La secretaria de prensa Sarah Sanders mostró a la prensa un mapa de Irak y Siria en el cual el grupo terrorista ya no controla territorio en la región.

La recuperación de Baghouz marcaría el fin del dominio territorial del autoproclamado califato de los militantes que una vez se extendió a través de un tercio de Siria e Irak.

A bordo del avión presidencial (AP).- La Casa Blanca informó esta mañana que todo el territorio que tenía ocupado el Estado Islámico en Siria ha sido “100 por ciento eliminado”.

La secretaria de prensa Sarah Sanders dijo a la prensa a bordo del avión presidencial que el presidente Donald Trump recibió el informe del secretario de Defensa interino Patrick Shanahan.

El Presidente Trump ha anunciado la inminencia de la victoria durante días, el cual se vio obstaculizado en las últimas zonas ocupadas por el EI debido a la presencia de civiles y familiares de este grupo extremista.

Sanders mostró a la prensa un mapa de Irak y Siria en el cual el grupo terrorista ya no controla territorio en la región.

El pasado 22 de febrero, al menos 36 camiones y dos autobuses fueron vistos saliendo a través de un corredor humanitario desde el último trozo de territorio de los militantes del EI en la remota aldea de Baghouz, cerca de la frontera iraquí.
Hombres, mujeres y niños fueron escoltados por camionetas montadas con armas de fuego pertenecientes a las Fuerzas Democráticas Sirias respaldadas por Estados Unidos.

Unos 300 militantes de ISIS, junto con cientos de civiles que se cree eran principalmente sus familias, estuvieron sitiados durante más de una semana en el campamento de tiendas de campaña en Baghouz. Las Fuerzas Democráticas Sirias, lideradas por los kurdos rodearon una última la parcela de tierra para esperar y lograr su asalto final.

La recuperación de Baghouz marcaría el fin del dominio territorial del autoproclamado califato de los militantes que una vez se extendió a través de un tercio de Siria e Irak. También permitiría al presidente Trump comenzar a retirar las tropas estadounidenses del norte de Siria, como se comprometió a hacer, abriendo un nuevo capítulo en la guerra civil de ocho años de Siria.