El precio del petróleo se ha recuperado en los últimos días a medida que la actividad comienza a reanudarse, pero los precios cayeron después de que China informó este viernes que no publicaría un objetivo de crecimiento anual por primera vez.

Londres, Nueva York, 22 de mayo (EFE).- En la jornada las mezclas internacionales cayeron, pero reportan ganancias semanales por cuarta vez consecutiva, como un signo de reequilibrio de la oferta y la demanda y de un mayor optimismo ante la reapertura gradual de muchas economías, como la China.

El precio del barril de petróleo Brent para entrega en julio terminó hoy en el mercado de futuros de Londres en 35.11 dólares, un 2.85 por ciento menos que al finalizar la sesión anterior. El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, concluyó la jornada en el International Exchange Futures con un descenso de 1.03 dólares respecto a la última negociación, cuando cerró en 36.14 dólares.

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este viernes con una bajada del 1.98 por ciento, hasta los 33.25 dólares el barril. Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex) los contratos de futuros del WTI para entrega en julio restaron 0.67 dólares respecto a la sesión previa del jueves.

La cotización del crudo de referncia en Europa retrocedió ante la preocupación entre los inversores por la evolución de la demanda después de que China haya rehusado declarar un objetivo de crecimiento para 2020.

Esos temores frenaron la tendencia al alza impulsada por la caída de las reservas en Estados Unidos y las mejores perspectivas respecto al equilibrio entre oferta y demanda en el mercado, factores que ayer llevaron al Brent a su mayor nivel desde abril.

El precio del petróleo intermedio de Texas abrió inicialmente este viernes con un descenso del 3.36 por ciento, una tendencia negativa que se moderó posteriormente y que se produjo al resurgir la incertidumbre por las reaperturas económicas y por el crecimiento en China, el segundo mayor consumidor mundial.

Los precios del petróleo cayeron en todo caso debido también a las crecientes tensiones entre Estados Unidos y China y las dudas sobre qué tan rápido se recuperaría la demanda de combustible de la crisis del coronavirus.

La demanda de combustible se desplomó cuando se inició la pandemia de coronavirus y provocó que los Gobiernos impusieran restricciones a los movimientos y llevara a las empresas a cerrar sus puertas.

El petróleo se ha recuperado en los últimos días a medida que la actividad comienza a reanudarse, pero los precios cayeron después de que China informó este viernes que no publicaría un objetivo de crecimiento anual por primera vez. Pekín también prometió más gasto gubernamental a medida que la pandemia seguía afectando a la economía.

“El coronavirus ha anulado una década de crecimiento de la demanda mundial de petróleo y la recuperación será lenta”, recordó en una nota Stephen Brennock, experto de PVM.

“Una segunda ola (del coronavirus) no es una posibilidad tan remota y una nueva ronda de bloqueos podría enviar los precios a niveles mucho más bajos muy rápidamente, y el mercado lo sabe”, apuntó por su parte la analista senior de mercados petroleros de Rystad Energy, Paola Rodríguez Masiu.

Los precios del petróleo se han desplomado más del 40 % en 2020, repuntando estas últimas semanas en parte debido a los esfuerzos de la OPEP + para reducir el suministro. La Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, conocidos como OPEP +, están reduciendo el suministro en un récord de 9,7 millones de barriles por día desde el 1 de mayo para apoyar el mercado.

Por otro lado, los contratos de futuros de gasolina con vencimiento en julio se mantuvieron planos aunque algo a la baja en los 1,03 dólares el galón, y los de gas natural, que expiran el mismo mes, sumaron dos centavos hasta los 1,73 dólares por cada mil pies cúbicos.