, calma esto ya”, ruega.

Con vientos de más de 200 kilómetros por hora, el fenómeno ha devastado buena parte de la infraestructura de la isla y dejado sin electricidad a la totalidad de sus habitantes. El gobernador, Ricardo Rosselló, declaró toque de queda y solicitó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que declare el territorio insular como “zona de desastre”.

“Es una destrucción total, se ha partido medio mundo”, dice la mujer al ver lo que parecieran ser restos del latón de unos techos. “Recen mucho por Puerto Rico, oren por Puerto Rico”, insiste con la voz entrecortada de los nervios y el llanto.

Según el testimonio de la mujer, las paredes de otras construcciones también cedieron por la intensidad de los vientos. Aunque, según el diario El País, el huracán bajó a categoría 3 después de tocar tierra, persiste su voracidad aún cuando Puerto Rico no termina de recuperarse por el coletazo de “Irma”.

Los testimonios en video abundan en las redes. Otra habitantes boricua observa por la ventana de su residencia mientras las palmeras resisten el embate de los vientos huracanados: “Un viento enfurecido, que da miedo, que te desespera, que si no te pones firme, te derrumba. Es horrible, de verdad que da miedo, mucho miedo. Y todavía se supone que lo peor no ha llegado”, relata.

Según reportes de medios locales como el diario El Nuevo Día, la gran cantidad de lluvia ha obligado a las autoridades a abrir las represas de Carraízo, La Plata y Toa Vaca. Aunque aún es temprano para el conteo de daños, se sabe que se han registrado incidentes como el colapso de las ventanas del Hospital Menonita debido a la intensidad de los vientos.

El alcalde del municipio Fajardo, Aníbal Meléndez, aseguró este miércoles que nunca había visto la ciudad “tan destrozada”. Luego de un recorrido por algunas zonas, el edil declaró: “En esos barrios tendremos que hacer censo casa por casa porque son muchas las viviendas destruidas”, precisa Primera Hora.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.