Ciudad de México, 21 de octubre (SinEmbargo).- Las empresas en México deben rendir cuentas sobre el respeto de los derechos humanos dentro de sus compañías para abatir la discriminación racial y de género, dijo Santiago Corcuera, académico e integrante del Comité sobre Desapariciones Forzadas de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El experto propuso que al Código de Mejores Prácticas Corporativas se le agregue un apéndice sobre el cumplimiento de los derechos humanos y los estándares de no discriminación.

“Que las empresas que cotizan en la Bolsa [Mexicana] de Valores (BMV) en sus informes a sus socios incluyan un apartado sobre el cumplimiento de estos derechos”, indicó

Las compañía además deberían certificarse en no discriminación a través de informes avalados por un calificador independiente”, dijo.

“Para las empresas que se certifiquen debe haber incentivos por ejemplo en algunos impuestos ante la autoridad hacendaria y las que no, una sanción si no cumplen, como la clausura”, indicó.

Hasta el momento en México existen instancias como el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y la misma Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que llevan registros sobre las malas prácticas del sector privado en la material, pero que están imposibilitadas para tomar alguna acción.

Corcuera destacó que es importante que en México exista un mecanismo de regulación en la Iniciativa Privada (IP) pues actualmente solo se siguen de cerca los casos que se denuncian sobre el sector público.

“La Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación dice que los entes obligados son las instituciones públicas y la ciudadanía. A la hora de aplicar las sanciones y responsabilidades no tiene un trato igualitario los particulares y el Estado, a este último se le regula y hay total desregulación para los privados”, indicó.

Santiago Corcuera propuso además que organismos como Conapred adquieran más facultades para intervenir en casos donde hay empresas involucradas.

“Si alguien va y se queja de una licuadora, la Profeco [Procuraduría Federal del Consumidor] puede llamar a rendir cuentas a la compañía, pero si alguien va y se queja a Conapred porque la despidieron por un embarazo, el organismo no puede hacerlo si es privado”, dijo.

Por ejemplo, según los datos de Conapred entre 2011 y 2012 los casos de discriminación de despido laboral por embarazo casi se duplicaron al pasar de 55 a 90 y aunque los datos de 2013 parecen indicar una cifra menor, lo cierto es que la estadística abarca solo el trimestre enero-marzo con 22 denuncias.

En cuanto a las empresas las hay tanto públicas como privadas. Una de las dependencias estatales en la lista negra es la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que hacía pruebas de embarazo entre los exámenes médicos de admisión sistemáticamente.

“En instituciones públicas por ejemplo tuvimos el caso de la CFE que en el proceso de selección practicaban a hombres y mujeres una serie de estudios médicos. Para ambos eran pruebas de VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) y estas pruebas eran sin su consentimiento, tomaban muestras de sangre y sin que supieran las hacían. La prueba de embarazo era una práctica que estaba normada en la CFE pero a partir de un procedimiento de Conapred, estas condiciones se eliminaron y hoy en la institución, está prohibido realizar estas pruebas”, dijo Hilda Téllez Lino, Directora General Adjunta de Quejas y Reclamaciones de Conapred a SinEmbargo en septiembre de este año.

Sobre las compañías privadas, Conapred tiene en la lista a más de 160 nombres donde desfilan una serie de marcas conocidas. Mexicanas e internacionales que representan a empresas comercializadoras, de seguro, de limpieza, restaurantes, hospitales, universidades (de reconocido prestigio), reclutadoras, mantenimiento, seguridad, bancos y telecomunicaciones.

Entre algunos de los nombres figuran: Universidad del Valle de México, Universidad del Claustro de Sor Juana, Instituto Carlos Pellicer, Palacio de Hierro, Mega Comercial Mexicana sucursal Mega Pilares y L’Oreal Paris, Servicios profesionales en Administración LPM, Universidad Vasco de Quiroga A.C. Campus Tacámbaro, Samsung Electronics México, Banco Azteca S.A, “Banco Nacional de México”, S.A., (Banamex), Scotiabank Inverlat, Nestlé, Campbells de México S.A de C.V, MC Donals y Sears.

Así como Soriana, Monex Casa de Bolsa, S.A. de C.V, Grupo Gigante, Bodega Aurrera, Interjet, Empresa Pharmasol, Sección Amarilla, Radio Movil Dipsa, S.A. de C.V. Telcel y Wal Mart.

Aunque Conapred no cuenta con datos precisos para asegurar en qué estado de la república sucede más este tipo de abuso hacia a las mujeres, se conoce que en el Distrito Federal es donde hay más denuncias.

“Por entidad federativa no hay cifras. El Distrito Federal puede ser ahora la entidad donde se muestra más información documentada sobre esta violación a los derechos de las mujeres. No podría decir si es el DF donde más pasa, es donde más se reciben denuncias y esto tiene que ver porque el acceso a presentarlas es más fácil. La gente está mucho más enterada de que esa es una violación a sus derechos humanos”, dijo Hilda Téllez.