Un grifo en mal estado o que gotea de forma constante puede llegar a consumir grandes cantidades de agua al día, más aún si se trata de una cisterna, que puede llegar a desperdiciar 100 litros cada jornada.

eL 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua. Foto: EFE.

Ciudad de México, 22 de marzo (SinEmbargo/ASMéxico).- La humanidad necesita agua. 4 mil 500 niños mueren cada día por falta de acceso al agua limpia y se calcula que más de 600 millones de personas en todo el planeta viven sin suministro de agua potable cerca de sus domicilios. Para concienciar de su importancia, desde hace 25 años se celebra cada 22 de marzo el Día Mundial del Agua, una fecha en la que, anualmente, se destaca un tema relacionado con el tan valorado líquido.

“¿Por qué desperdiciar agua?” es el tema elegido para este año por la ONU para concienciar a todos aquellos que tenemos acceso al agua de forma sencilla de que es posible ahorrar en el consumo y contribuir a que el planeta no sufra una escasez innecesaria.

De media, tal y como informa Ecologistas en Acción, un hogar utiliza 300 litros de agua diarios, una cifra desmesurada y que, con pequeños hábitos, podemos llegar a reducir. ¿Cómo? Empezando por 10 sencillos pasos:

Más de 600 millones de personas no poseen un suministro de agua potable cerca de su hogar. Foto: EFE.

No fregar con el grifo abierto. Un grifo llega a dar entre 5 y 10 litros de agua al minuto. El paso más sencillo para ahorrar agua a la hora de fregar es llenar las dos pilas del fregadero, una para enjabonar y otra para aclarar.

Descongelar los alimentos con tiempo. Una planificación de la comida puede evitar que tengamos que utilizar el chorro de agua caliente para descongelar los alimentos y, por tanto, reducir el nivel de consumo.

Lavar alimentos en un recipiente. Al igual que sucede con la limpieza de cubiertos, lo ideal para frenar el gasto de agua es utilizara un recipiente para limpiar frutas y verduras en lugar del grifo abierto.

Llenar la lavadora y el lavavajillas. Un lavavajillas puede llegar a utilizar 40 litros en cada uso y una lavadora unos 100. Por ello y para evitar más usos de los que debemos, lo correcto es llenar su capacidad.

No utilizar el baño como papelera. Cada vez que se tira de la cadena, la cisterna vierte entre 8 y 10 litros de agua. Reducir las veces que se hace el gesto es fundamental para ahorrar, por lo que se recomienda evitar papeles, colillas y otros residuos más allá de los evidentes.

Un hogar consume de media 300 litros de agua al día. Foto: EFE.

Quitar carga en la cisterna. Aunque cada vez es más habitual ver sistemas de doble descarga en los baños, aún son muchos los inodoros que no lo disponen. Una medida de ahorro es insertar dos botellas llenas de agua dentro de la cisterna, lo que hará que la descarga sea mucho menor.

Usar un vaso para el cepillado de los dientes. Aunque es habitual utilizar el grifo directamente para lavarse los dientes, lo recomendable es llenar un vaso con agua, un gesto con el que se pueden ahorrar cerca de 25 litros al día.

Ducharse en lugar de bañarse. La elección entre ducha y baño es determinante ya que la última puede gastar hasta 15 veces más agua.

Lavar el coche con un cubo. Utilizar una manguera para lavar un vehículo puede hacernos consumir entre 100 y 500 litros de agua. Emplear un cubo y una bayeta es la mejor forma para ahorrar agua.

Reparar grifos y cisternas. Un grifo en mal estado o que gotea de forma constante puede llegar a consumir grandes cantidades de agua al día, más aún si se trata de una cisterna, que puede llegar a desperdiciar 100 litros cada jornada.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ASMéxico. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.