Las víctimas dijeron que fueron trasladadas a México con engaños para explotarlas sexualmente. 

Ciudad de México, 22 de mayo (SinEmbargo).– Autoridades de la Ciudad de México rescataron a tres mujeres de nacionalidad extranjera, quienes posiblemente eran explotadas sexualmente.

Las víctimas, quienes se encontraban en un inmueble ubicado en la colonia San Pedro de Los Pinos, alcaldía Benito Juárez, manifestaron que fueron traídas al país con engaños por dos mujeres, quienes les solicitaban considerables cantidades de dinero, informó la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CdMx).

De acuerdo con la información oficial, las mujeres señalaron que las explotaban sexualmente, anunciándolas en varias páginas de internet.

Las víctimas dijeron que las captoras les retuvieron sus documentos. Si no accedían a las indicaciones de sus probables agresoras, las amenazaban con hacerle daño a sus familiares en su país de origen.

Por este hecho, el Ministerio Público de la Fiscalía de Investigación de los Delitos en Materia de Trata de Personas integra la carpeta de investigación respectiva.

En México operan miles de cuentas en Twitter que ofrecen un extenso catálogo de servicios sexuales de todo tipo, como el sexo con mujeres adolescentes, una práctica que, de acuerdo con la Ley General en Materia de Trata de Personas, se castiga con entre 15 y 30 años de prisión. Sin embargo, por tratarse de cuentas de redes sociales no se ubican dentro de los medios comisivos, es decir: mecanismos de enganche de las víctimas.

Ninguna de las jóvenes que fueron identificadas como menores de edad en los tuits donde se ofrecen sus servicios sexuales hablan en primera persona o utilizan cuentas de usuario personales: siempre es un tercero quien las ofrece. Sin embargo, de ser identificados por la policía cibernética, la posibilidad de que se les impute el delito de trata de menores por medio de las redes sociales sería complicado, debido a las imprecisiones que presenta la Ley General en Materia de Trata en torno a la definición del tipo penal de este delito, en donde las redes sociales no son precisadas como medios comisivos, insistió la Diputada federal.

–Con información de Ivonne Ojeda de la Torre.