Según las cifras actualizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), los casos totales de COVID-19 en el mundo son 30.9 millones, mientras que los fallecimientos suman 958 mil 703; en las últimas 24 horas se reportaron más de 300 mil casos nuevos.

Ginebra, Suiza, 21 de septiembre (EFE).- Los casos de COVID-19 en todo el mundo superan los 30.9 millones, mientras que los fallecidos se elevan a 958 mil 703, según las estadísticas que recoge hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En los últimos tres días se han sobrepasado de forma consecutiva los 300 mil casos diarios, batiéndose el anterior récord de infecciones diarias, pero la cifra de fallecidos por jornada se mantiene estable desde hace semanas en torno a los 5 mil decesos.

América concentra la mitad de los casos en el mundo, 15.5 millones, mientras que Asia supera los 6.1 millones, y en ambas regiones se registran más de 100 mil casos diarios, aunque la curva se ha estabilizado en ambos casos durante la última semana.

América concentra un poco más de la mitad de los casos de todo el mundo, al contabilizar 15.1 millones de infecciones. Foto: Marcial Guillén, EFE

Por contra, Europa, con 5.1 millones de casos, roza los 70 mil diarios, cuando en marzo o abril contabilizaba unos 40 mil en los peores días de la etapa de confinamiento, si bien ahora hay un porcentaje mucho menor de pacientes graves, y también un descenso en la cifra de muertos.

Estados Unidos se mantiene como el país con más casos, con 6.7 millones, aunque India, en segundo lugar con 5.4 millones, tiene tasas diarias de contagios tres veces mayores, si bien se han estabilizado en los últimos días por debajo de las 100 mil infecciones.

Tampoco hay cambios en la lista de 12 naciones más afectadas en cuanto a números absolutos de contagios, donde figuran Perú, Colombia, México, España, Argentina y Chile.

Tres de cada cuatro pacientes de COVID-19 en el mundo, casi 23 millones, ya fueron dados de alta en la actual pandemia, y de los más de 7 millones de casos aún activos sólo un uno por ciento (unos 61 mil) se encuentran en estado grave o crítico.