Autoridades alemanas acordaron prolongar hasta el 14 de febrero las restricciones a la vida pública vigentes, así como la suspensión de las clases presenciales.

Berlín, 22 de enero (EFE).- Las autoridades alemanas notificaron hoy 859 víctimas mortales por COVID-19 en las últimas 24 horas, con lo que el total de fallecidos en Alemania rebasa la cifra de 50 mil, mientras siguen bajando los nuevos contagios y el nivel de incidencia.

El Instituto Robert Koch (RKI) de virología, competente en la materia en el país, verificó 17 mil 862 nuevos positivos, frente a los 22 mil 368 del viernes de la semana pasada. El máximo de contagios en un día se dio el 18 de diciembre con 33 mil 777 casos.

El total de víctimas mortales se sitúa con los comunicados este viernes en 50 mil 642. El máximo de muertes en un día se dio el 14 de enero con mil 244, cifra que posteriormente se ha movido alrededor de los mil diarios -con excepción de los festivos y fines de semana, en los que se ralentiza la actualización de datos-.

La incidencia de casos semanales por 100 mil habitantes cayó hoy a 115.3 casos, el nivel más bajo desde hace dos meses; el máximo se registró el 22 de diciembre, con 197.6 casos semanales.

El nivel mayor se da en el “Land” de Turingia (este), con 218.4 casos semanales por 100 mil habitantes, seguido de Brandeburgo (este) con 194.4. En la ciudad-estado de Berlín, donde a mediados de enero casi se alcanzó la franja de los 200 casos, ahora bajó a 112.2. El estado con el menor índice es Bremen, con 80.9 casos.

Angela Merkel se apresta a participar en una cumbre de la Unión Europea sobre las nuevas variantes del coronavirus. Foto: AP.

A partir de una incidencia de 200 casos semanales se imponen restricciones a los movimientos de los ciudadanos, en un radio de 15 kilómetros alrededor de la localidad o distrito afectado.

MÁS DE DOS MILLONES DE CONTAGIOS

El total de contagios con la COVID-19 verificados en el país en toda la pandemia se sitúa en los dos millones 106 mil 262 casos, de los cuales un millón 780 mil 200 se consideran pacientes recuperados, mientras que la cifra de casos activos se estima en unos 275 mil 800, el RKI.

Desde finales de diciembre, en que arrancó la campaña de vacunación, han recibido la primera dosis un millón 324 mil 091 personas, lo que corresponde a una cuota del 1.6 por ciento de los ciudadanos, mientras que 77 mil 602 personas ya han sido vacunadas por segunda vez. El objetivo del Gobierno alemán es poder ofrecer la vacuna a todos los ciudadanos que lo deseen hasta finales del próximo verano -o sea, septiembre-.

ALERTA POR NUEVAS MUTACIONES

La Canciller alemana, Angela Merkel, y los líderes regionales acordaron el pasado martes prolongar hasta el 14 de febrero las restricciones a la vida pública vigentes, así como la suspensión de las clases presenciales.

La líder alemana justifica esta decisión, que respaldan la mayoría de los expertos, en el temor a las nuevas mutaciones registradas en Reino Unido y Sudáfrica, principalmente, que de propagarse dispararían de nuevo las cifras de contagios.

Desde principios de noviembre está cerrado todo el ocio, la gastronomía y la vida cultural; a este parón se juntó el de la vida comercial y servicios no esenciales a principios de diciembre.

Merkel y los líderes de los “Länder” acordaron esta semana, asimismo, imponer el uso obligatorio de mascarillas quirúrgicas o FFP2 en transporte público, comercios y oficios religiosos.

Se acordó, además, extender el trabajo a distancia, de modo que el empleador deberá ofrecer esa opción a sus trabajadores siempre que sea posible.