“Se determinó que Nicolás [Maduro Moros] venía cometiendo delitos cuando fue canciller en la época de Hugo Chávez; se le acusó y se enjuició por un delito continuado, todo esto con base al caso Odebrecht”, señaló Rommel Rafael Gil Pino, Magistrado del Tribunal Supremo de Venezuela. 

Ciudad de México, 21 de octubre (SinEmbargo).- Rommel Rafael Gil Pino, Magistrado del Tribunal Supremo de Venezuela, solicitó a la Procuraduría General de la República (PGR) que detenga a Nicolás Maduro Moros cuando arribe a México.

El Magistrado dijo que Maduro fue sentenciado a 18 años y 3 meses de prisión después de que se le hallara culpable en los delitos de corrupción y legitimación de capitales, a raíz del caso Odebrecht.

El funcionario entregó a la autoridad mexicana una copia de una sentencia y el oficio para que el mandatario sea aprehendido.

“Comenzando el 2018, la Fiscalía General de la República en la Ciudad de Bogotá que tuvo que salir perseguida por el Gobierno de Maduro presentó a este máximo tribunal causa suficiente para solicitar el juicio de mérito, el cual nosotros estudiamos y solicitamos el permiso de acuerdo a nuestra regulación constitucional ante la Asamblea Nacional; hubo votación de 105 votos a favor, dos en contra para continuar el proceso judicial”, detalló.

“En consecuencia hicimos el juicio en la ciudad de Bogotá y se determinó que Nicolás maduro venía cometiendo delitos cuando fue canciller en la época de Hugo Chávez; se le acusó y se enjuició por un delito continuado, todo esto con base al caso Odebrecht”, informó.

En octubre, políticos mexicanos y usuarios de redes sociales se movilizaron desde que se supo que Nicolás Maduro Moros, Presidente de Venezuela, vendrá a la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador.

Las opiniones varían. Pero la balanza se carga del lado de los que reprochan la visita a México de Nicolás Maduro, a quien se acusa de “dictador”.

“Por dignidad de México, solidaridad con los venezolanos y empatía con valores democráticos, debe retirársele la invitación al dictador Nicolás Maduro”, opinó Felipe Calderón Hinojosa, ex mandatario mexicano.

Marcelo Luis Ebrard Casaubón, perfilado como próximo Secretario de Relaciones Exteriores, habló ante medios de comunicación después de las críticas.

“Nosotros invitamos a todos los países del mundo. No podemos excluir a nadie. México va a sostener una política exterior de amistad y de respeto a todos los pueblos del mundo. Alguien puede opinar en contra de un dirigente, y otro contra otro, pero México invita a todos. Por ejemplo, va a venir el segundo de Corea del Norte y el Vicepresidente de los Estados Unidos”, dijo.

“Muchísimos países van a venir. Tenemos 15 Jefes de Estado. México no debe y no puede decir qué país no viene y qué país sí viene”, añadió.

López Obrador señaló desde entonces que México será amigo de todas las naciones.