El Jefe del Estado mexicano respaldó su propuesta de que la Sedena y la Semar se ocupen de la seguridad de los puertos y entradas nacionales “porque hay contrabando, hay corrupción, hay introducción de droga y se requiere que se tenga autoridad”.

Ciudad de México, 22 de julio (SinEmbargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que Javier Jiménez Espriú, Secretario de Comunicaciones y Transportes, no está de acuerdo con la decisión de movilizar al personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Secretaría de Marina (Semar) a los puertos y aduanas del país.

“Ahora tenemos en puerta un asunto que vamos a resolver sobre la administración de las aduanas y de los puertos. Es claro que el Secretario de Comunicaciones, que es un hombre con criterio, no está de acuerdo en que la Secretaría de Marina se haga cargo de las aduanas y de los recintos portuarios”, dijo esta mañana el mandatario durante su conferencia de prensa diaria.

Apenas el fin de semana columnistas aseguraron que la renuncia de Jiménez Espriú estaba próxima a llegar, debido a las discrepancias con el Ejecutivo federal. Pero el lunes el mismo López Obrador dijo no tener información sobre la posible dimisión y adelantó que eta semana sostendría una reunión con el funcionario para conocer a fondo la situación y confirmar o descartar su salida del Gabinete federal.

El Jefe del Estado mexicano expresó este miércoles su agrado con la movilización de elementos del Ejército mexicano hacia la protección en los puertos y las aduanas, “porque hay contrabando, hay corrupción, hay introducción de droga y se requiere que se tenga autoridad, el control de puertos, que la Secretaría de Marina regrese a los litorales a cuidar los puertos”.

“Pero hay esta discrepancia, entonces se va a resolver de una o de otra forma” afirmó, sobre el punto de vista de Jiménez Espriú, sin emabrgo, confió en que con base en el diálogo se podrá dirimir.

El 17 de julio el Presidente informó que la Sedena y la Semar se encargarán de los puertos nacionales, así como de las aduanas terrestres y marítimas para evitar el tráfico de drogas. “Para que haya seguridad y se evite la introducción de drogas, he dado esa instrucción el día de hoy al Secretario de Seguridad Pública, al Secretario de la Defensa, al Secretario de Marina, lo voy a notificar formalmente al Secretario de Comunicaciones y Transportes”, expresó López Obrador el viernes en el estado de Colima.

López Obrador hizo hincapié en el mal manejo que hay en los pasos fronterizos del país, además de una mala administración en los puertos. A estas dos razones sumó los altos niveles de corrupción, que permiten el contrabando de drogas. Apenas el 24 de abril confirmó “un cambio” en la dirección general de Aduanas, después de no haber podido “limpiar” la corrupción existente en las fronteras.