En el país hay más de 4 millones de mexicanos que decidieron emprender por cuenta propia; y otros 56 millones trabajan a diario para contribuir al crecimiento del país; y unos 28 mil más contribuyen a la investigación científica para mejorar la vida de todos los seres humanos. Así son los mexicanos imparables, esos con los que Citibanamex festeja sus 135 años de impulsar a México.

Ciudad de México, 21 de octubre (SinEmbargo).– ¿Qué hace a un mexicano ser imparable? Que busca sus propias oportunidades, es emprendedor y trabajador; que le gusta innovar; que le gusta contribuir a su país y al mundo, y sobre todo que cuando alguien necesita de su ayuda, siempre está ahí para tender una mano.

Así son los mexicanos imparables con los que Citibanamex El Banco Nacional de México, celebra su cumpleaños 135, en los que ha acompañado e impulsado el crecimiento y desarrollo de México.

En el país hay más de 4 millones de mexicanos que decidieron emprender por cuenta propia, crear una empresa y contribuir a generar el 72 por ciento de los empleos. ¿Y cómo le hacen esas pequeñas y medianas empresas para crecer? Con mucho trabajo de sus líderes, utilizando todas las habilidades y experiencia de su personal –en cada una de ellas puede haber hasta 15 trabajadores– y también, más de la mitad de ellas, cuentan con algún tipo de financiamiento para seguir creciendo, y lo obtiene del sistema financiero formal del país.

De acuerdo con el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), para incorporar a estas pequeñas empresas a las cadenas de valor, y para ayudarlas a que sean capaces de satisfacer la demanda de sus clientes y competir a nivel internacional, “el financiamiento privado es parte fundamental, pues a través de este pueden emprender proyectos”.

La mexicana que se levanta de madrugada para atender su tortillería; o la que también madruga para llegar a su escuela y dar clases; o el mexicano que transporta a miles de personas a diario al conducir un autobús; o el que alimenta a otras decenas con su restaurante, ellos también son los mexicanos imparables.

Actualmente, según datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), hay 56 millones 951 mil 215 mexicanos trabajando y contribuyendo a la economía del país. De ellos, más de 12 millones 484 mil han decidido trabajar por cuenta propia en todo tipo de empleos y oficios.

Pero los mexicanos no sólo son trabajadores, también innovadores, y han contribuido en los avances científicos del mundo. Tan sólo en lo que va del año, científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) han creado un antibiótico contra la tuberculosis con veneno de alacrán; un parche que acelera la recuperación de la piel con quemaduras; e incluso han dado varios pasos para crear alternativas al unicel y el plástico, para tener un planeta más limpio.

Todos los días, unos 28 mil mexicanos trabajan en diversas áreas de la investigación científica para mejorar la vida de todos los seres humanos.

En México, el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) no ha parado de crecer. En 1990, según datos de la Universidad Autónoma de México, este sistema contaba con 6 mil académicos, para 2018, el número ascendió a 28 mil.

Una característica fundamental del mexicano es que es solidario, un ejemplo de esto fue el 19 de septiembre de 2017, cuando la capital del país y otros estados, como Oaxaca, se vieron severamente afectados por un temblor de magnitud 7.1. Aunque fue un momento de mucho dolor para todo el país, cientos de personas salieron a las calles para levantar con sus propias manos piedra por piedra, los escombros de edificios derrumbados, para buscar a sobrevivientes.

Otros más salieron a las calles en carro, en bicicleta o incluso a pie para llevar comida, cobijas, o lo que se necesitara a las zonas más dañadas.

Pero la ayuda no terminó ahí, millones de pesos se reunieron para ayudar a las personas que resultaron damnificadas. Por ejemplo, en las cuentas 23 y 120 de Citibanamex El Banco Nacional de México, se lograron juntar los apoyos de más de 139 mil mexicanos, lo que se tradujo en más de 100 millones de pesos, los cuales, tras el Programa 1×1, se volvieron más de 200 millones para diversas acciones de reconstrucción y reactivación de la economía.