El periodista Jon Lee Anderson planteó este viernes que el equipo de Joe Biden está descontento con la actitud y el “desaire” que el Presidente Andrés Manuel López Obrador mostró hacia Joe Biden, actual Presidente de Estados Unidos. Incluso, dijo, colaboradores cercanos del entonces candidato demócrata le pidieron en que no fuera a la reunión con Donald Trump en la Casa Blanca, pero el político tabasqueño los ignoró.

Ciudad de México, 22 de enero (SinEmbargo).– El periodista estadounidense Jon Lee Anderson dijo esta tarde que al equipo de Joe Biden, ahora Presidente de Estados Unidos, le cayó “como plomo” que el Presidente Andrés Manuel López Obrador destacara tanto su agradecimiento a Donald Trump por su apoyo a México, así como la visita que AMLO realizó a la Casa Blanca –el 8 de julio pasado– y el hecho de que el mandatario mexicano fuera el último en reconocer el triunfo del entonces candidato demócrata.

En entrevista en “Los Periodistas”, programa que conducen Álvaro Delgado Gómez y Alejandro Páez Varela en la cadena La Octava, Jon Lee dijo que justo este viernes se había reunido con dos altos funcionarios del Departamento de Estado de EU, quienes le confiaron que incluso “hubo peticiones privadas del grupo de Biden directamente a López Obrador” para que, “por favor”, reconsiderara su viaje a Washington, DC, pero no lo hizo.

Desde el punto de vista de ellos, comentó el periodista de la revista The New Yorker y colaborador de diarios como The New York Times, Financial Times, El País, Le Monde y otros medios de renombre mundial, “hubo un empecinamiento del Presidente mexicano en hacer migas con Trump y desaires a Biden”.

Joe Biden. Foto: AP.

Sin embargo, expuso, Biden es un tipo veterano y maduro, “no es un vulgar, como Trump, que va a lavar la ropa sucia en público. No, no lo va a hacer así. Pero digamos que, a mi entender, hay un trabajo diplomático que hacer porque sí están un poco en vilo con la actitud del Presidente mexicano”.

La entrevista de esta tarde se dio justo en el momento en que el Presidente mexicano habló por teléfono con el ahora Presidente de Estados Unidos.

De acuerdo con un mensaje de López Obrador difundido en su cuenta de Twitter, la conversación fue amable y respetuosa.

“Conversamos con el Presidente Biden, fue amable y respetuoso. Tratamos asuntos relacionados con la migración, la COVID-19 y la cooperación para el desarrollo y el bienestar. Todo indica que serán buenas las relaciones por el bien de nuestros pueblos y naciones”, escribió el mandatario mexicano.

Esta es la segunda ocasión que López Obrador y Joe Biden hablaron por teléfono en un mes. La primera fue el 19 de diciembre pasado, cuando Biden fue reconocido oficialmente como Presidente electo de Estados Unidos.

MÉXICO SE VE COMO “PROBLEMÁTICO”

El equipo de Biden, agregó Jon Lee en la entrevista con “Los Periodistas”, quiere proseguir con los temas bilaterales, como siempre, como dos países que comparten frontera y tantas otras cosas, pero según lo manifestado por los funcionarios “México es un país que se ve con preocupación, y está visto por el círculo de Biden como problemático.

–Tu ves que el equipo de Biden o el equipo de Biden vean, por ejemplo, más problemas por los gestos de López Obrador con la DEA. ¿Ves que se complique más la relación? –le preguntó Páez Varela.

Jon Lee Anderson respondió que el tema de la seguridad es clave para ambos países y este tema lo mencionó en su conversación con los dos altos funcionarios del Departamento de Estado.

Ellos, añadió, entienden que el Presidente levante una bandera soberanista, pero sus declaraciones vienen en un momento inoportuno, “debido a que México está inmerso en un conflicto doméstico con el narco, que incluye raíces que incluye a oficiales y funcionarios y no es secreto de nadie, que es así. Entonces crea una situación de desconfianza y no saben a dónde va con eso”.

Entienden que esto, dijo, tiene una ventaja en cuanto a la política doméstica para AMLO, “pero en cuanto a la relación bilateral enturbia las aguas y crea desconfianza, donde no la hubo. Creo que va a ver un replantamiento en cuanto a la administración de Biden de la manera en que los dos países entablan sus relaciones bilaterales y sus niveles de cooperación”.