El desinterés del Gobierno federal, entre otros factores, tiene en riesgo a por lo menos diez especies en México, denuncian el Centro para la Diversidad Biológica y Alejandro Olivera Bonilla, biólogo marino y Maestro en Ciencias con especialidad en Uso, Manejo y Preservación de los Recursos Naturales.

la vaquita marina, la tortuga laúd, el lobo gris mexicano, el ajolote, la guacamaya roja, la mariposa monarca, el coral cuerno de alce, el pepino de mar, al orquídea monja blanca y el jaguar son las especies amenazadas por la falta de una legislación acorde y, también, por la corrupción que priva en la explotación irracional del medio ambiente.

Olivera Bonilla, autor del estudio “Las 10 especies mexicanas más icónicas en peligro”, alerta que “si esta crisis de extinción continúa, especies seguirán desapareciendo cada año, eliminando el rico patrimonio natural de México a futuras generaciones”.

Ciudad de México, 22 de abril (SinEmbargo).- Diez especies emblemáticas se encuentran en riesgo o de plano al borde de la extinción en México, entre otras causas, por la indiferencia que ha permeado en los gobiernos durante las últimas décadas, denunciaron el Centro para la Diversidad Biológica y Alejandro Olivera Bonilla, biólogo marino y Maestro en Ciencias con especialidad en Uso, Manejo y Preservación de los Recursos Naturales.

De acuerdo con un informe realizado por el Centro para la Diversidad Biológica, la vaquita marina, la tortuga laúd, el lobo mexicano, el ajolote, la guacamaya roja, la mariposa monarca, el coral cuerno de alce, el pepino de mar, la orquídea monja blanca, y el jaguar son especies que se encuentran en alguna categoría de riesgo.

En entrevista para SinEmbargo, el biólogo Olivera Bonilla, autor del estudio “Las 10 especies mexicanas más icónicas en peligro”, recordó que el país cuenta con legislaciones encargadas de brindar protección a las especies, pero únicamente “en papel”, ya que en la práctica la situación es distinta.

“Tenemos leyes que buscan proteger estas especies; sin embargo, la legislación actual no corresponde a la realidad para todas las amenazas que las especies en peligro de extinción están sufriendo”, dijo el Maestro en Ciencias.

En el Artículo Cuarto de la Ley General de Vida Silvestre (LGVS) se lee: “Es deber de todos los habitantes del país conservar la vida silvestre; queda prohibido cualquier acto que implique su destrucción, daño o perturbación”. Mientras tanto, la Norma Oficial Mexicana NOM059-SEMARNAT-2010 (NOM059) tiene la obligación de identificar a las especies de flora y fauna silvestres que están en riesgo en territorio mexicano.

El análisis publicado en ocasión del Día de la Tierra destaca que al incluir alguna especie en la NOM059, estará sujeta a la LGVS, que fue implementada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), por lo que se prohibe someterlas a explotación comercial, además, la instancia federal puede extender otro tipo de medidas para protegerla.

No obstante, Olivera Bonilla, quien es también representante del CDB en México, afirma en el estudio que “en muchos casos, los funcionarios no cumplen con las leyes y reglamentos cruciales que protegen a estas especies”.

Las especies emblemáticas mencionadas en el informe están incluidas en la NOM059, sin embargo, recriminó, la lista no ha sido actualizada en casi una década, es decir; desde la mitad de la administración de Felipe Calderón Hinojosa y la actual, a cargo de Enrique Peña Nieto, no se ha publicado modificación alguna.

El activista señaló que los recortes de la actual administración federal a la Semarnat muestran “un total desinterés en actualizar la lista de especies en riesgo y en conocer un estado más fidedigno de la biodiversidad con la que contamos”.

En 2012, antes de que Peña Nieto rindiera protesta como Presidente, la Semarnat recibió un presupuesto de 54 mil 717 millones de pesos. Ya para 2015, a la mitad de su mandato, la instancia obtuvo 67 mil 976 millones, pero el siguiente año se le trasquilaron 12 mil millones, con lo que se llegó a los 55 mil 770 mdp. El año pasado, a la dependencia federal se le asignó un presupuesto de 36 mil millones y en el periodo actual se le aumentaron apenas mil millones, de acuerdo con datos del Sistema Nacional de Información Ambiental y de Recursos Naturales (SNIARN).

Ante este panorama, Olivera aseguró que el siguiente sexenio tendrá retos por enfrentar en materia de protección de biodiversidad.

“El Gobierno de México debe tomar en serio la amenaza de la extinción de especies, y debería comenzar con conocer el estado de las plantas y los animales en todo el país”, dijo. También advirtió que “si esta crisis de extinción continúa, especies seguirán desapareciendo cada año, eliminando el rico patrimonio natural de México a futuras generaciones”.

A continuación se presenta la lista de las 10 especies emblemáticas amenazadas en México, las causas por las que están desapareciendo, cuántos individuos existen en vida silvestre y cuáles son las recomendaciones desde el CDB para protegerlas.

1. VAQUITA MARINA

Quedan menos de 30 vaquitas marinas en el planeta. Ilustración: Greenpeace.

Se encuentra bajo el estatus “En peligro de extinción”, dentro de la NOM059

La vaquita es un mamífero marino endémico del Golfo de California y es el cetáceo en mayor riesgo de extinción en todo el planeta: Se estima que actualmente poco menos de 30 ejemplares sobreviven. Según estimaciones del CDB, de no tomar medidas urgentes, para 2021 la vaquita podría verse sólo en fotografías.

La pesca ilegal de la totoaba –especie en peligro de extinción– es la principal causante de que hoy la marsopa más pequeña del mundo se encuentre a punto de desaparecer, ya que los ejemplares mueren al quedar atrapados en las redes de enmalle.

Entre las recomendaciones que hace el CDB para proteger a la especie se encuentran la aplicación de la ley y la eliminación de las redes de enmalle en el hábitat de la vaquita.

2. TORTUGA LAÚD

La tortuga laúd del Pacífico Oriental es la tortuga marina más amenazada del mundo, y estos animales anidan principalmente en Michoacán, Guerrero y Oaxaca. Foto: Conabio.

Se encuentra bajo el estatus “En peligro de extinción”, dentro de la NOM059

Es el reptil más pesado del mundo y la más grande de todas las tortugas vivientes, pues llega a alcanzar hasta 2 metros de largo y 700 kilogramos de peso.

Las principales amenazas que acechan a los mil individuos que sobreviven son las actividades antropogénicas, pues la especie que anida en Michoacán, Oaxaca y Guerrero se asfixia al comer trozos de plástico transparente a la deriva; sus huevos son colectados para el consumo humano; además, el desarrollo costero y el turismo han destruido las playas de anidación; por si fuera poco, la colisión con barcos y las redes de enmalle también las afectan.

Las propuestas para salvar a la especie incluyen la regulación de los vehículos de motor, la eliminación de fuentes de luz artificial, limpias de plástico, prohibición del uso de redes de enmalle y anzuelos con forma de “J” en áreas marinas próximas a playas importantes de anidación.

3. LOBO GRIS MEXICANO

El lobo mexicano es la subespecie más pequeña de lobo gris en América del Norte.Foto: Cuartoscuro.

Se encuentra bajo el estatus “Extinto en estado silvestre”, dentro de la NOM059

Es uno de los mamíferos en mayor en peligro de extinción en el continente americano, con apenas 31 sobrevivientes en vida silvestre, tras un programa de reintroducción. El lobo gris mexicano llega a medir lo que un pastor alemán y a pesar entre 21 y 41 kilogramos.

La especie fue exterminada en la naturaleza en los años 70 como resultado de las campañas de erradicación dirigidas por los gobiernos de Estados Unidos y México, ya que los lobos acababan con el ganado.

Actualmente, los dos gobiernos cuentan con programas para reintroducir y repoblar al lobo gris mexicano, pero siguen bajo amenaza por caza, intoxicación y pérdida de hábitat.

4. AJOLOTE MEXICANO

El ajolote mexicano está amenazado por el drenaje de la tierra y la pérdida de hábitat causada por el crecimiento de la Ciudad de México. Foto: Cri Rodríguez/ SinEmbargoMx.

Se encuentra bajo el estatus “En peligro de extinción”, dentro de la NOM059

El ajolote mexicano o “monstruo de agua” en náhuatl habitó en los lagos de Texcoco, Xochimilco y Chalco, en la Ciudad de México. Pero, ahora se estima que únicamente una centena de ellos sobrevivan en los canales y humedales de Xochimilco.

El drenaje de la tierra, la pérdida de hábitat causada por el crecimiento de la capital mexicana, el vertimiento de aguas residuales en sus lagos nativos y la introducción de especies invasoras son las principales amenazas que enfrenta el ajolote en vida silvestre.

El CDB recomienda a los gobiernos local y federal desarrollar programas de reintroducción con presupuesto que considere la restauración del hábitat y la creación de refugios para garantizar la supervivencia de los ajolotes.

Asimismo, urge a que los humedales de Xochimilco sean desinfectados y restaurados, a erradicar la fauna exótica invasora y a que la calidad del agua procedente de los sistemas de alcantarillado sea mejorada.

5. GUACAMAYA ROJA

La guacamaya roja ha sido completamente exterminada en Tamaulipas, Veracruz, Oaxaca, Tabasco y Campeche. Foto: Cuartoscuro.

Se encuentra bajo el estatus “En peligro de extinción”, dentro de la NOM059

Las plumas rojas, amarillas y azules visten a las aves que han sido completamente exterminadas en Tamaulipas, Veracruz, Oaxaca, Tabasco y Campeche.

Hoy por hoy, existen apenas dos poblaciones conocidas que habitan en menos del 5 por ciento de la República Mexicana, una de ellas se ubica en la selva Lacandona, Chiapas, y la otra en Los Chimalapas, Oaxaca.

Los problemas que han puesto en jaque a la especie son la pérdida de hábitat, la tala indiscriminada, la caza ilegal, el robo de polluelos, el tráfico ilegal, su baja tasa de éxito reproductivo, además, las abejas africanas pueden desplazar a las parejas de guacamayos de sus nidos e incluso matarlos.

Por ello, la organización civil insta a las autoridades a priorizar el Programa para la Conservación de Especies en Riesgo (PROCER) y a detener la tala en la selva tropical a fin de proteger el hábitat del ave y así los programas de reintroducción logren tener éxito.

6. MARIPOSA MONARCA

El año pasado, la población disminuyó un 27 por ciento respecto al año anterior. Foto: Cuartoscuro.

Se encuentra bajo el estatus “Protección especial”, dentro de la NOM059

Cada año, las mariposas monarca llegan a México, desde Estados Unidos y Canadá para resguardarse del intenso frío invernal en parte de Michoacán y el Estado de México, zona que abarca la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca, decretada como Área Natural Protegida (ANP) en 1986 para los fines de migración, hibernación y reproducción del insecto.

En 2017, la población que hoy se encuentra en más de 100 millones, disminuyó un 27 por ciento respecto a 2016 y más de un 80 por ciento si se compara con cifras estimadas a mediados de la década de los 90.

La falta de hábitat y la tala ilegal son amenazas que enfrenta el insecto. Además, el herbicida Roundup de Monsanto, utilizado e la siembra de cultivos genéticamente modificados, principalmente de maíz y soya de Estados Unidos es un “potente asesino” de algodoncillo, único alimento de la oruga monarca.

Las propuestas que el CDB comparte para detener la desaparición del insecto de color naranja y negro, son detener la tala ilegal y el uso de plantas transgénicas. Asimismo, urge a establecer acciones serias entre México y Estados Unidos que garanticen la conservación del hábitat en la frontera.

7. CORAL CUERNO DE ALCE

Abandono y cambio climático atentan contra el coral cuerno de alce. Foto: Abimarie Otaño, Cesam

Se encuentra bajo el estatus “Protección especial”, dentro de la NOM059

El coral cuerno de alce vive en aguas poco profundas y aunque en el pasado fue una de las especies dominantes en arrecifes someros del Caribe, su población ha disminuido drásticamente.

Este coral que puede ser de color amarillo, marrón o dorado es refugio de distintas especies, por lo que sin ellos otras familias podrían desaparecer y así disminuir la diversidad biológica y afectar la red alimentaria formada por cientos de especies en el arrecife.

El cambio climático, el deterioro de la calidad del agua por diversos contaminantes y el aumento de la temperatura superficial del mar amenazan a la especie.

Ante ello, el CDB sugiere la implementación de un plan de manejo que incluya la restauración del hábitat de coral en la reserva de la Biosfera del Gran Caribe mexicano. Asimismo, hace un llamado a tratar con urgencia el tema del cambio climático.

8. PEPINO DE MAR

El pepino de mar pude ser explotado con permiso federal. Foto: Shutterstock

Se encuentra bajo el estatus “Protección especial”, dentro de la NOM059

El pepino de mar llega a alcanzar 28 centímetros de largo y casi un kilogramo de peso. Habita en los arrecifes rocosos, arenosos y poco profundos a lo largo del Pacífico tropical oriental, desde el norte del Golfo de California hasta Ecuador.

La sobreexplotación es su principal amenaza, ya que en el mundo, la demanda por esta y otras especies de pepino de mar ha ido a la alza. El CDB señala en su informe que el estado de los individuos es hoy por hoy desconocido, sin embargo, “a pesar de los signos de sobreexplotación y su prohibición para pesca comercial, la Semarnat ha continuado con la emisión de permisos cada año”.

Por ello, la organización civil exige la prohibición de la captura de la especie.

9. ORQUÍDEA MONJA BLANCA

El hogar de la orquídea monja blanca se reduce año con año. Foto: Shutterstock

Se encuentra bajo el estatus “En peligro de extinción”, dentro de la NOM059

La flor se puede hallar en el país, en Chiapas, así como en Guatemala, Honduras y El Salvador, a altitudes entre mil 400 a dos mil 200 metros.

El hábitat de la orquídea monja blanca se ha reducido de forma aguda a causa de las plantaciones de café, el cultivo de arroz y frijoles, además del desarrollo urbano. Su colecta y el comercio están prohibidos en el país.

Ante ello, el CDB pide que el Gobierno de México elimine el comercio ilegal de orquídeas y detenga la destrucción de su hábitat en Chiapas. Además sugiere la implementación de n programa de reintroducción nacional.

10. JAGUAR

En México, más del 40 % del hábitat del jaguar ha desaparecido. Foto: Conabio.

Se encuentra bajo el estatus “En peligro de extinción”, dentro de la NOM059

La especie es conocida como “Océlotl” en náhuatl y “balam” en maya y ha sido asociada en diversas culturas mexicanas con el valor, poder, la noche, el inframundo, la fertilidad de la tierra y la muerte.

La subsistencia de los 4 mil jaguares que sobreviven se ve comprometida por la expansión de los asentamientos humanos la pérdida y fragmentación de su hábitat, la agricultura y la ganadería, la caza, además de la reducción de sus presas entre las que se incluyen mamíferos, aves, reptiles y peces.

Ante ello, el Gobierno mexicano, de acuerdo con el CDB, debe proteger el hábitat principalmente en Sonora, Sinaloa, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Querétaro, Hidalgo, Puebla, Nayarit, Jalisco, Colima, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Campeche, Quintana Roo y Yucatán.

Asimismo, las autoridades deben evitar la construcción de carreteras en áreas protegidas y promover el manejo responsable de ganado.