La emergencia que se ha disparado en esta entidad en años recientes no ha hecho reaccionar a los funcionarios de primer nivel y de quienes dirigen el estado y sus municipios y la Federación, para quienes parece suficiente las condolencias a las familias de oficiales caídos y de la promesa de “ir hasta las últimas consecuencias”, sin cumplirla.

Por Edith Domínguez

Guanajuato, 21 de septiembre (Pop Lab).- Guanajuato está en el centro del huracán de la guerra entre los grupos del narcotráfico, guerra que ha cobrado ya la vida de miles de civiles locales y de decenas de agentes de policía de las distintas corporaciones a nivel estatal y municipal, cifra que este 19 de septiembre sumó más víctimas cuando sujetos con armas de grueso calibre emboscaron y asesinaron a cinco custodios del Cereso Mil de Valle de Santiago en la carretera Salamanca-Pueblo Nuevo; un sexto oficial resultó herido y el séptimo, ileso.

Con ello suman 34 asesinatos de policías municipales, estatales, ministeriales, custodios y directivos de seguridad registrados en lo que va del año en Guanajuato.

Hay que destacar que la mayoría de las bajas ha sido al estar en su día de descanso, incluso con casos donde la vida de algunos de sus hijos ha sido arrebatada junto con la de los oficiales.

La emergencia que se ha disparado en esta entidad en años recientes no ha hecho reaccionar a los funcionarios de primer nivel y de quienes dirigen el estado y sus municipios y la Federación, para quienes parece suficiente las condolencias a las familias de oficiales caídos y de la promesa de “ir hasta las últimas consecuencias”, sin cumplirla.

CUSTODIOS IBAN EN RELEVO DE COMPAÑEROS EN EL CERESO MIL

La mañana de este jueves, a las 10:51 horas, las llamadas al 911 alertaron de un ataque contra guardias de seguridad penitenciaria del Centro de Readaptación Social “Cereso Mil”, en la carretera Salamanca-Pueblo Nuevo. El saldo fue de 5 custodios muertos y 2 lesionados. Como ya es una costumbre, los agresores no fueron detenidos.

El saldo fue de 5 custodios muertos y 2 lesionados. Foto: PopLab

Reportes indican que a la altura de la comunidad Callejones se registraron más de 100 denotaciones de ama de fuego. Un segundo informe alertó de otro ataque con más de 80 disparos a la altura de Labor de Valtierra, cerca de primer reporte.

Previo a esta información, los 7 custodios se dirigían al Cereso Mil de Valle de Santiago en una camioneta tipo Van de color blanco de caja cerrada para relevar a su compañeros cuando tres camionetas de modelo reciente, con más de 15 civiles armados los interceptaron: una se emparejó al vehículo de los custodios, disparándoles en varias ocasiones al agente que conducía y a su copiloto, ambos murieron en el interior de la camioneta, la unidad se estancó en la orilla de la carretera.

De los cinco custodios que iban en la parte trasera de la camioneta, dos más murieron en el interior, tres alcanzaron a bajarse de la unidad e internarse entre los sembradíos de maíz, pero uno más fue alcanzado por las balas, muriendo en el lugar.

Los dos sobrevivientes, identificados como Luis y Miguel, uno de ellos con una lesión en la cabeza, el otro sólo resultó con golpes contusos, fueron trasladados para recibir atención médica.

Los agresores huyeron, en la zona se encontraron más de 200 casquillos percutidos.

Los fallecidos (originarios todos del municipio de Pénjamo):

José Manuel Rodríguez García
Federico Macías
Eduardo Salvador Jiménez Rodríguez
José Sergio Domínguez Zaragoza (de la comunidad de Magallanes)
Octavio Laguna Carrillo (de la comunidad de La Troja)
Lesionados: Los oficiales Miguel y Luis.

Por este hecho, el Secretario de Seguridad del Estado, Alvar Cabeza de Vaca Appendini, en sus redes sociales dio el pésame a las familias, asegurando que dicha corporación “está de luto”, y como en otros asesinatos de policías estatales, volvió a comprometer “nuestros mayores esfuerzos para que se castigue a los responsables y este crimen no quede impune”.

Por su parte, el Comité Estatal de Guanajuato del Movimientos Nacional por la Seguridad y en Pro de la Justicia (MNSPJ), ONG que promueve la dignificación policial y el servicio público de Procuración de Justicia le cuestionó al funcionario, también por la vía de redes sociales, “¿Como cuál de los más de 25 policías (asesinados) ha visto esclarecido?”. No hubo respuesta del funcionario estatal.

VALTIERRILLA, ESCENARIO DE AGRESIÓN A FUNCIONARIO ESTATAL

Apenas un día antes de estos hechos, el 18 de septiembre, agredieron en Salamanca al jefe del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) de Irapuato, y asesinaron a su acompañante.

Alrededor de las 05:00 de la mañana en la carretera Salamanca-Celaya, kilómetro 86 + 940, a unos metros del acceso a la comunidad de Valtierrilla, tres sujetos armados con vestimenta tipo policial y tripulaban una unidad con torreta detuvieron a Juan José Olvera Soriano, jefe de la unidad Irapuato del Centro Nacional de Investigación y a su escolta, Cuauhtémoc Izquierdo, al conducir un vehículo, les pidieron que se identificaran.

Al mostrar sus credenciales, los civiles armados dispararon contra Cuauhtémoc Izquierdo, murió en el lugar, en ese momento Juan José Olvera comenzó a forcejear con los agresores quienes lo golpearon con la cacha de las armas en la cabeza, no le dispararon.

Los agresores antes de huir se llevaron celulares, las pertenecías de los funcionarios, presuntamente información y documentación que portaban de algunas investigaciones.

De este hecho, la Fiscalía General de Guanajuato, el estado y la Federación no han fijado postura.

VALTIERRILLA VUELVE A SER FOCO ROJO 

Esta misma comunidad en agosto de 2017 fue testigo de la privación ilegal de la libertad de tres elementos de seguridad pública, que acudían al lugar a atender un reporte, pero fueron sorprendidos por civiles armados en varias camionetas, quienes se los llevaron. Al no atender el llamado del centro de comando, compañeros policías acudieron a la zona y encontraron la patrulla vacía.

Un día después, un video con dos de los policías desnudos, golpeados, rodeados de civiles armados, fue enviado a algunos medios de comunicación, mismo que fue publicado por varios, en él mostraban al oficial Juan Manuel Vergara Rojas antes de ser asesinado, ahí dijo que varios agentes municipales estaban coludidos con otro grupo delictivo y que brindaban protección al “El Abuelo” y “El Pato” y recibían dinero a cambio.

Tres policías fueron levantados, torturados y asesinados en Valtierrilla, hace dos años. Foto: PopLab

Él fue el único que habló, el segundo policía sólo se mostró golpeado, esa fue la última vez que los vieron con vida, horas después los cuerpos desnudos de los tres policías municipales Juan Manuel Vergara, Luis Ángel Reséndiz Muñoz y Martín Alberto García Ortega fueron localizados muertos a la orilla de la carretera Salamanca-Valtierrilla.

VILLAGRÁN, ESCENARIO DE BATALLAS Y HÉROES

El pasado 10 de septiembre, elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE) enfrentaron a un grupo de delincuentes a la salida a la comunidad de Torrecillas, en Villagrán, quienes impactaron la patrulla de los oficiales y luego les dispararon, los agentes repelieron la agresión abatieron a un hombre y lograron la detención de otros responsables. No ha quedado claro cuántos, exactamente.

Ahí, en ese municipio, fue donde surgió el reto del narco contra autoridades, por parte del Cártel de Santa Rosa de Lima, liderada por José Antonio Yepez alias “El Marro” no ahora, sino hace más de 15 años, tiempo que parecía lo dejaban trabajar agarrando fuerza; ante el operativo pomposo “Golpe de Timón” del cual aún se esperan resultados, el Gobierno de Estado a cargo de Diego Singue Rodríguez Vallejo le regresó la cortesía asentando el complejo de seguridad de las FSPE en esa localidad.

El joven Arturo Humberto perdió la vida por una bala perdida. Foto: Especial

La comunidad Santa Rosa de Lima, vivió un día negro el pasado 9 de septiembre, a consecuencia de hechos ocurridos en la carretera Panamericana Salamanca-Celaya, cuando una bala en la cabeza le quitó la vida a Arturo Humberto Martínez Cervantes, de 19 años, estudiante de la Universidad Politécnica de Guanajuato campus Cortazar, originario de Santa Rosa, quien segundos antes había subido al camión de Flecha Amarilla, a la altura de su escuela, y recibió una bala perdida, producto del fuego cruzado entre grupos armados que se enfrentarban en esos momentos sobre la carretera Panamericana.

Apenas subía al camión cuando Humberto se desvaneció en el pasillo, aunque fue llevado al Hospital Regional, más tarde confirmaron su deceso. El hecho llevó a la comunidad estudiantil de la UPG, con el apoyo del rector Hugo García, a manifestarse con el puño cerrado y en lo alto, señalando la irresponsabilidad de “más de alguno” que desenfunda su arma y dispara, pero sin expresarse más allá de las condolencias a la familia del joven asesinado.

34 POLICÍAS Y DIRECTIVOS ASESINADOS EN GUANAJUATO

En los primeros siete meses de 2019, sumaban 27 asesinatos de policías municipales, estatales, ministeriales, custodios y directivos en el estado. Los municipios con mayor cantidad de oficiales caídos son Irapuato y Celaya.

De acuerdo a la organización Causa en Común en este año, a la fecha, han asesinado a 266 policías en México, de ellos hasta el 9 de septiembre habían asesinado a 26 policías en Guanajuato, sin embargo sumando los asesinatos de directivos así como los últimos dos hechos delictivos, el número asciende a 34.

POLICÍAS CAÍDOS EN 2019:

El 3 de enero, en Irapuato, José Luis de 25 años policía estatal activo, asesinado en día de su descanso.

El 6 de enero, en Celaya, José Luis de 27 años, policía municipal asesinado en su día de descanso.

El 14 de enero en Yuriria, Miguel Ángel N, policía municipal asesinado en su descanso.

El 3 de febrero en Salvatierra, Julio Ortiz Jiménez, policía municipal asesinado en día de su descanso.

El 6 de febrero en León, Filiberto Mendoza Hernández, policía municipal asesinado en horario laboral.

El 7 de febrero en Pénjamo, José Luis Ventura Ramírez, comandante de turno del Cereso en Pénjamo, asesinado afuera de su casa, se disponía a ir a laborar.

El 7 de febrero en Celaya, Luis Iván Revilla González, agente de tránsito, salía de su horario laboral, fue asesinado junto al conductor de Uber.

El 11 de febrero en Guanajuato, Edgar González, jefe de custodios del Cereso Mil de Valle de Santiago, fue asesinado cuando llevaba a su hijo a la escuela.

El 13 de febrero en San Francisco del Rincón, Braulio N, policía municipal, murió al salir de turno, fue atacado con otros dos compañeros.

El 20 de febrero en San Francisco del Rincón, Jesús Ávila Martínez, policía municipal asesinado cuando se dirigía a trabajar a la corporación.

El 28 de febrero en Irapuato, Jessica Alejandra Rodríguez Hernández, policía municipal asesinada en su descanso, además privaron de la libertad a su esposo, y su bebé de 10 meses resultó herido.

El 29 de marzo en Abasolo, Josafat Iván Job Martínez, agente ministerial de la Fiscalía General de Guanajuato, al realizar una investigación.

El 3 de mayo en Irapuato, Israel Barrios Hernández, policía municipal asesinado en horario laboral.

El 3 de mayo en Irapuato, Miguel Caudillo López, policía municipal asesinado en horario laboral.

El 24 de mayo en León, Eduardo Efraín Muñoz, policía municipal asesinado al acudir atender un reporte en la colonia la Luz.

El 18 de junio en Irapuato, Ulises Ramírez Andrade, agente de tránsito de León fue asesinado al escoltar a la esposa de un ex funcionario municipal, ella es amiga de la cónyuge del entonces secretario de Seguridad Pública, Enrique Ramírez Saldaña, hecho que le costó el puesto al funcionario.

El 12 de julio en Acámbaro, Miguel Ángel Sandoval Sosa, policía municipal asesinado en ataque a la comisaría de Seguridad Pública; además un segundo elemento resultó herido.

El 20 de julio en Celaya, Gustavo Adolfo Moreno López, policía ministerial fue asesinado junto a su hija de 8 meses cuando jugaban en el parque en su día de descanso.

El 22 de julio en Acámbaro, Alejandro Rangel, policía municipal asesinado junto a su hija adolescente en día de descanso.

El 23 de julio en San Miguel de Allende, Fernando Villegas, policía municipal, asesinado al atender reporte.

El 23 de julio en San Miguel de Allende, Valentín Vargas, policía municipal asesinado al atender un reporte.

El 10 de agosto en León, Juan Diego González Valadez, policía municipal asesinado al atender reporte de robo en proceso.

El 11 de agosto en Yuriria, Carlos Anastacio, teniente de la Guardia Nacional murió en un enfrentamiento con civiles armados en la comunidad Loma de Zempoala. De este hecho la Fiscalía sí reportó detención y vinculación a proceso de 7 hombres y una mujer por el homicidio.

El 15 de agosto en Acámbaro, Manuel Hernández, policía municipal asesinado en día de su descanso.

El 21 de agosto en San Francisco del Rincón, Raymundo Gutiérrez, policía municipal muerto en enfrentamiento con civiles armados.

El 9 de septiembre en Silao, José Erasmo Fuentes Damián comandante de la policía municipal asesinado cuando se dirigía de su casa a su trabajo.

Sin embargo en esta lista no tienen registrados varios homicidios, como el de Francisco Javier Fuentes Uribe, jefe de la Unidad Antidrogas de la Fiscalía General de Guanajuato, asesinado el pasado 3 de julio al salir de una tienda en el municipio de Celaya. Este sería el asesinato número 27.

La cifra ascienden a 28 asesinatos, al suman la privación de la vida del director del Centro de Comunicaciones (Cecom) de Irapuato, Oscar Paulino Márquez, el pasado 26 de enero por varios sujetos, cuando este se diría a su casa esa noche.

El asesinato número 29 se dio el 18 de septiembre en Salamanca, cuando Cuauhtémoc Izquierdo, agente de Centro Nacional de Inteligencia (CNI) fue ultimado por sujetos con armas de grueso calibre en un ataque contra el jefe de la unidad Irapuato del CNI.

La cifra ascienden a 34 bajas con los cinco custodios que fueron privados de la vida ayer 19 de septiembre en Salamanca; José Manuel Rodríguez García, Federico Macías, Eduardo Salvador Jiménez Rodríguez, José Sergio Domínguez Zaragoza y Octavio Laguna Carrillo

El año 2018 Guanajuato batió el récord de 63 policías asesinados, dando al estado los primeros lugares en oficiales caídos a nivel nacional.

Incompetencia que amerita renuncia: Alcántara
“Si no pueden, que renuncien”, pide a las autoridades estatales Juan Miguel Alcántara Soria, extitular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, porque con la ejecución de los 5 custodios han demostrado “la incompetencia las autoridades estatales”.

“Se confirma la incompetencia de las autoridades estatales con los hechos sucedidos el día de hoy (ayer) con los custodios. Evidencian la deficiente estructura de prevención situacional… Hay un ambiente de miedo, de temor, terror en algunas espacios del estado y del país, derivado de que no se está comprendiendo la dinámica de las violencias y de las delincuencias en el estado y como sociedad (tenemos que) plantear: si no pueden, que renuncien”.

Al ataque a los custodios que dejó 5 muertos y dos lesionados lo calificó como “doloroso y cobarde (por parte) de quienes lo perpetraron… esperemos que la Fiscalía del estado ‘se ponga las pilas’ y pueda resolver bien este asunto”.

La sociedad, dijo, debe organizarse y pedir rendición de cuentas e insistió: “si (las autoridades) no pueden, que renuncien”.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE POPLAB VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.