México

Fiscalía de CdMx investiga posible robo de cuerpo de menor hallado en penal de Puebla

22/01/2022 - 11:06 am

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México abrió una carpeta de investigación por la exhumación del cadáver de un bebé hallado en un penal de Puebla.

Ciudad de México, 22 de enero (SinEmbargo).– La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) confirmó que investiga el presunto robo del cuerpo de un bebé fallecido en la Ciudad de México y que se presume fue hallado en un penal de Puebla.

El pasado 14 de enero se informó del hallazgo del cadáver de un bebé de tres meses que apareció en la basura del penal de San Miguel. El hecho provocó la indignación de organizaciones que defienden los derechos de la niñez y también pronunciamientos por parte de organismos de derechos humanos que exigieron a las autoridades esclarecer el caso.

Ayer, Saskia Niño de Rivera, confundadora de la asociación civil Reinserta, dio más datos acerca del bebé. En su cuenta de Twitter explicó que se llamaba Tadeo y nació el 4 de octubre de 2021 en la Ciudad de México, pero debido a problemas intestinales murió el 5 de enero de este año. El día 6 fue enterrado en el Panteón de Iztapalapa.

A los pocos días de hacerse público el hallazgo en el penal de San Miguel, y al ver la noticia en los medios, los papás sospecharon que el bebé que habían encontrado en el penal era su hijo, por lo que fueron al panteón y descubrieron que el cadáver del bebé ya no estaba.

Los padres denunciaron que en el panteón fueron amenazados para que se quedaran callados, pero no lo hicieron y este día acudieron a la Fiscalía de Puebla para exigirles reconocer el cuerpo del menor.

“¿Por qué el bebé fue llevado al penal de Puebla? ¿Cómo ingresa un bebé muerto a un penal? Cómo es que las autoridades no se dan cuenta que un bebé entra y nunca sale?”, cuestionó Niño de Rivera.

Esta mañana, la Fiscalía capitalina a cargo de Ernestina Godoy informó que recibió una denuncia del administrador de un panteón ubicado en la Alcaldía Iztapalapa en la que se señala que una mujer refirió que al presentarse al lugar donde hace unos días sepultó a su bebé, solicitó que se excavara el sitio. Al hacerlo, el cuerpo ya no se encontraba en donde fue enterrado.

La dependencia precisó que la mujer, quien acudió al panteón acompañada de un hombre, decidió acudir a la tumba luego de que se enteró de que en redes sociales fue hallado el cadáver de un recién nacido en el estado de Puebla.

“El declarante se trasladó a la ubicación de la tumba y constató que en el lugar no se encontraba ningún cadáver, por lo cual se presentó a denunciar los hechos”, precisó la Fiscalía capitalina.

La dependencia informó que personal ministerial de la Fiscalía de Investigación Territorial en Iztapalapa, adscrito a la Coordinación General de Investigación Territorial, ya integra la carpeta de investigación respectiva y solicitó apoyo de elementos de la policía de investigación, así como de la Coordinación General de Investigación Forense y Servicios Periciales en materia de criminalística, fotografía y química para recabar indicios.

La Fiscalía capitalina detalló que integrará dicha denuncia a la investigación iniciada por noticia criminal en la Coordinación General de Investigación de Delitos de Género y Atención a Víctimas,tras un rastreo en anfiteatros de la ciudad, tanto de la institución, como de hospitales y el INCIFO, a fin de ahondar en los hechos ocurridos.

LA CRONOLOGÍA DEL HALLAZGO

–El 14 de enero el cadáver del bebé apareció en la basura del penal de San Miguel, en la ciudad de Puebla.

–Ese mismo 14 de enero la Comisión de Derechos Humanos del estado de Puebla inició una investigación del caso y ordenó entrevistas a quienes estuvieran relacionados con los hechos para identificar que sucedió. También solicito que se buscará a los familiares del bebé.

–El 15 de enero la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió un comunicado para dar a conocer que ejercería su facultad de atracción para investigar el caso, sin embargo la CDH le pidió no hacerlo y recularon para respectar la atribución del organismo estatal.

–El 17 de enero, el Gobernador de Puebla calificó el hecho como gravísimo y prometió que se investigaría a profundidad el caso. Además, dijo que se revelaría “mucha porquería”, pero no adelantó nada más.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas