Boston/Washington, 22 abr (dpa) – Una semana después de los ataques con bomba de Boston aumentaron las críticas a la policía federal estadounidense: el FBI no siguió lo suficiente las pistas que apuntaban a la radicalización del sospechoso fallecido Tamerlan Tsarnaev, afirma hoy The New York Times.

Los congresistas Michael McCaul y Peter T. King hablaron de un “error de los servicios secretos”, apuntó el diario. El caso lanza serias dudas sobre la efectividad de la lucha contra el terrorismo en Estados Unidos, escriben los republicanos en una carta enviada al FBI, el Departamento de Seguridad Interior y al presidente del Servicio Nacional de Inteligencia y que cita también el diario USA Today.

McCaul preside la Comisión de Seguridad Interior en la Cámara de Representantes y tiene acceso a informaciones de los servicios secretos, mientras King es experto en la lucha contra el terrorismo.

Agentes del FBI vigilaban a Tamerlan desde 2011 como “radical islamista”, y lo interrogaron a él y a miembros de su familia. Sin embargo la policía responsable de la seguridad interna no reanudó sus investigaciones cuando Tamerlan volvió a Estados Unidos tras un viaje de seis meses a Daguestán y a Chechenia. Según el New York Times, se radicalizó tras su regreso.

Tamerlan Tsarnaev, de 26 años, murió durante una persecución el pasado viernes. Su hermano menor Dzhokhar, de 19 años, que se encuentra hospitalizado tas sufrir un disparo en el cuello, ya puede hablar, aunque al parecer de momento sólo ha podido responder por escrito a las preguntas que se le han hecho, informó el diario USA Today en su edición online citando a un investigador que habló a condición de anonimato.

Según los investigadores, podría ser acusado hoy lunes ante un juez federal y podría enfrentar la pena de muerte, ya que aunque el estado de Massachusetts la ha abolido, en el país sigue existiendo. La CNN citó a un funcionario del Departamento de Justicia que dijo que Tsarnaev tendrá que responder por terrorismo según la ley federal y por cargos de asesinato según la ley del estado.

El jefe de la policía de Boston, Ed Davis, cree que los dos hermanos fueron los responsables del ataque de Boston y que planeban más atentados.

En base a las pruebas encontradas la policía tiene motivos para suponer que los hermanos querían “atacar a más personas”, dijo Davis a la televisión CBS, sin especificar cuáles podrían ser sus próximos objetivos.

Durante la persecución de Tamerlan y Dzhokhar Tsarnaev, los investigadores se incautaron de todo un arsenal de bombas y materiales de fabricación casera. En el ataque del lunes en el maratón de Boston murieron tres personas, entre ellas un niño de 8 años, y unos 180 corredores y espectadores resultaron heridos.

Mientras, el alcalde de Boston, Thomas Menino, y el gobernador Deval Patrick llamaron hoy a recordar a las víctimas con un minuto de silencio a las 18:50 GMT, la misma hora de las explosiones. Después sonarán las campanas de todo el estado de Massachussetts.