La SFP sancionó a la Distribuidora Internacional de Medicamentos y Equipo Médico, S.A. de C.V. y a Laboratorios Pisa, S.A. de C.V., con una inhabilitación por 30 meses y una multa por poco más de 1.11 millones de pesos por “actuar con dolo y proporcionar información falsa para obtener un contrato” con el IMSS.

Irma Eréndira Sandoval, titular de la dependencia, confirmó la inhabilitación de las distribuidoras de medicamentos “que no respetaron la ley en materia de compras y contrataciones públicas”.

México, 21 de octubre (EFE).- La Secretaría de la Función Pública (SFP) de México resolvió sancionar a una distribuidora de medicamentos y un laboratorio farmacéutico por falsear información en contratación con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En un comunicado, el organismo detalló este miércoles que decidió sancionar a las empresas Distribuidora Internacional de Medicamentos y Equipo Médico, S.A. de C.V. (Dimesa), y Laboratorios Pisa, S.A. de C.V., con una inhabilitación por 30 meses y una multa por poco más de 1.11 millones de pesos (unos 520 mil dólares) a cada una.

De acuerdo con lo informado, las empresas infringieron el artículo 60, fracción IV de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, “al actuar con dolo y proporcionar información falsa para obtener un contrato” con el IMSS.

La investigación, que data de 2017, encontró que durante el proceso de adjudicación de un servicio integral de anestesia en ese año, las empresas presentaron documentación con la que aseguraban contar con las condiciones técnicas para cumplir con el contrato.

“Sin embargo, dicha información no respaldaba plenamente la oferta, lo cual representaba un riesgo para la salud de los derechohabientes del IMSS”, afirma el escrito.

Al respecto, la titular de la SFP, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, aseveró que “la Función Pública trabaja con transparencia y legalidad para mantener una estricta vigilancia que asegure los adecuados servicios de salud para la ciudadanía”.

Del mismo modo, dijo que permite la impunidad ante hechos que infringen la ley en materia de compras y contrataciones públicas.

La sanción impuesta se deriva de un procedimiento administrativo iniciado desde 2017, a raíz de una denuncia presentada por otra empresa del sector Salud ante el Órgano Interno de Control en el IMSS.

Este no es el primer caso de sanciones a empresas relacionadas con el IMSS.

En agosto, el Gobierno de México sancionó e inhabilitó a la empresa del hijo del alto funcionario Manuel Bartlett por el caso de 20 ventiladores vendidos a la delegación del IMSS Hidalgo.

Desde su llegada a la presidencia, el 1 de diciembre de 2018, el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, planteó una estrategia de combate a la corrupción en el abasto de medicamentos y ha expresado que su reto es que el sistema de salud mexicano sea como el de los países nórdicos.

Para combatir esta problemática, el Gobierno planteó un nuevo mecanismo para la compra de medicamentos, en el que priorizó la compra de medicamentos al extranjero para evitar la corrupción.

Además, en julio pasado, López Obrador anunció la creación de una agencia pública de distribución de medicamentos para enfrentar la presunta corrupción en el sector y complementar el mecanismo de compra internacional.

En medio de la crisis por escasez de medicamentos, en los últimos días se han registrado robos de 37 mil medicinas contra el cáncer y poco más de un centenar de vacunas contra la influenza, que agravan aún más la escasez de fármacos en el país.

NO HABRÁ AFECTACIONES POR INHABILITACIÓN DE LABORATORIOS PISA: ROBLEDO

En conferencia de prensa, el titular del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, aseguró que no habrá afectaciones en el organismo por la inhabilitación de Laboratorios Pisa, impuesta por la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Asimismo, Robledo comentó que aunque existen contratos vigentes con el laboratorio, ninguna de ellas es fuente única de abasto, y aseguró que, se cuenta con proveeduría externa para el servicio que se prestaba de anestesia. “Por lo que esperamos que esta situación pues no afecte la operación del Seguro”, expuso.

Además, Robledo refirió que la investigación se hizo a partir de una denuncia que fue de 2017, “ya es de hace tiempo la denuncia que hizo al Órgano Interno de Control un competidor, seguramente impugnando algún fallo que por lo que acabo de revisar no era de compra de medicamentos, era para otro servicio de anestesia, entonces vaya, pero no eran oncológicos, o no eran de la proveeduría que siempre es complicada”, agregó.