El joven cantautor colombiano ha logrado trascender fronteras con canciones como “Afuera del planeta”, el primero de los sencillos que estallan en las redes con la fuerza de una convicción artística envidiable. Sabe lo que quiere y quiere lo que hace con pasión contagiosa. Viene de un país donde la música es esencial y en ese territorio que hoy alcanza la paz pregona lo que llama “mi pop fundido”, un género musical libre que se alimenta de todos los géneros populares del continente.

Ciudad de México, 22 de septiembre (SinEmbargo).- Imponente, con las gafas oscuras que de todos modos no logran esconder sus delicadas facciones juveniles, de casi dos metros de altura, vestido íntegramente de negro, el cantautor Manuel Medrano es el testimonio de la nueva canción colombiana.

Allí, en un país donde la paz comienza a conformar un futuro tangible y en ese territorio donde el artista nació en 1987, nacieron canciones como “Afuera del planeta” y “Bajo el agua”, sencillos que estallaron en las redes sociales y dieron sustancia a la carrera profesional de un músico nato, que descubrió su vocación a los 11 años de edad, cuando le regalaron una “guitarra roja y feíta”, en lugar del Game Boy que quería para la Navidad.

Había perdido un año de escuela y el instrumento musical fue una especie de consuelo para un niño que no se había ganado con estudio la generosidad de Santa Claus. Sin embargo, salió ganando y de qué manera, si se piensa que este muchacho con pinta de comerse el mundo de un bocado, es hoy la expresión cabal de la buena salud de que goza desde hace mucho tiempo la música pop de Colombia.

En la nación de Shakira y Juanes, en el universo de la cumbia, Medrano dice hacer “pop fundido”, una categorización que lo libra de aplicar su energía a un solo género y que le permite explicar con claridad su concepto musical.

‘‘Una y otra vez, es el tercer sencillo de mi trabajo de larga duración. Con ella se cierra un ciclo y abren las puertas a algo divino, algo hermoso. Es una hermosa canción proveniente de un gran sentimiento’’, dice Medrano, quien ha firmado contrato con Warner Music.

UN ARTISTA LIBRE

Nunca se ha planteado si el camino elegido para hacer canciones y darse a conocer con letras y melodías distintas. “Lo he disfrutado cómo se ha ido dando”, dice el cantautor que tiene entre sus logros haber tocado en la apertura de un concierto de Ed Sheeran.

Medrano también fue invitado especial en la gira de Franco De Vita, agotó entradas para varios shows en la gira del lanzamiento de su disco en las principales ciudades de Colombia, además de tener la posibilidad de ofrecer concierto en el emblemático Lunario de la Ciudad de México.

Emocionado por los momentos de paz que vive Colombia, orgulloso de un país donde la música es alimento primordial y espiritual de sus habitantes, Manuel Medrano toma su guitarra y regala una canción a los lectores de SinEmbargo, su manera generosa de entender el arte al que le ha entregado sus mejores sueños.