París, 22 feb (EFE).- El fotógrafo francés Rémi Ochlik, muerto hoy junto a otra periodista estadounidense en Homs en un bombardeo, había ido ayer a esa ciudad de Siria por su cuenta, a pesar de las instrucciones de la revista “Paris Match”, en la que había publicado recientemente.

El reportero de guerra de “Paris Match” Alfred de Montesquiou, que estuvo con Ochlik en Siria la semana pasada, contó a Efe que la dirección de la revista les había instado a que salieran de Siria, tras haber tenido que huir en circunstancias peligrosas de la ciudad de Zabadani.

De Montesquiou explicó que él siguió las directrices de su empresa y se fue al Líbano, pero su compañero Ochlik, que trabajaba por su cuenta, optó pese a todo por continuar en Siria y se trasladó a Homs, adonde había llegado a última hora de ayer.

El fotógrafo de “Paris Match”, que hoy ya estaba de vuelta en París, señaló que su compañero le envió anoche un correo electrónico para indicarle que se encontraba en Homs con un periodista del diario español “El Mundo”.

El ministro francés de Exteriores, Alain Juppé, confirmó el fallecimiento de Ochlik, de 28 años, a la salida del Consejo de Ministros, aunque no quiso dar detalles hasta “saber exactamente las condiciones de esta muerte”.

Juppé, que envió su pésame a la familia, consideró en cualquier caso que este suceso “es una muestra más del deterioro de las condiciones en Siria” y de la “represión”.

El fotógrafo francés, que el pasado año había cubierto la guerra de Libia y las revoluciones en Túnez y Egipto para diversos medios como “Le Monde”, “Paris Match”, “Time” o “The Wall Street Journal”, había creado en 2005 su propia agencia, IP3.

También había trabajado como reportero de guerra en la República Democrática del Congo (RDC) en 2008. EFE