Los científicos creen que utilizando las células de esperma a partir de dos hombres o dos óvulos de dos mujeres para producir el embrión, significaría un paso importante para la reproducción asistida.

Foto: shutterstock

Científicos desarrollan In Vitro gemetogénesis, un método para que parejas del mismo sexo tengan hijos con genes de ambos. Foto: shutterstock

Ciudad de México, 21 de diciembre (SinEmbargo).– Una nueva técnica de fertilización podría ser la solución para que parejas del mismo sexo puedan tener hijos que estén genéticamente relacionados con los dos de ellos.

Los científicos creen que utilizando las células de esperma a partir de dos hombres o dos óvulos de dos mujeres para producir el embrión, significaría un paso importante para la reproducción asistida.

De acuerdo con el Doctor Sonia Suter de la Universidad George Washington, el método, llamado in vitro gametogénesis, abre la posibilidad para que los bebés puedan tener uno o más de dos padres biológicos.

El experimento con ratones ha dado resultados impresionantes, por lo que los investigadores consideran que esta prometedora técnica en desarrollo podría ser preferible a otros tratamientos de fertilidad en algunas circunstancias.

Para las parejas heterosexuales con problemas de fertilidad, el IVG permitiría que se reproduzcan sin depender de huevo o la donación de esperma de una tercera persona.

Según Suter, todavía no se tiene el conocimiento de las implicaciones de esta técnica, pero “la única manera de demostrar la eficacia y seguridad en los seres humanos es el uso de gametos ING para tratar de producir descendencia viable en entornos controlados”.

En una entrevista con The Huffington Post, el Dr. George Ndkwe, médico de la clínica de fertilidad Zita West, aseguró que este procedimiento es “maravillosos” pero que podría traer muchas interrogantes.

“Hay posibilidades de utilización de la misma, que en mi opinión pueden ser útiles. Por ejemplo, para alguien que no tiene espermatozoides en absoluto o una mujer que no tiene huevo, si se puede usar cualquiera de sus celdas para crear esperma u óvulos entonces puede tener el tratamiento, por lo que el uso de esa manera específica para el tratamiento, en mi opinión, puede tener algunos beneficios”, dijo.

Pero también enfatizó que la múltiple paternidad podría ser un gran problema. “Creo que eso va a ser un problema, ya que si se añade el ADN de 20 personas diferentes, entonces ¿quién es el padre?”.

“Sería desafiar por completo nuestra noción de paternidad con implicaciones legales muy complejos. Ahí es donde se pone muy aterrador.”