Una de las principales características o indicios del polvo africano es que el día se torna grisáceo, los atardeceres rojizos y hay escasa nubosidad. Se prevé que el martes 23 de junio, el polvo del Sahara llegue a México, por la península de Yucatán.

Ciudad de México, 22 de junio (SinEmbargo).- El Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), informó esta tarde que la nube de polvo del Sahara se encuentra con dirección al mar Caribe, Centroamérica y posiblemente a México, no representa mayores riesgos para la salud de la población.

Mediante un comunicado, el organismo dependiente de la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) explicó que la cantidad del polvo del Sahara que ha ingresado a nuestro país depende directamente de la intensidad del viento y concentración de éste sobre África; además, refirió que el incremento se debe al fenómeno de “El Niño”, que se encuentra en una fase neutral del fenómeno conocido como ENSO (El Niño-Oscilación del Sur).

“La cantidad del polvo del Sahara que ingresa a nuestro país depende de la intensidad del viento y concentración de este sobre África; además, se ha observado que se incrementa por el fenómeno de “El Niño”, que actualmente tiene una fase neutra del ENSO (El Niño-Oscilación del Sur), y normalmente no representa un peligro para la población”, dice el comunicado.

“El polvo tiene un efecto directo en la cantidad de nubosidad y lluvias. Comúnmente ingresa de forma directa por el oriente y sureste del país, siendo la Sierra Madre Oriental una barrera natural para que atraviese al centro del territorio, por lo que sólo pequeñas concentraciones logran llegar”, añade.


En ese sentido, el Cenapred detalló que una de las principales características o indicios del polvo africano es que el día se torna grisáceo, los atardeceres rojizos y hay escasa nubosidad.

De acuerdo con los pronósticos de Copernicus, que es el Programa de Observación de la Tierra de la Unión Europea y del modelo de pronóstico meteorológico europeo ECMWF, se esperaría que sea a partir del martes 23 de junio que este polvo ingrese al país en concentraciones que no afecten a la población.

Ante la inminente llegada del fenómeno natural al país, La CNPC recomendó algunas acciones para minimizar los efectos de altas concentraciones de polvo en la salud, como permanecer atentos a los avisos del Servicio Meteorológico Nacional y de la CNPC; mantenerse en casa, principalmente las personas con mayor riesgo por el nuevo virus, y cerrar todas las entradas de aire a las habitaciones durante las tormentas.

Además, sugirió utilizar lentes, cubrebocas o pañuelos, en caso de tener que salir a la intemperie, además de que las personas con enfermedades respiratorias crónicas (EPOC, asma), adultos mayores, mujeres embarazadas y niños deben usar protectores respiratorios tales como mascarillas o trozos de tela húmedos para cubrir nariz y boca.

La mañana de este lunes, se informó que una inmensa nube de polvo del Sahara cubre el Caribe y se dirige hacia Estados Unidos con un tamaño y concentración que, de acuerdo con expertos, no se había visto en medio siglo.

La calidad del aire en la mayor parte de la región llegó a niveles “peligrosos”, y los expertos —que nombraron al fenómeno la “nube de polvo Godzilla”— advirtieron a la población mantenerse en espacios cerrados y utilizar filtros de aire en caso de contar con uno.

Pablo Méndez Lázaro, un experto en salud ambiental de la Universidad de Puerto Rico, dijo que las condiciones son de alto riesgo en muchas de las islas en el Caribe.

Las condiciones extremadamente brumosas y la visibilidad limitada fueron reportadas desde Antigua hasta Trinidad y Tobago, y se prevé que el fenómeno dure al menos hasta el martes por la noche. Algunas personas publicaron en las redes sociales fotografías de ellas mismas usando mascarilla doble para enfrentar el coronavirus y el polvo, mientras que otras señalaron en broma que el Caribe parece como si hubieran usado un filtro amarillo como en las películas.

La masa de aire extremadamente seco y polvoriento conocida como la Capa de Aire Sahariana se forma sobre el desierto del Sahara y cruza el Atlántico Norte cada pocos días (de tres a cinco) desde finales de primavera hasta principios de otoño, teniendo su punto más alto a finales de junio y principios de agosto, de acuerdo con la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés). Puede formar una capa de 3 kilómetros (2 millas) de altura en la atmósfera, de acuerdo con la agencia.

-Con información de AP.