México

La afición mexicana tiene fe, pero no es ciega. El Tri no está bien. Cualquiera sabe

21/11/2022 - 6:00 pm

México llega a la Copa del Mundo de Qatar 2022 sumido en una de sus crisis más agudas de los últimos años luego de perder su último juego de preparación ante Suecia, con un funcionamiento colectivo que deja muchas dudas y con bajas expectativas por parte de la afición que desconfía en lo que pueda presentar el técnico Gerardo “Tata” Martino en la justa mundialista.

Ciudad de México 21 de noviembre (SinEmbargo).- La selección mexicana de futbol llega a la Copa del Mundo de Qatar 2022 con el objetivo de poder mostrar un juego en conjunto que le permita avanzar de la fase de grupos para pensar el anhelado quinto partido. Desde que fue anfitrión en 1986, México ha accedido a la segunda ronda en todos los mundiales en los que ha participado —al de Italia 1990 no fue por el escándalo de los cachirules—, pero ha quedado eliminado en la fase de octavos de final. Ahora, el panorama no luce alentador para el tricolor pues las lesiones de jugadores clave, bajas de juego, la falta de gol y el mal funcionamiento colectivo han puesto a dudar a millones de aficionados.

Los últimos resultados obtenidos por Gerardo “Tata” Martino al frente del tricolor, el mantener una base de jugadores que no atraviesan su mejor momento como Jesús Gallardo, Héctor Moreno y Rogelio Funes Mori y dejar fuera de la convocatoria de 26 jugadores a futbolistas como Santiago Giménez —quien lidera la tabla de anotadores de la actual edición de la Europe League—, Carlos Acevedo y Javier “Chicarito” Hernández, ha vuelto más tensa la cada vez más fracturada relación del técnico argentino con la afición y los medios.

Martino inició su gestión —en reemplazo del colombiano Juan Carlos Osorio— con 19 triunfos y apenas una derrota en sus primeros 22 partidos. Esta racha contrasta con el funcionamiento en los últimos ocho partidos de preparación, en donde ha cosechado 4 derrotas —la más reciente ante Suecia—, 3 victorias y un empate. El mismo técnico argentino ha reconocido deficiencias: “Del verano para acá el equipo ha jugado partidos buenos en los que los resultados no nos han acompañado”, dijo este lunes previo al debut de México ante Polonia. “Ahora esperamos que el rendimiento acompañe al resultado porque ya es la Copa del Mundo”.

Lo cierto es el que el desempeño del tricolor no es producto de la gestión del Gerardo “Tata” Martino a quien se le atribuyen muchos de los males del equipo, sino va más allá. El balompié nacional viene arrastrando una serie de problemas que ya han empezado a salir a flote y que han impactado de manera negativa en la selección: Un sistema de competencia poco exigente que no apuesta por los procesos a largo plazo, la falta de contacto internacional a nivel de selecciones y clubes, la apuesta por futbolistas extranjeros en puestos clave y el manejo de directivos que son acusados de anteponer sus intereses económicos sobre el bien deportivo.

El entrenador de México, el argentino Gerardo Martino. Foto: AP

Para muestra del mal momento por el que atraviesa la selección mexicana basta revisar los más recientes resultados ante Estados Unidos, nuestro gran rival de la Concacaf y sobre el cual existía una hegemonía. En los últimos cinco enfrentamientos ante el cuadro de las barras y las estrellas México sólo obtuvo una victoria, una de ellas en un partido amistoso, un empate en la cancha del Estadio Azteca en un compromiso eliminatorio a la Copa del Mundo de Qatar 2022.

En cambio, el tricolor suma tres derrotas, todas ellas en partidos oficiales (final de la Liga de Naciones de Concacaf 2021, final de la Copa Oro 2021 y un partido eliminatorio celebrado en el TQL Stadium). Aunado a esto se suma el creciente dominio de los clubes norteamericanos sobre los mexicanos, como ejemplo derrota de los Pumas en la final de la Liga de Campeones de Concacaf ante el Seattle Sounders, lo que significó el final del dominio de 16 años de los equipos aztecas en este certamen y el quedar fuera de disputar el mundial de clubes por primera ocasión.

Aunado a la baja de juego de la selección se suma el problema de lesiones de jugadores clave. Primero, la de Raúl Alonso Jiménez, delantero del Wolverhampton de la Premier League y llamado a ser el delantero titular de México en Qatar. Desde la terrible lesión de cráneo que sufrió en 2020 tras chocar con el brasileño David Luiz, el futbolista mexicano no ha podido recuperar su mejor nivel. A esto, se suma una pubalgia que lo mantuvo alejado de las canchas al atacante desde agosto.

Otro de los futbolistas clave de México que quedó fuera de Qatar 2022 es Jesús Manuel Corona, futbolista del Sevilla. “El Tecatito”, uno de los jugadores más desequilibrantes de la selección, sufrió una fractura de peroné y rotura de los ligamentos del tobillo el pasado mes de agosto durante un entrenamiento con su equipo. A pesar de los intentos del futbolista por acelerar su recuperación, la cual se estimaba entre cuatro y cinco meses, finalmente esto no fue posible.

“El Tata” Martino fue presentado como nuevo técnico de la Selección Mexicana de Futbol en el CAR. Foto: Cuartoscuro

UN PROCESO FRACTURADO

De cara al proceso mundialista para el Mundial de Qatar 2022, la Federación Mexicana de futbol decidió apostar en 2019 por el argentino Gerardo “Tata” Martino, un técnico de renombre internacional que venía de haber dirigido a la selección argentina de futbol, al Barcelona y que había alcanzado notoriedad por su exitoso paso por la selección de Paraguay, con la que alcanzó los cuartos de final en Sudáfrica 2010 y la final de la Copa América de 2011.

La llegada de “El Tata” despertó la ilusión de la afición mexicana que rápidamente aplaudió la decisión de la FMF. En sus primeros 11 partidos al frente del tricolor, cinco de ellos amistosos, el cuadro nacional mostró buen futbol y logró la victoria en seis compromisos y consiguió cinco empates. Sin embargo, esta racha positiva terminaría de forma abrupta cuando el tricolor fue exhibido y goleado 4-o por la selección Argentina. Tras la derrota, el equipo mexicano disputó 13 encuentros, cinco de la Liga de Naciones y ocho amistosos, en los que sumó 11 victorias, un empate y una sola derrota generando la sensación de que la selección había recuperado el buen camino.

Pero en 2021, la selección mexicana volvió a generar cuestionamientos luego de caer en tres ocasiones ante Estados Unidos en tres partidos oficiales, en la Final de la Liga de Naciones de Concacaf, en la final de la Copa Oro y en un partido eliminatorio rumbo a Qatar. Las dudas se acrecentaron por el mal funcionamiento colectivo del cuadro nacional en la eliminatoria mundialista, reavivando los fantasmas de lo ocurrido en el hexagonal final rumbo a Brasil 2014, cuando el tricolor terminó cuarto y jugó el repechaje intercontinental ante Nueva Zelanda. Finalmente, México consiguió su pase para el mundial de este año y clasificó segundo, detrás de Canadá que terminó como líder del octagonal.

Jesús Manuel Corona, delantero de la Selección Mexicana, enfrenta la marca de Christian Pulisic, delantero de la Selección de Estados Unidos, en partido correspondiente a las eliminatorias rumbo a la Copa del Mundo Qatar 2022.
Jesús Manuel Corona, delantero de la Selección Mexicana, enfrenta la marca de Christian Pulisic, delantero de la Selección de Estados Unidos, en partido correspondiente a las eliminatorias rumbo a la Copa del Mundo Qatar 2022. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro

A pesar de haber obtenido el boleto mundialista, las críticas hacia Gerardo Martino no cesaron, en gran medida por su decisión de convocar y mantener en el cuadro titular a jugadores que no atravesaban por su mejor momento futbolístico y por no darle oportunidad a futbolistas como Johan Vásquez; los bicampeones del Atlas, Luis Reyes y Aldo Rocha, Alfonso Gonzáles de Monterrey, Fernando Navarro, entonces jugador del León y Javier Hernández, el máximo goleador de la selección.

“El Tata” también ha sido criticado porque durante todo su proceso como seleccionador nacional no se ha establecido por completo en México y pasa la mayor parte de su tiempo en Argentina, dejando las labores de visorías y seguimiento de jugadores a sus auxiliares técnicos.

A estas controversias, se le suma la ocurrida el pasado mes de julio cuando Gerardo Martino fue captado platicando con Lionel Scaloni, seleccionador de Argentina, durante un partido entre Newells vs Racing, a cuatro meses del enfrentamiento que mantendrán ambas selecciones en Qatar.

Ante la polémica generada, la dirección de selecciones nacionales indicó que a pesar de la ausencia de Martino, su cuerpo técnico conformado por Sergio Giovagnoli, Norberto Scoponi y Gustavo Dezotti se mantiene trabajando de manera permanente.

En tanto, Lionel Scaloni, salió a aclarar los rumores y aseguró que en dicho encuentro hablaron sobre diversos temas, pero no se trató nada relacionado con el duelo que tendrán sus selecciones en el mundial.

“Lógicamente no hablamos del partido que vamos a encarar, hablamos de muchas cosas, yo fui compañero con él tenemos buena relación y coincidimos en el estadio del Newell’s y hablamos de diferentes cosas, nada del partido que nos enfrentará en Qatar. Hablamos del presente del Newell’s y de otras cosas ya tenemos tiempo para el partido que falta”.

Gerardo Martino durante un entrenamiento de la selección mexicana en el CAR. Foto: @miseleccionmx, Twitter

Cuando parecía que el asunto estaba cerrado, la polémico volvió a reavivarse. El pasado 23 de septiembre, un día de antes de enfrentar a la selección de Perú en uno de los últimos ensayos de México previo a su debut en el mundial, Gerardo Martino se ausentó de la práctica a puerta abierta que tuvo el Tricolor en el Rose Bowl de Pasadena, California, para quedarse en el hotel de concertación y ver el juego de preparación de Argentina ante Honduras.

“El hincha no me quería ver a mí. No digo que no me quieran. Yo firmo camisetas pero después vienen los jugadores y a mí me sacan la vuelta. No pensé que eso tendría que tener debate. A veces respirar es motivo de debate, y respirar lo seguiremos haciendo”, dijo Martino.

Pero los cuestionamientos no pararon ahí, días antes de dar a conocer la lista definitiva de 26 jugadores que representarían a México en Qatar, Martino dejó entrever que prescindiría de Santiago Giménez, delantero del Feyenoord y actual líder de goleo de la Europa League para llamar a Raúl Jiménez, quien no disputaba un partido desde agosto de este año por lesión, pero que se mantuvo como su atacante predilecto a pesar de su baja de juego y constantes problemas físicos.

“Nosotros lo valoramos mucho a Santi, yo lo he traído cuando todavía no era titular en Cruz Azul, estoy contento con lo que ha crecido, es el goleador de la Europa League, pero tiene pocos minutos y se ha topado con la jerarquía de otros delanteros”, dijo el entrenador argentino el pasado 8 de noviembre antes de dar a conocer la lista de convocados para el mundial.

Foto: Facebook Feyenoord

A pesar de la polémica y las dudas en torno a Gerardo Martino y la selección, México tratará de conseguir o por lo menos igualar la mejor participación de México en una Copa del Mundo: alcanzar los cuartos de final y disputar el anhelado quinto partido.

México se ubica en el Grupo C de Qatar 2022 junto a Polonia, considerado por muchos el partido clave; Argentina, equipo plagado de figuras comandadas por Lionel Messi y Arabia Saudita, selección que en el papel luce inferior pero que es una incógnita.

Alfonso López Dávila
Escribo sobre temas de interés social, salud, política y deportes. Apasionado del futbol, el cine de superhéroes, la ciencia ficción y las películas de Rocky.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas