López Obrador recordó que el fraude electoral ahora está tipificado como delito grave a partir de las reformas constitucionales recientemente aprobadas y agregó que cualquier persona que intente cometerlo irá a la cárcel.

Ciudad de México, 22 de junio (SinEmbargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador criticó la función del Instituto Nacional Electoral (INE) y dijo que para las elecciones del 2021 él se convertirá “en guardián” para que se respete la voluntad del pueblo.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario aseguró que no interferirá con la labor del Instituto o del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), pero recalcó que está obligado a denunciar los intentos de fraudes en las elecciones “como cualquier ciudadano”.

“Vamos a estar pendientes para que no haya fraude electoral, me voy a convertir en guardián para que se respete la libertad de los ciudadanos a elegir libremente a sus autoridades. Ya sé que existe el INE, no me voy a involucrar en eso, nada más que estoy obligado a denunciar si hay intentos de fraude, como cualquier ciudadano”, dijo.

López Obrador recordó que el fraude electoral ahora está tipificado como delito grave a partir de las reformas constitucionales recientemente aprobadas y agregó que cualquier persona que intente cometerlo irá a la cárcel.

“Al que se le acusa de fraude electoral por estar comprando votos, por estar condicionando el voto, por estar utilizando dinero del presupuesto para favorecer a partidos, a candidatos, el que falsifique actas, el que embarace urnas, el que cometa fraude, no tiene derecho a fianza, va a ir a la cárcel sin derecho a fianza y es en serio”, subrayó.

El Presidente recordó que el fraude electoral ha sido un tema que padeció por muchos años y apuntó que por lo mismo, el país se estancó y retrocedió en la democracia.

Por lo mismo, expuso que el órgano independiente es un “aparato costosísimo” que en realidad no ha garantizado elecciones libres y democráticas por mucho tiempo y que sólo “se ha dedicado a la simulación”.

“El ejemplo más claro es el INE, crearon todo un aparato costosísimo, es el aparato de organización de elecciones más caro del mundo y nunca garantizaron elecciones limpias y libres, triunfamos porque fue una ola, era imposible de hacer un fraude pero en las anteriores elecciones lo permitió el INE”, reviró el mandatario federal desde Palacio Nacional.

Sobre los órganos autónomos, la semana pasada también cuestionó la funcionalidad y utilidad del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), luego de que éste invitara al comediante Chumel Torres a participar en un foro sobre racismo y clasismo en México.