Dos altos mandos de Petróleos Mexicanos que laboraban en el sexenio de Enrique Peña Nieto fueron sancionados por la Secretaría de la Función Pública. Se les inhabilitó como servidores públicos por un periodo de 10 y 15 años, respectivamente, y a uno de ellos se le impuso sanciones económicas por casi 620 millones de pesos. La dependencia no precisó los nombres, pero uno de ellos es Emilio Lozoya, según confirmó el abogado del ex funcionario a la prensa.

Ciudad de México, 22 de mayo (SinEmbargo).– La Secretaría de la Función Pública (SFP) sancionó a dos altos mandos de Petróleos Mexicanos (Pemex) durante la administración de Enrique Peña Nieto. Uno de ellos es Emilio Lozoya Austin, según confirmó a la prensa el abogado del ex funcionario.

El abogado Javier Coello precisó que Lozoya fue notificado hoy de la sanción en su contra y adelantó que preparan una impugnación.

Esta mañana, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, titular de la SFP, giró instrucciones para notificar a dos altos mandos de Pemex sobre las resoluciones que los inhabilitan como servidores públicos por un periodo de 10 y 15 años, respectivamente. La sanción de los 10 años corresponde a Emilio Lozoya.

La Función Pública también impuso sanciones económicas por casi 620 millones de pesos a uno de ellos.

La dependencia explicó que una de las inhabilitaciones, por 10 años, es resultado de “un cuidadoso procedimiento de responsabilidades administrativas” en donde, entre otras cosas, se detectó que se proporcionó información falsa en la declaración de situación patrimonial. En dos ocasiones se omitió una cuenta bancaria que registraba saldos de cientos de miles de pesos.

La otra sanción se impuso por irregularidades en la compra de la planta industrial de Grupo Fertinal.

“Después de una minuciosa investigación, se demostró que el funcionario responsable hizo un mal uso de los recursos públicos al pagar un sobrecosto cercano a los 620 millones de pesos, por tal razón, se estableció una sanción resarcitoria equivalente al daño patrimonial infligido, además de los 15 años de inhabilitación al funcionario”, destacó la dependencia en un comunicado.

La Secretaría de la Función Pública ha impuesto casi 400 inhabilitaciones, que van desde funcionarios de nivel operativo hasta los rangos de directores generales. Además, se han aplicado 112 sanciones económicas que suman un monto superior a los 656 millones de pesos.

Desde el inicio de su administración el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha insistido en el tema de la corrupción de Pemex en sexenios pasados. Denunció que el robo de combustible se daba entre altos mandos de la petrolera. “Hubo huachicol desde arriba”, ha repetido en varias ocasiones.

Una de sus primeras acciones para evitar el robo de combustible fue la distribución de gasolinas a través de tanques, un plan que dejó varios días sin el hidrocarburo a los habitantes de algunos estados, pero que disminuyó el delito.

Lozoya Austin es señalado por recibir sobornos de 10 millones de dólares entre 2012 y 2014, a cambio de ayudar a la constructora brasileña Odebrecht para conseguir licitaciones con Pemex.

El ex directivo de Pemex ha negado las acusaciones de sobornos y también ha anunciado demandas por daño moral.

De acuerdo con las declaraciones del ex director de Odebrecht en México, Luis Alberto de Meneses Weyll -cuyos videos fueron difundidos por Quinto Elemento Lab-, Emilio Lozoya recibió 4 millones de dólares que habrían tenido como destino la campaña de Enrique Peña Nieto, para luego, obtener ayuda con contratos con Pemex.

Según la declaración, Lozoya planteó a Odebrecht, que sería “muy importante” si pudieran contribuir con algo cuando él los había apoyado desde 2009.

Hasta el momento se sabe que también una filial de Odebrecht, Braksem, intervino en la campaña del Presidente Enrique Peña Nieto con transferencias por 1.5 millones de pesos que fueron transferidos a Latin América Asia Capital, empresa que ha sido relacionada por testigos protegidos con Lozoya Austin.