El prelado Salvador Rangel Mendoza dijo que ahora, cuando el cultivo de la amapola ya no es negocio, los grupos delincuencia se pelean el control del territorio en los lugares turísticos, por el negocio de la venta de drogas y la prostitución; así como las zonas donde hay minas, porque cobran cuotas a las mineras y a los mineros.

Declaró que esto se debe el incremento de la violencia en las últimas semanas, en lugares como Acapulco y Chilpancingo, “y yo creo que el Presidente y las nuevas instituciones entraron con mucha bondad, con mano suavecita. No actúan con mano fuerte, entonces se están aprovechando los grupos delincuenciales y están haciendo de las suyas”, declaró vía telefónica a El Sur.

Por Zacarías Cervantes

Chilpancingo, Guerrero, 22 de julio (El Sur).– El Obispo Salvador Rangel Mendoza opinó que la violencia, que repuntó a partir de junio pasado, en lugares como Acapulco y Chilpancingo, obedece a que está fallando la “estrategia blanda” de seguridad del Gobierno federal en contra de la delincuencia organizada.

También declaró que se dejaron crecer conflictos, como el de Filo de Caballos, municipio de Leonardo Bravo (Chichihualco), con la presencia de la policía comunitaria de Heliodoro Castillo (Tlacotepec) y el de Rincón de Chautla y San Jerónimo Palantla, municipio de Chilapa, en donde insistió que el conflicto es por tierras y no por droga.

Dijo que ahora, cuando el cultivo de la amapola ya no es negocio, los grupos delincuencia se pelean el control del territorio en los lugares turísticos, por el negocio de la venta de drogas y la prostitución; así como las zonas donde hay minas, porque cobran cuotas a las mineras y a los mineros.

El ataque ocurrió poco después de las 7 de la mañana de este domingo, en el interior del cantabar Karaoke Mister Bar, el cual se encuentra en plaza Condesa, frente al hotel Fiesta Americana, en la zona de la Condesa. Foto: Bernandino Hernández, Cuartoscuro

Declaró que esto se debe el incremento de la violencia en las últimas semanas, en lugares como Acapulco y Chilpancingo, “y yo creo que el Presidente y las nuevas instituciones entraron con mucha bondad, con mano suavecita. No actúan con mano fuerte, entonces se están aprovechando los grupos delincuenciales y están haciendo de las suyas”, declaró vía telefónica.

Rangel Mendoza agregó que el Gobierno federal puso su esperanza en la Guardia Nacional, pero que algunos sí tendrán la experiencia, pero muchos no, “incluso desconocen el territorio, desconocen los grupos y a las personas, y los grupos delictivos también se están aprovechando de la inocencia de la Guardia Nacional”.

Para el Obispo, lo que se está viviendo en los últimos días es consecuencia de una “rebeldía general” de los delincuentes.

Destacó que otro detalle es que en Guerrero hay grupos “tradicionales” de la delincuencia, “lo que tengo entendido es que quieren entrar otros a estas plazas”.

Explicó que antes les interesaba la goma de opio que se producía en Guerrero, incluso a los del Ejército y a los de la Policía Federal, que estaban un año o dos, hacían su agosto y se iban. “Guerrero era una fuente grande de divisas, por la tranza, la impunidad y la corrupción”.

El saldo preliminar fue de cinco asesinados y siete heridos. Foto: Bernandino Hernández, Cuartoscuro

Sin embargo, añadió que ahora, como la amapola ya no vale, los grupos delictivos están buscando otros intereses, como los lugares turísticos, como Acapulco, Zihuatanejo y Taxco, donde se encuentra el negocio por el consumo de drogas y la prostitución, “es donde ellos están haciendo su agosto con esto”, declaró el prelado.

“Mientras tengamos turistas, no vamos a quitar la droga de enfrente de nosotros”, expresó.

Añadió que otro negocio por el que se pelean los grupos delincuenciales y del que no se quiere hablar abiertamente, son las minas, “ellos están cobrando impuestos a las minas y a los mineros”.

Reprochó que el Gobierno no quiere hablar de eso, “pero yo que hablo seguido con la gente. Me dicen lo que cobran estas personas, eso es lo que está aumentando la delincuencia”, insistió.

Añadió que de otra manera no se explica cómo la noche del jueves de la semana pasada, en nueve colonias de Chilpancingo hubo balaceras a las 10 y media de la noche, “se oyeron balaceras en todo Chilpancingo, y se pregunta uno quien fue y nadie sabe decir quien. Yo nomás sé que huyeron hacia Zumpango, pero nadie dice quién fue”.

A las 8 de la mañana el desconcierto reinaba en las escalinatas del acceso a plaza Condesa, donde algunos clientes corrían despavoridos y paseantes trataban de auxiliar a uno de los heridos en la agresión, tirado sobre las escaleras de acceso. Foto: Bernandino Hernández, Cuartoscuro

Dijo que lo que se ve es que estos grupos están tratando de amedrentar en las ciudades, como Acapulco, Chilpancingo y Chilapa.

Insistió en que ante esta violencia ha habido mano “blandita” del Gobierno federal y que la gente de los grupos delincuenciales se está aprovechando de eso.

elementos de la policía municipal , Guardia Nacional y policía turísticos comenzaron a llegar al lugar de los hechos. Foto: Bernandino Hernández, Cuartoscuro

Para Rangel Mendoza es claro que está fallando la estrategia del Gobierno federal. “En el corazón hay bondad, pero del otro lado hay maldad, y están aprovechando lo suavecito del Gobierno ahorita, para hacer de las suyas”.

Asimismo, opinó que el Gobierno federal no se debe de fiar de la Guardia Nacional ni de la Policía Federal, “ojalá que no la suelten (a la Policía Federal), porque son unos delincuentes potenciales y nos va a ir peor con esos señores”, pidió.

Recordó que hace unos días, el secretario de Seguridad Pública federal, Alfonso Durazo, dijo que eran buenos, que estaban preparados y con principios morales, “pero yo creo que hasta él se mordió la lengua, porque no son así”.

Ante eso, recomendó lo que decía Jesús: “Hay que ser astutos como las serpientes y mansos como las palomas”, pues dijo que se necesita de algo de astucia para atajar el problema de la violencia.

Posteriormente llegaron las primeras dos ambulancias para trasladar a los heridos. Foto: Bernandino Hernández, Cuartoscuro

En el caso de Chilapa, donde la noche del sábado civiles armados atacaron el pueblo de Tula, declaró que a pesar de eso, siente que se va calmando la violencia, “aunque de vez en cuando sale gente protegida por ciertos grupos”.

Destacó que el problema en San Jerónimo Palantla y Rincón de Chautla, donde brotó la violencia en los últimos días, es porque los grupos están jugando a ver quién es el más fuerte y el más ponchado, para adherir a otras comunidades a su causa, y cuando no se quieren adherir, los atacan.

También dijo que ha influido el hecho de que Rincón de Chautla y los pueblos de su alrededor, están asentados en un terreno irregular, que no es de ellos, “allí el problema es de tierras, pero algunos quieren confundir que es cuestión del narcotráfico, pero no es cierto”.

El Obispo dijo que el Gobierno ha dejado crecer ciertos conflictos, “por ejemplo, ¿cuánto hace que el grupo de policías comunitarios de Tlacotepec se metió en Filo de Caballos? Y todavía están allí, a pesar de que ellos fueron los invasores. Yo no estoy contra ellos ni estoy con el grupo de abajo (Chichihualco), yo estoy contra la injusticia”, aclaró.

Reprochó que en estos conflictos, el Gobierno ha sido pasivo, “los ha dejado ahí, mi exhortación al Gobierno, sobre todo a la Guardia Nacional, es que ojalá vaya sustituyendo a los grupos de comunitarios. Así yo creería más, pero mientras los dejen actuar y haya permisividad, las cosas no se van a arreglar tan fácilmente”, sostuvo.

La zona fue acordonada alrededor de las 8:30 de la mañana. Al sitio arribaron policías ministeriales peritos y federales. Foto: Bernandino Hernández, Cuartoscuro

OLA DE VIOLENCIA EN ESTABLECIMIENTOS

Nueve hombres asesinados a balazos, entre ellos cinco adentro de un bar de La Condesa, además de disparos contra el restaurante gourmet Kookaburra, fueron los hechos de violencia del sábado y domingo.

Hasta las 11:30 de la mañana continúan las diligencias en el interior del establecimiento, donde aún permanecen los cadáveres. Foto: Bernandino Hernández, Cuartoscuro

Ayer en la mañana, cinco hombres fueron asesinados y ocho personas resultaron lesionadas, entre ellas una mujer, adentro de un bar ubicada en La Condesa, en plena temporada de vacaciones.

El crimen se reportó a las 6:50 de la mañana en la zona turística, frente al hotel Fiesta Americana. La versión policiaca es que hombres armados irrumpieron en el negocio Mr. Bar y atacaron directo a los 13 jóvenes, con edades de entre 20 y 30 años, que se encontraban sentados en un sillón.

Policías ministeriales encontraron adentro del local a cuatro jóvenes asesinados y apilados entre las mesas y un sillón, mientras que el quinto joven murió en la ambulancia de la Cruz Roja. Más tarde se indicó que éste último era mesero del bar.

Testigos dijeron que hubo ocho heridos, entre ellos una mujer, que fueron auxiliados por paramédicos de la Cruz Roja. Uno de ellos se fue por sus propios medios.

Uno de los amigos de los heridos fue detenido por policías municipales, en las maniobras de traslado a la ambulancia, porque tenía fajada una pistola.

Elementos de la Guardia Nacional, quienes han instalado retenes por todo Acapulco. Foto: Bernandino Hernández, Cuartoscuro

Los cinco cuerpos fueron enviados a las instalaciones del Semefo.

Durante las diligencias, peritos localizaron varios casquillos percutidos de un arma calibre .9 milímetros, bolsitas de cocaína y cervezas.

“¡Qué barbaridad, cuantos muertos!”, “No para la violencia en Acapulco”, “En plenas vacaciones muertos”, fueron expresiones de algunas personas que se encontraban en el lugar.

El bar se ubica en la plaza Condesa y cercano a otros negocios del giro, fondas, restaurantes, una tienda de trajes de baño, otras dos de conveniencia, hoteles y un gimnasio.

Por su parte, la Fiscalía General del estado informó que investiga los hechos ocurridos adentro del bar denominado Mr. Bar, donde fueron asesinados cinco hombres y ocho personas más resultaron heridas por “sujetos desconocidos”, e inició la carpeta de investigación por el delito de homicidio y lesiones en contra de quien o quienes resulten responsables.

En un comunicado, la Fiscalía detalla que las corporaciones de seguridad llevaron a cabo un operativo conjunto, logrando hasta el momento la detención de un hombre relacionado con el crimen.

El reporte policiaco establece que los agentes se encontraban en la zona, como parte de las labores de prevención del delito que lleva a cabo la Secretaría de Seguridad Pública. Foto: Bernandino Hernández, Cuartoscuro

De acuerdo con el reporte del Ministerio Público, los hombres asesinados y los heridos son radicados de Acapulco; en el lugar de los hechos los peritos realizaron las diligencias correspondientes, localizando en el lugar 21 casquillos percutidos calibre .9 milímetros y calibre 45.

“La Fiscalía General del estado reitera su compromiso para detener a los responsables de esta agresión y llevarlas antes las instancias correspondientes”, finaliza.

En tanto, en un boletín de prensa, el Ayuntamiento informó que un hombre fue detenido como presunto responsable de la agresión a balazos ocurrida adentro de un bar de La Condesa, donde murieron cinco personas.

El reporte policiaco establece que los agentes se encontraban en la zona, como parte de las labores de prevención del delito que lleva a cabo la Secretaría de Seguridad Pública.

Y a las 7:45 de la mañana, la Policía Municipal informó que repelió una agresión con arma de fuego y detuvo a un hombre de nombre Uriel, a quien se le decomisaron un arma corta con cargador y un vehículo.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE EL SUR. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.