Los manifestantes advirtieron que de no haber un pronunciamiento contundente del Presidente Andrés Manuel López Obrador o si no hay medicamentos disponibles en menos de 24 horas, realizarán una protesta en las pistas de la terminal aérea capitalina.

México, 22 enero (EFE/SinEmbargo).- Padres de niños con cáncer ingresaron esta tarde a las instalaciones de la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), en protesta por la falta de medicamentos contra esa enfermedad en instituciones de salud.

Después de más de seis horas en las que el aeropuerto se encontró con un bloqueo de parte de los padres de niños con cáncer, la vialidad en los accesos de las terminales 1 y 2 fueron abiertas para continuar en funcionamiento.

Entre golpes, empujones, jalones y gritos los protestantes se adentraron a las instalaciones en donde se enfrentaron contra elementos de seguridad.

El bloqueo, que inició aproximadamente al medio día de este miércoles, se ha extendido por casi seis horas. Los protestantes buscan un pronunciamiento de parte del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

El Gobierno de México aseguró que ya se realizó el abastecimiento de medicamentos en los Institutos Nacionales y Hospitales de Alta Especialidad. Los medicamentos fueron mandados a comprar de otros países debido a que el proveedor Hospital Infantil de México “Federico Gómez” incumplió en diversas ocasiones en dicho abastecimiento.

“Dicho proveedor ha incumplido varias veces el contrato y el surtimiento de medicamentos oncológicos, por lo que esta administración del gobierno de México ha comprado los medicamentos en otros países del mundo y, como hoy, suministrado los medicamentos oncológicos para atender la demanda del tratamiento de pacientes”, informó en un  comunicado.

Además, la Oficialía Mayor comunicó que seguirán trabajando en la identificación, compra e importación de medicamentos oncológicos para satisfacer el abasto en el país.

“Desde septiembre de 2019 hasta el día de hoy, se han importado 155 mil 222 piezas que corresponden a nueve medicamentos prioritarios para tratamientos oncológicos”, comunicó el Gobierno de México.

Durante la tarde este miércoles, fueron entregados al Hospital Infantil de México 451 piezas de vincristina de 1 mg, principal fármaco para el tratamiento de la leucemia aguda en combinación con otros medicamentos.

La terminal aérea, a través de Twitter, informó a las 17:13 horas que el bloqueo en los accesos a la Terminal 1 continuaba:

En la manifestación, los padres de niños afectados por dicha enfermedad exigieron al Gobierno mexicano que atienda la escasez de medicamentos oncológicos como la vincristina, del cual no hay existencia en el país desde el pasado 5 de enero.

“No lo encontramos en ningún lado, no hay y solo hay una persona que los vende por teléfono pero de 120 pesos (6.4 dólares) que antes nos costaba, ahora cuesta 2 mil 500 pesos (unos 134 dólares)”, afirmó a Efe Esperanza Paz, quien es mamá de Hermes, paciente oncológico.

La madre de familia, quien ha tenido que dejar de trabajar para atender la enfermedad de su hijo, asegura que aunque le han respetado la póliza del Seguro Popular tras la creación de su polémico sustituto, el Instituto de Salud pata el Bienestar (Insabi), no hay dinero que le alcance para comprar los medicamentos de su pequeño.

“Tengo otras dos hijas, y el padre de mi hijo nos ayuda económicamente pero aún así nos tenemos que endeudar, hemos pedido prestado a familiares y amigos”, aclaró.

Los manifestantes advirtieron que de no haber un pronunciamiento contundente del Presidente Andrés Manuel López Obrador o si no hay medicamentos disponibles en menos de 24 horas, realizarán una protesta en las pistas de la terminal aérea capitalina.

“Siempre es lo mismo, estamos hartos de esta situación, nos vamos al aeropuerto y tomaremos medidas extremas”, aseveró Israel Rivas, padre de Dhana, quien padece leucemia.

Omar Hernández, quien también tiene un hijo con leucemia, lamenta que este problema ya es una constante “ya es cada dos o tres meses que los medicamentos hacen falta”.

“Ya estamos cansados, ya basta, es una burla lo que el Gobierno está haciendo con la niñez de México”, manifestó.

El problema es también que algunos padres de familia no viven en la Ciudad de México y es por eso que, por lo menos, tienen que invertir unas tres o cuatro horas para llegar al hospital.

“Pero llegan y los regresan a sus casas, porque no hay medicamentos”, aseguró Hernández.

Ese fue el caso de Claudia Hernández, mamá de Diego Arturo, a quien le dijeron que no hay vincristina para el tratamiento de su hijo, a quien le faltan 13 quimioterapias.

“Me hago unas 4 horas para venir. Soy del Estado de México, de Zumpango, y el doctor me puso en la receta que no hay medicamento”, lamentó.

Aseguró que a cambio de la vincristina le dieron cuatro metrotexates, sin embargo “se necesita por fuerza la vincristina. El doctor me puso incluso (en la receta) que hay desabasto pero a ver qué pasa”.

Insistió en que este grupo de papás no son “gente comprada como ha dicho el Gobierno, sino papás de niños por cáncer preocupados por nuestros hijos”.

Mientras que el señor Crisanto Flores, papá de Cristal, quien padece retinoblastoma, aseguró que esta es la primera vez que le afecta la falta de medicamentos, desde marzo de 2019 que llegó al Hospital.

Padres de familia protestan por la falta de medicamento para niños con cáncer. Foto: Cuartoscuro

“Me dijo la doctora que no le hará daño a mi hija que no le pongan la vincristina, que puede aguantar una semana, pero no sé si aguantará”, manifestó.

Aunado a esta problemática, Omar Hernández asegura que en algunos casos, los hospitales no respetan las pólizas del extinto Seguro Popular, a menos de que conozcan ya a los padres de los niños.

“Esto lo saben ya los funcionarios de salud, pero no es justo. Ya de por sí los niños están luchando contra el cáncer, y todavía deben enfrentarse a esto”, indicó.

UN PROBLEMA CONTINUADO

De acuerdo con Israel Rivas, la situación ya lleva dos años, por lo que hay parte de responsabilidad del Gobierno anterior, pero responsabilizan a la Administración actual de López Obrador por no atender las demandas y “engañarnos diciéndonos que sí va a haber medicamentos cuando no los hay”.

“Es responsabilidad del Gobierno, y compartida de las instituciones, pero necesitamos una respuesta ya. Queremos que sepan que aquí nuestro único enemigo es el cáncer, pero si es necesario vamos a dar la vida por nuestros hijos”, afirmó.

La crisis por el desabastecimiento de medicamentos en el sector salud se agudizó en 2019 debido a los recortes presupuestarios y a los cambios en la forma de comprar las medicinas impuestos por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien asumió la Presidencia el 1 de diciembre de 2018.