Con este asesinato, al menos diez informadores han caído víctimas de las balas en lo que va de 2018 en el país, mientras que durante el año pasado fueron 12 los periodistas asesinados en México.

El Heraldo de Chiapas exigió que las autoridades investiguen y esclarezcan la agresión que sufrió Mario Gómez. 

Ciudad de México, 21 de septiembre (SinEmbargo).- Mario Gómez, corresponsal de El Heraldo de Chipas, fue asesinado frente a su domicilio en el municipio de Yajalón, en el estado de Chiapas.

El reportero salía de su casa cuando dos sujetos lo interceptaron y le dispararon en el abdomen, de acuerdo con información de la editorial en la que trabajaba.

Equipos de emergencia se trasladaron hasta el lugar y lo llevaron hasta un hospital, pero ya no pudieron hacer nada para salvar la vida de Gómez.

El Heraldo de Chiapas compartió un texto después del asesinato de su integrante: 

“Directivos, reporteros, columnistas, fotógrafos y personal que labora en Heraldo de Chiapas, condenamos enérgicamente la cobarde agresión que sufrió nuestro compañero corresponsal Mario Gómez en el municipio de Yajalón y por el cual perdió la vida; exigimos a las autoridades competentes el esclarecimiento de estos actos criminales.

“Los hechos se registraron este viernes al filo de las 17:00 horas cuando el compañero se disponía a salir de su casa. Dos sujetos lo encontraron y le dispararon a quemarropa en el abdomen. Falleció minutos más tarde en el hospital. Los criminales huyeron del lugar sin que nadie se percatara de los hechos.

“Ante esta situación, pedimos una investigación exhaustiva para dar con los responsables de este hecho”.

El periodista, de 40 años de edad, recibió cuatro impactos de bala durante el ataque, precisaron las autoridades.

La Fiscalía emitió una “condena enérgica” por su asesinato y reiteró su compromiso de agotar las líneas de investigación para llevar ante la justicia a los responsables.

Con este asesinato, al menos diez informadores han caído víctimas de las balas en lo que va de 2018 en el país, mientras que durante el año pasado fueron 12 los periodistas asesinados en México.

De acuerdo con la organización Artículo 19, desde que el actual presidente del país, Enrique Peña Nieto, subió al poder en 2012, al menos 44 comunicadores mexicanos han perdido la vida en hechos que posiblemente están relacionados con su actividad periodística.

CNDH CONDENA SU ASESINATO

La Comisión Nacional de Derechos Humanos de México (CNDH) expresó este sábado su condena por el asesinato del periodista Mario Gómez, el décimo registrado durante este año en el país.

Gómez, de 40 años de edad, fue agredido por dos sujetos en una motocicleta que le dispararon cuatro veces cuando salía de su domicilio en Yajalón, comunidad del suroriental estado mexicano de Chiapas.

Al expresar “su más enérgica condena” por el homicidio, la CNDH confirmó que ha solicitado a las autoridades que tomen medidas para proteger a los familiares de Gómez así como a los colaboradores y directivos del diario El Heraldo de Chiapas.

Personal de la CNDH establecieron comunicación con los familiares del reportero y con directivos de El Heraldo de Chiapas, un diario de la Organización Editorial Mexicana, a quienes se les ha ofrecido respaldo y asesoría, indicó la Comisión.

-Con información de EFE.