Se deberá respetar el régimen de separación social (no menor a 1.5 metros,) y os gabinetes o sillones tipo booths se pueden utilizar. Los menús se prefieren desechables, de pizarra o a través de códigos QR.

Ciudad de México, 22 de mayo (SinEmbargo).- Prácticas de higiene con alimentos, bebidas o suplementos alimenticios. Requisitos y especificaciones de buenas prácticas, hasta en las materias primas a fin de evitar su contaminación. Son algunos de los requerimientos para las empresas.

Las medidas que la Cámara Nacional de la Industria de restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) las medidas de seguridad y prevención para cuidar la salud de las personas que asisten a restaurantes ante la presencia de la COVID-19, con base en la Norma Oficial Mexicana NOM-251-SSA-2009.

PERSONAL Y ESTABLECIMIENTO

Para la higiene, se deberán sanitizar, garantizar el abasto de insumos para el lavado y desinfección del establecimiento que incluya ventilación y campanas de la cocina. Deben contar con ventilación natural o mecánica. Limpiar profundamente el suelo periódicamente, así como paredes, muros y ventanas. Las toallas de tela deben descontarse. Fomentar los sistemas de reserva en línea.

La lideresa de la Canirac especificó que en este momento no están incluidos los restaurantes del Centro Histórico, ni en centros comerciales, al requerir de amplitud para dar distancia de dos metros, así como las cafeterías, las cuales no tendrán oportunidad de abrir todavía. Foto: Especial vía Zona Franca

El personal debe detectar grupos en riesgo y garantizar su seguridad. Evitar saludos de mano o beso entre los empleados. Se les darám  cubre bocas y careta facial que deben usar dentro de toda la jornada laboral. Además deberán evitar el uso de teléfonos celulares dentro de las instalaciones, si se utilizan deberán ser desinfectados.

En la cocina, establecer normas de trabajo para marcar flujos y que cada persona sepa su puesto. “Sabiendo que en una cocina es muy complicado mantener los 1.5 metros de distancia interpersonal, se recomienda que la distribución de trabajo sea lo más clara y organizada posible, apoyándose de señalizaciones o marcas en el piso indicando los lugares de trabajo”, planteó el documento.

Antonia López y su hijo Isaac se preparan para reabrir el restaurante Tacos El Tajín. Foto: Ted S. Warren, AP

INGRESO Y COMIDA

Para entrar al restaurante, en caso de haber un solo acceso, se ingresará conforme a la señalización. Se recomienda el uso de tapetes sanitizantes o similares y mantener abiertas las puertas para evitar contacto con puertas, además de favorecer la ventilación natural de espacios comunes. Las áreas de espera y vestíbulos deberían retirarse o desincentivarse y el gel antibacterial debe estar disponible.

Sobre el aforo o capacidad de personas permitidas, se deberá respetar el régimen de separación social (no menor a 1.5 metros,); por mesa el máximo será de 10 personas.

Los gabinetes o sillones tipo booths se pueden utilizar; los menús se prefieren desechables, de pizarra o a través de códigos QR. Después de cada servicio se debrá cambiar la manteleria completa.

Al montar la mesa se hará frente al cliente y eliminar elementos no necesarios como servilleteros, acrílicos, decoraciones y otros. Los condimentos, salsas y extras solicitados por el comensal, deberán de ser servidos al momento en porciones individuales.

En las barras de alimentos deben haber cubiertas anti-estornudos y será el staff el encargado de servir al comensal. Además se debe mantener la distancia social.

En la zona del bar la Sana Distancia se debe respetar, pero no pueden ser salas de espera. Las salas de juntas y privados se usarán en tanto no haya más de 10 personas al interior. Para las áreas de niños, todas deberán permanecer cerradas.

El método de pago más seguro autorizado es el electrónico, sin embargo se deben desinfectar dispositivos digitales, plumas, porta cuentas, TPVs después de cada uso y el área de caja debe ser limpiada frecuentemente.