La orden de aprehensión girada contra Winckler Ortiz sería por la desaparición forzada de Francisco Zárate Aviña, quien lo señala como responsable de haberlo mantenido privado de su libertad.

Ciudad de México, 21 de septiembre (SinEmbargo).– Un Juez de Veracruz habría girado una orden de aprehensión contra el ex Fiscal de la entidad Jorge Winckler Ortiz y al menos cinco de sus colaboradores por el delito de privación de la libertad en su modalidad de secuestro.

De acuerdo con información difundida en medios nacionales, la orden de aprehensión también contempla al ex Fiscal Especializado en Personas Desaparecidas Luis Eduardo Coronel, al Fiscal Anticorrupción Marcos Even Torres, así como a Roberto Mora Mil, Sergio García Celis y Uriel Rodrigo González Hernández.

La orden de aprehensión girada contra Winckler Ortiz sería por la desaparición forzada de Francisco Zárate Aviña, quien señala al ex funcionario como responsable de haberlo mantenido privado de su libertad para que revelara la ubicación del ex Fiscal, Luis Ángel Bravo, para quien trabajaba como jefe de escoltas.

El pasado 3 de septiembre el Congreso de Veracruz, con mayoría de legisladores de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), determinó remover temporalmente del cargo de Fiscal General del estado a Jorge Winckler Ortiz.

El funcionario calificó la decisión de “ilegal” y responsabilizó de su seguridad y la de su familia al Gobernador Cuitláhuac García Jiménez y al Presidente Andrés Manuel López Obrador. Verónica Hernández Giadáns, fue elegida como su sucesora.

Legisladores estatales acordaron la remoción del funcionario porque, dijeron, no cumple con el requisito de revalidación de confianza. Al respecto, Jorge Winckler señaló que está aprobado y evaluado en control de confianza. Y añadió que inclusive cuenta con evaluaciones a nivel internacional por agencias norteamericanas.

El día de su destitución, el ex funcionario defendió que no es “un cobarde”  y aseguró que la decisión seguramente no había sido  avalada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Si se requieren más pruebas por llevar a cabo, cualquier investigación en relación a mi persona, jamás lo he ocultado. No soy un delincuente”, dijo esa noche en conferencia de prensa.