La Audiencia Nacional Española puso hoy en libertad con restricciones a Humberto Moreira Valdés, luego de que la Fiscalía Anticorrupción había solicitado que lo mantuviera en prisión. El ex Gobernador de Coahuila fue señalado por la dependencia española de blanqueo de dinero e integración en organización criminal, acusaciones que se basaron en reuniones que, según testigos, mantuvo con líderes de Los Zetas.

Moreira Valdés fue detenido el pasado viernes en Madrid e ingresó en prisión provisional tras pasar a disposición de la Audiencia Nacional. Foto: Cuartoscuro.

Moreira Valdés fue detenido el pasado viernes en Madrid e ingresó en prisión provisional tras pasar a disposición de la Audiencia Nacional. Foto: Cuartoscuro.

Ciudad de México, Madrid, 22 de enero  (SinEmbargo/EFE).- Un juez de la Audiencia Nacional española dejó hoy en libertad sin fianza al ex Gobernador de Coahuila, Humberto Moreira Valdés, después de que la Fiscalía Anticorrupción pidiera prisión para él por blanqueo e integración en organización criminal.

Según fuentes jurídicas, el juez le impuso como medidas cautelares la prohibición de salir del territorio español y la retirada del pasaporte.

Esta información fue confirmada por su abogado Ulrich Richter en entrevista para Grupo Fórmula.

“Humberto fue puesto en libertad con restricción, lo que significa que no podrá salir de loa jurisdicción de España y está sujeto a que el tribunal pueda confirmar esta resolución”.

En caso de que la Fiscalía decida recurrir (apelar) estas medidas, corresponderá a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional decidir si modifica la situación personal de Moreira.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata envió el pasado viernes a prisión al ex líder del Partido Revolucionario Institucional (PRI) por encontrarse esa semana de guardia, si bien la causa corresponde al juez Santiago Pedraz, que hoy optó por dejarle en libertad.

La Fiscalía Anticorrupción española había solicitado prisión para el ex presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Humberto Moreira, por blanqueo e integración en organización criminal, y basó algunas de sus acusaciones en las reuniones que, según testigos, mantuvo con líderes del cártel de los Zetas.

El diario El Español reveló que durante el interrogatorio, Moreira, negó cualquier relación con el cártel de los Zetas, como aseguran los investigadores. “Según fuentes presentes en el interrogatorio, Moreira les ha llamado ‘gentuza’  y les ha relacionado con la muerte de su hijo”, dice el periódico.

También aseguró que desconocía que los empresarios González Treviño ejerzan como “blanqueadores” para los Zetas.

“[Moreira] Ha señalado que les conoce, igual que conoce a mucha gente vinculada con los medios de comunicación. Sin embargo, ha mantenido ante preguntas de la Fiscalía Anticorrupción que jamás les ha entregado dinero con fines ilegales”, refiere el diario en una nota firmada por la periodista Carlota Guidal.

Respecto a las transferencias realizadas a España desde México y que la Fiscalía Anticorrupción de ese país europeo considera que tenían como objetivo blanquear dinero de origen ilícito, Moreira sostuvo que las cantidades tienen procedencia lícita. “Es más, ayer mismo entregaron en el Juzgado las facturas que lo justificarían”, indica el medio español.

Los fiscales del caso, José Grinda y Juan José Rosa, habían solicitado al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que a Moreira, detenido hace una semana en Madrid, España, se le mantuviera en prisión por el riesgo de que se fugue, especialmente atendiendo a su poco arraigo familiar en España, sin embargo, el juez le otorgó hoy al ex Gobernador de Coahuila libertad con restricciones.

Moreira fue detenido debido a una orden de búsqueda y captura dictada por la Fiscalía Anticorrupción, que le investiga por el supuesto lavado de 200 mil euros (unos cuatro millones de pesos) en España que podrían proceder del narcotráfico o de delitos de malversación de fondos públicos.

A Moreira se le arrestó aprovechando que visitaba España cada dos o tres meses, después de haber residido por un tiempo en la localidad de Sant Cugat del Vallés, cercana a Barcelona, donde mantiene alquilada una vivienda por 3 mil euros (unos 3.250 dólares) al mes.

La Fiscalía Anticorrupción acusa a Moreira de formar parte de una red criminal y haber blanqueado dinero en España procedentes de delitos de corrupción política en México o del narcotráfico.

Esta última acusación la basa en que varios testigos que declararon hace meses ante el juez Pedraz en San Antonio Texas, Estados Unidos, afirmaron que Moreira se había reunido con líderes de los Zetas.

A Moreira se le relaciona además con los hermanos Raúl y Rolando González Treviño, considerados como “blanqueadores” de dinero para cárteles de la droga de ese país.

Moreira fue gobernador de Coahuila desde 2005 a 2011, cuando dejó el cargo para liderar el remonte del PRI con el candidato Enrique Peña Nieto, ahora el Presidente de México.

Ese mismo año renunció, cuando informes policiales revelaron que la deuda del estado de Coahuila ascendió a 36 mil millones de pesos durante su mandato, y que fue en parte financiada mediante documentos falsificados.

Moreira no ha sido acusado formalmente en Estados Unidos o México. 

CONEXION-PROMOS

MOREIRA Y LOS ZETAS

Ayer, el diario El Español, adelantó que los investigadores del caso tenían pruebas que demostrarían que el ex Gobernador de Coahuila “sería un ‘subordinado’ del cártel que mueve el narcotráfico en México”. Detalló que el caso se encuentra ahora en la fase de instrucción y por tanto en estos momentos se trabaja con indicios incriminatorios.

Fuentes dijeron a El Español que la razón por la que los Zetas mataron al hijo de Humberto Moreira, José Eduardo, de 25 años, en 2012, fue porque el ex líder del PRI estaba realizando movimientos de dinero sin el control de la organización criminal.

El ex Gobernador durante los funerales de su hijo, en noviembre de 2012. Foto: Cuartoscuro

El ex Gobernador durante el funeral de su hijo, en noviembre de 2012. Foto: Cuartoscuro

El diario detalló que los investigadores hallaron a Moreira transferencias de hasta 200 mil euros, y de acuerdo con sus fuentes, estas operaciones de blanqueo podrían ser para beneficio propio, pese a los indicios que pesan en su contra por su colaboración con Los Zetas.

Cuestionado sobre si la Unidad Anticorrupción de España pretende mantener a Moreira preso porque teme destrucción de pruebas, o su fuga, Ulrich Richter, abogado mexicano que participa en la defensa del ex Gobernador, adelantó a SinEmbargo que “hay distintas medidas que puede tomar un juez para que alguna persona no se pueda sustraer de la acción de la justicia”.

“Retirar el pasaporte es una de ellas. La fianza, el arraigo domiciliario también; o acudir a firmar las veces que diga el juez, como acontece para este caso”, comentó.

“Podría fijarse una fianza de acuerdo al porcentaje sobre el monto que tiene la Fiscalía, que es de 199 mil euros. Además, en este caso particular, se acreditaría que Moreira no es una persona peligrosa”, señaló el abogado mexicano.