El virus SARS-CoV-2 ha dejado de momento más de 2 mil 300 fallecidos y 76 mil  contagiados en una treintena de países, aunque la inmensa mayoría de casos y víctimas mortales se han producido en China, origen del patógeno.

En total hay 76 mil 288 infectados por el virus en el país, que ha causado 2 mil 345 muertes, mientras que 20 mil 695 pacientes se han recuperado de la enfermedad y 5 mil 365 personas son sospechosas de haberla contraído.

Por Javier García y Andrés Sánchez Braun

Pekín, 22 feb (EFE).- Los nuevos casos de infectados por el coronavirus en China descendieron hoy en casi medio millar respecto a los del viernes, aunque el continúo cambio de los criterios empleados para contar a los enfermos y las dudas sobre el potencial real del patógeno mantienen al país todavía a la expectativa. En tanto, en Italia y Corea del Sur las autoridades se mantienen alerta debido al ritmo alarmante con el que aumentan los casos confirmados.

Según los datos oficiales, en las últimas 24 horas hasta la medianoche del viernes, en China se contabilizaron 397 nuevos casos de COVID-19 (frente a los 889 anunciados ayer) y 109 nuevas muertes, la inmensa mayoría de ellos en la provincia de Hubei, foco de la epidemia.

En total hay 76 mil 288 infectados por el virus en el país, que ha causado 2 mil 345 muertes, mientras que 20 mil 695 pacientes se han recuperado de la enfermedad y 5 mil 365 personas son sospechosas de haberla contraído.

Las autoridades sanitarias chinas decidieron el pasado 13 de febrero que en la provincia de Hubei se añadirían a la lista de casos confirmados los detectados por medio de tomografías computerizadas, además de por pruebas de ácido nucleico.

Esa decisión disparó entonces el número de casos en esa provincia, que se han vuelto a reducir desde que el pasado miércoles se volvió a cambiar el criterio, limitando de nuevo los casos confirmados a los test de ácido nucleico.

En las últimas 24 horas, en China se contabilizaron 397 nuevos casos de COVID-19. Foto: EFE

En total hay 76 mil 288 infectados por el virus en el país. Foto: EFE

Los últimos 366 nuevos casos registrados en Hubei representan el segundo menor número contabilizado desde hace más de tres semanas. Foto: EFE

DESCONFIANZA EN DATOS OFICIALES

Esa continúa modificación de los criterios y el consiguiente baile de cifras han creado desconfianza sobre la precisión de los datos oficiales entre la población, que continúa mayormente recluida en sus casas, aunque poco a poco algunas ciudades comienzan a recuperar cierta actividad.

Sea como fuere, los últimos 366 nuevos casos registrados oficialmente en la provincia de Hubei representan, tras los 349 del pasado miércoles, el menor número contabilizado desde hace más de tres semanas.

EPIDEMIA EN ITALIA

La cifra oficial de personas infectadas por el coronavirus en Italia es de 51, de ellas 39 en Lombardía y 12 en Veneto; se ha confirmado que hay dos fallecidos y que han sido puestas en aislamiento once localidades del norte del país, donde se concentra este brote.

Así lo confirmó el Asesor de bienestar social de la región de Lombardía, Giulio Gallera, en una rueda de prensa en la que confirmó que el epicentro del brote de coronavirus en Italia está en la provincia de Lodi, donde se han registrado casi todos los positivos por el coronavirus Covid-19.

Explicó que los primeros seis casos detectados corresponden a las personas que tuvieron contacto con el denominado “paciente uno”, el hombre de 38 años de Codogno, en la provincia de Lodi, que se encuentra en estado grave después de haberse contagiado, se supone, tras cenar con un amigo que había llegado de China el pasado 21 de enero.

Entre estos primeros contagiados se encuentra la mujer de este, embarazada de ocho meses; un amigo con el que salía a correr y el padre de este último, según han podido reconstruir las autoridades de la región de Lombardía.

Explicaron que se han realizado un total de 259 pruebas en las últimas horas para localizar los contagios.

Entre ellos está también el caso de una mujer de 38 años que se encontraba ingresada en el hospital de Cremona por problemas respiratorios y que se descubrió que estaba contagiada al conocer que tenía contactos en Codogno, el epicentro del brote infeccioso.

La cifra oficial de personas infectadas por el coronavirus en Italia es de 51. Foto: EFE

El Presidente del Gobierno, Giuseppe Conte, se reunió con los responsables de Protección Civil para tomar eventuales “medidas extraordinarias”. Foto: EFE

Mientras, en Véneto hay otros doce contagiados, entre ellos familiares o allegados del hombre de 78 años que falleció el viernes por el Covid-19 en la localidad de Vo’ Euganeo.

El Presidente del Gobierno, Giuseppe Conte, se reunió durante varias horas con los responsables de Protección Civil para tomar eventuales “medidas extraordinarias” ante este foco.

La preocupación se concentra ahora en conocer el origen de este foco, ya que resulta extraño que todos estos contagios sean originados por el caso de un italiano de 38 años que cenó con un amigo que había estado en China y había regresado de este país el pasado 21 de enero, pero que ha dado negativo a las pruebas que le han realizado y nunca tuvo síntomas.

COREA DEL SUR 

La epidemia de coronavirus sigue creciendo en Corea del Sur, donde ya se han dado 433 contagios tras los 229 nuevos casos confirmados hoy, la mayoría nuevamente registrados en torno a la ciudad de Daegu, en el sureste del país.

En los últimos cuatro días el número de contagiados por el COVID-19, que ha dejado ya tres muertos en Corea del Sur esta semana, se ha multiplicado por más de 14, de momento con dos focos muy claros; la secta cristiana Shincheonji en Daegu y alrededores y el hospital Daenam del colindante condado de Cheongdo.

En todo caso, las autoridades sanitarias surcoreanas han insistido por el momento en que la epidemia se encuentra todavía en una fase controlable y mantienen la alerta en el tercer nivel (de un máximo de cuatro).

De los 229 nuevos casos de hoy, 95 corresponden al hospital Daenam del condado de Cheongdo, según detalló el Centro para la Prevención de Enfermedades Contagiosas de Corea (KCDC).

En los últimos cuatro días el número de contagiados por el COVID-19 en Corea del Sur se ha multiplicado por más de 14. Foto: EFE

Autoridades sanitarias surcoreanas han insistido por el momento en que la epidemia se encuentra todavía en una fase controlable. Foto: EFE

La epidemia de coronavirus sigue creciendo en Corea del Sur, donde ya se han dado 433 contagios. Foto: EFE

En este centro médico de Cheongdo, que ha sido declarado “zona de atención especial” junto con la colindante Daegu, estuvieron ingresadas las dos primeras víctimas mortales del patógeno en Corea del Sur y, sumando los números de hoy, en total se han detectado 111 positivos (102 pacientes y 9 miembros del personal sanitario).

Otros 100 nuevos casos detectados hoy corresponden a seguidores de Shincheonji, de los que ya hay en total 231 infectados.

Aunque en su mayoría se trata de fieles residentes en Daegu y la vecina provincia de Gyeongsang del Norte, los recuentos de hoy han indicado que hay otros 9 miembros de la iglesia contagiados en diversos puntos de la geografía del país, como las ciudades de Seúl, Busan, Gwangju y Ulsan o las provincias de Gangwon y Gyeonggi.

Esto responde aparentemente a la estricta obligación con la que deben cumplir los miembros de esta secta cristiana de asistir a misa cada miércoles y domingo, que hace que aquellos que viajen tengan que acudir a la rama local de Shincheonji más cercana para rendir culto.

El KCDC considera en todo caso que la sede de este culto en Daegu fue el principal foco de propagación (las misas de domingo congregaban a unos mil fieles), mientras que ha empezado a poner en duda el que una seguidora de 61 años, a la que se había considerado como un posible agente “super contagiador”, haya tenido tanto peso en la infección como se pensó inicialmente.

Por otro lado, también se confirmaron hoy otros 22 contagios en diversos puntos del país no ligados con el hospital de Cheongdo ni la secta, lo que apunta a que, más allá de esos dos focos en el sureste, la epidemia ha entrado en una fase de contagio local en la que es difícil empezar a detectar el rastro epidemiológico de los contagios.

El virus SARS-CoV-2 ha dejado de momento más de 2 mil 300 fallecidos y 76 mil contagiados en una treintena de países, aunque la inmensa mayoría de casos y víctimas mortales se han producido en China, origen del patógeno.