México

Wendy lleva 2 años desaparecida. Su familia acusa omisiones en Jalisco y Nayarit

22/01/2023 - 8:06 pm

El último lugar en el que se supo de Wendy fue en la carretera de Nayarit a Jalisco. Aunque en enero de 2021 el Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, se comprometió a que su administración trabajaría por localizar a la joven, su familia sigue en la búsqueda.

Ciudad de México, 22 de enero (SinEmbargo).– Wendy Sánchez Muñoz, una joven artista, cumplió dos años desaparecida y, pese al compromiso que autoridades de Nayarit y Jalisco hicieron para hallarla, su familia denuncia que conforme los meses avanzan no hay avances en el caso.

“En el ultimo año no ha habido ni avances, ni presentación, ni absolutamente nada, nada nuevo por parte de la Fiscalía de Nayarit. Está más que evidente el carpetazo, es lo que pensamos porque no se ha hecho nada nuevo”, expuso Baruc Sánchez, hermano de la joven que fue vista por última vez el 9 de enero de 2021, cuando partió de San Pancho, en Nayarit, en su camioneta Jeep Cherokee color blanco modelo 2015 rumbo a Guadalajara, Jalisco, donde visitaría a una de sus hermanas.

Baruc Sánchez denunció que la comunicación con autoridades de Nayarit, cuya Fiscalía atrajo la investigación, dejó de ser constante. “Ha habido una desconexión fuerte por parte de ellos”.

El último lugar donde se sabe que estuvo Wendy fue en la carretera rumbo a Jalisco y en 2021, ante las protestas que generó sus desaparición, el Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, se comprometió públicamente a que las autoridades de la entidad trabajarían en coordinación con las de Nayarit.

“Estamos en coordinación con la Fiscalía de Nayarit, sepan que estaré al pendiente del tema”, expuso en entrevista con medios el 16 de enero de 2021.

 

Sin embargo, Baruc Sánchez recordó que después de ese encuentro, a una semana de la desaparición de su hermana, las autoridades de Jalisco poco a poco evadieron sus compromisos.

“El apoyo del Gobierno de Jalisco es inexistente. [Enrique Alfaro] salió a postear fotos y jamás volvió a mencionar absolutamente nada. Y también la posición por parte de la Fiscalía fue: ‘ese asunto es de Nayarit y lo tienen que resolver ahí’. Entonce realmente la relación es cero, inexistente”.

El Gobierno jalisciense tiene una responsabilidad importante en el caso no sólo porque la desaparición tuvo lugar en una carretera rumbo al estado, también porque enfrenta una crisis de desapariciones.

Jalisco es la segunda entidad con más mujeres desaparecidas, con 2 mil 292, según datos actualizados hasta el 22 de enero del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO).

En el caso de Wendy, Baruc Sanchéz destacó que aún cuando en un momento la Comisión Estatal de Búsqueda de Jalisco trabajó con la de Nayarit, autoridades de Jalisco no mostraron interés por fortalecer la búsqueda y dar con su paradero.

Señaló que las autoridades aportaron información sobre el caso principalmente en los primeros seis meses después de la investigación, como la sábana de llamadas, algunos videos, pero siguen sin tener avances sobre las líneas de investigación que plantearon en ese momento “están en cero”.

A eso se suma los obstáculos con los que se han encontrado durante la búsqueda de Wendy, pues pese a que la Ley General de Víctimas obliga a las autoridades de justicia a permitir a las familias a acceder a las carpetas de investigación, la familia de la joven artista pudo hacerlo sólo gracias a que consiguió un amparo.

“Las investigaciones, y te lo puedo decir por el caso de mi familia y por casos que conozco, las investigaciones avanzan por la información que damos como familiares, por la búsqueda de campo, por la información que recaban los colectivos, es gracias a eso, no por  las autoridades, ellos no siguen  trabajando, ni preguntan”, mencionó Baruc.

Wendy desapareció cuando tenía 33 años. Su familia la describe como una talentosa y activa artista plástica. Se dedicaba a crear piezas de arte que vende a hoteles, a turistas y negocios, además de dedicarse al diseño de interiores.

“Yo creo que su carácter, el ser una mujer fuerte que sus sueños, por eso ha logrado empatizar más a las personas. A veces nos preguntamos por qué, ella es una persona que tenía su tiendita de arte, quería una cafetería, vivía en un pueblito. Siempre surgen las preguntas, ¿por qué?”, se cuestiona su hermano.

Por el momento, recuerda Baruc, lo que persiste es la exigencia de la familia de Wendy, colectivas y de mujeres que la conocieron por dar con su paradero. En calles de San Pancho, Nayarit, siguen murales con su rostro, al igual que en calles de Guadalajara. “Nos falta Wendy”, se lee en uno de ellos.

Montserrat Antúnez Estrada
Periodista y editora. Feminista. Comprometida con comunicar temas sobre acceso a la justicia y derechos humanos. Trabaja por un periodismo con perspectiva de género y que respete la dignidad de las personas.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas