La petición en la plataforma Change.org llamada “Sacrificio Cero de perros y gatos en Guadalajara, Jalisco” busca que la población no evada su responsabilidad de darles un trato digno a los animales y que las autoridades apliquen la política de “Cero Sacrificios”, como se hace en otros países.

Más de siete mil 600 perros y gatos fueron sacrificado entre enero y agosto del 2015. Foto: Cuartoscuro

Más de siete mil 600 perros y gatos fueron sacrificado entre enero y agosto del 2015. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 22 de marzo (SinEmbargo).- Miles de ciudadanos se sumaron a una campaña para evitar que gatos y perros sean sacrificados en Guadalajara, Jalisco.

La petición en la plataforma Change.org llamada “Sacrificio Cero de perros y gatos en Guadalajara, Jalisco” busca que la población y las autoridades no evadan su responsabilidad de darles un trato digno a los animales y que apliquen la política de “Cero Sacrificios”, como se hace en otros países.

Según los datos publicados, más de siete mil 600 perros y gatos fueron sacrificado entre enero y agosto del 2015, en la Zona Metropolitana de Guadalajara.

La petición, que hasta el momento lleva más de 18 mil 500 firmas, detalla que hay más perros y gatos vagabundos que bajo el cuidado humano, pues se calcula que alrededor de unos 350 mil animales deambulan en las calles.

“En las ciudades de Buenos Aires y Madrid se han aprobado leyes en contra del maltrato y el sacrificio de animales. En Madrid, el Centro Integral de Acogida de animales de la Comunidad ya está aplicando el principio de ‘sacrificio cero’, que ahora se extenderá a todos los centros y albergues. En el caso de Buenos Aires, El Senado y Cámara de diputados sancionan los sacrificios de animales”, dice la petición.

Se trata de una práctica cruel y anticuada para los animales abandonados en Guadalajara, que evade la responsabilidad de la población y de las autoridades acerca de tener una mascota y cuidarla a lo largo de su vida, se señala.

Por lo anterior, el usuario registrado como Ensayo Sobre el Paisaje, propone crear una Ley que elimine el sacrificio de perros y gatos en los centros de control animal y antirrábico como método de control de la población, y que  se tome  como ejemplo las  experiencias de ciudades como Buenos Aires y  Madrid, para implementarlas en la zona metropolitana de Guadalajara.

La propuesta señala que la Ley debe ir acompañada de nuevas iniciativas, como el apoyo institucional a los albergues existentes, la creación de nuevos centros por parte del gobierno local, campañas gratuitas de esterilización y vacunación, así como campañas de educación en tenencia responsable, vigilancia y regularización de criaderos, y multas para aquellos que abandonen y maltraten a perros y gatos.