Las autoridades deberán detener la construcción de la obra del Tren Maya luego de que una jueza concedió la suspensión definitiva en tres municipios de Yucatán.

Ciudad de México, 22 de febrero (SinEmbargo).- Un juzgado federal, el Tercero de Distrito en Yucatán, concedió a los habitantes la suspensión definitiva de las obras del Tren Maya, por lo que las autoridades deberán detener las construcciones en los municipios de Mérida, Chocholá e Izamal.

La jueza Karla Domínguez Aguilar estipuló la suspensión en el amparo 613/2020 promovido por los residentes que afirman que dicha construcción provocará daños ambientales irreversibles en el medio ambiente, además consideran que el tema no fue consultado de forma adecuada con las comunidades.

La suspensión estará vigente todo el tiempo que dure el trámite del juicio de amparo, mediante el cual se busca identificar si se informó o no. Aunque, cabe resaltar que, el Gobierno podrá impugnar la decisión mediante un recurso de revisión ante un tribunal colegiado de circuito.

Algunas agrupaciones defensoras denunciaron la violación al derecho a la información, la vulneración del derecho a la adecuada participación de las comunidades indígenas y la omisión de una evaluación ambiental regional respecto a la construcción de la obra.

El colectivo Kanan Derechos Humanos dio a conocer, mediante un comunicado, que con este hecho pueden exigir el derecho a la información pública y obtener una sentencia favorable que se pueda materializar.

El freno temporal afecta al tramo 3, y parcialmente el tramo 4, debido a esto las mexicanas Construcciones Urales y Gami Ingeniería e Instalaciones, e ICA Constructora también se verán impactadas.

En julio de 2020, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales a través de la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (DGIRA) realizó una consulta, donde se lograron detectar algunas omisiones de anexos que se señalaban en Manifestación de Impacto Ambiental del proyecto “Tren Maya Fase 1”, pero que no estaban integrados en el expediente.

Además, el pasado 21 de enero del presente año, el Juzgado Tercero concedió la suspensión provisional de la ejecución de obras en dichos municipios.

La construcción del Tren Maya se ha visto envuelta en diversas polémicas, pues recientemente la Auditoría Superior de la Federación (ASF) acusó al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) de no aclarar 156.1 millones de pesos. Sin embargo, el Fonatur destacó que “el Tren Maya es un proyecto transparente que cumple con la normatividad”.

El Tren Maya es un proyecto prioritario de Andrés Manuel López Obrador con una inversión de 6 mil 294 millones de dólares para cerca de mil 554 kilómetros en los cincos estados del sureste: Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

-Con información de EFE.