Una investigación desarrollada por la University College London y el Royal National Throat Nose and Ear Hospital de Londres ha revelado el caso de un hombre de 45 años que perdió la audición después de contraer el virus.

Ciudad de México, 21 de octubre (AS México).- Llevamos más de medio año conviviendo con la COVID-19, pero todavía no la conocemos del todo. Cada día, los científicos descubren nuevas características de esta enfermedad que ha causado casi 40.5 millones de contagios y más de 1 millón de muertes en todo el mundo. El último hallazgo ha sido que el coronavirus podría causar sordera en algunos pacientes.

Una investigación desarrollada por la University College London y el Royal National Throat Nose and Ear Hospital de Londres ha revelado el caso de un hombre de 45 años que perdió la audición después de contraer el virus. “No se encontró una etiología clara para el SSNHL, pero se postuló que podría estar relacionado con la COVID-19”, manifiestan los científicos que realizaron el estudio publicado en el British Medical Journal (BMJ) . La única condición de salud subyacente del paciente era el asma.

PROBLEMAS EN EL OÍDO IZQUIERDO

El hombre llevaba 10 días mostrando síntomas de coronavirus cuando tuvo que ser trasladado a la unidad de cuidados intensivos (UCI) porque tenía serios problemas para respirar, según explica el estudio. Tuvo que permanecer 30 días ingresado en la UCI conectado a un ventilador que le provocó émbolos pulmonares bilaterales. También desarrolló hipertensión pulmonar y anemia. Entonces, recibió remdesivir, esteroides intravenosos y una transfusión de sangre, después de lo cual comenzó a mejorar hasta que salió de la unidad de cuidados intensivos.

Sin embargo, una semana después de haber salido, comenzó a sentir un zumbido en el oído izquierdo y perdió la audición repentinamente. “No tenía antecedentes de hipoacusia ni patología auditiva. Su historial médico anterior al ingreso incluía asma, pero por lo demás estaba en forma y bien”, explaya el estudio. Los expertos examinaron los conductos auditivos y descubrieron que no tenía obstrucciones ni inflamación.

Otras pruebas revelaron que había perdido la audición en el oído izquierdo y los expertos continuaron tratándolo con tabletas e inyecciones de esteroides que ayudaron a recuperarla parcialmente. También se le realizaron análisis de artritis reumatoide, VIH y gripe, para encontrar la causa, pero todas las pruebas resultaron negativas. Por lo tanto, relacionaron la patología con la COVID-19.

NECESIDAD DE INVESTIGACIÓN

Los autores del informe lamentan la “falta de discusión sobre la relación entre COVID-19 y la audición”. “La pérdida de audición y el tinnitus son síntomas que se han observado en pacientes con COVID-19 y el virus de la influenza, pero no se han destacado”, manifiestan.

El hombre llevaba 10 días mostrando síntomas de coronavirus cuando tuvo que ser trasladado a la unidad de cuidados intensivos (UCI) porque tenía serios problemas para respirar, según explica el estudio. Foto ilustrativa. Foto: Darron Cummings, AP

Este es el “primer caso reportado de pérdida auditiva neurosensorial después de la infección por COVID-19 en el Reino Unido”, explican, pero plantean la necesidad de investigar este tema en profundidad “dada la presencia generalizada del virus en la población y la morbilidad significativa de la pérdida auditiva”.