El periodista e historiador Héctor de Mauleón fue víctima de amenazas este día. El periodista había sido blanco de mensajes en su contra en meses pasados tras difundir información sobre la Asamblea de Barrios y grupos del crimen organizado.

Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo.

Ciudad de México, 22 de septiembre (SinEmbargo).- El escritor y periodista Héctor De Mauleón publicó hoy una columna para El Universal, titulada “Perdieron La Condesa”, en la denuncia actos criminales en esa colonia. A raíz de esta publicación, De Mauleón ha recibido múltiples amenazas en redes sociales.

La primera amenaza fue incluso retwitteada por él mismo, pero la publicación original fue eliminada.

El periodista dijo haber platicado con algunos vecinos de la calle Pachuca de La Condesa, mismos que argumentaron que en la colonia han ocurrido robos, asaltos y extorsiones. A horas de haber publicado el texto en El Universal, DeMauleón recibió un mensaje de audio en el cual le piden que se retracte y que borre la columna.

“Señor Héctor, la gente de la delegación está muy molesta con usted. Estamos muy disgustados con sus textos, le solicitamos mesura, que se retracte. Esto por su bien y el de toda su familia, señor Héctor. Por favor, no cometa tonterías, los accidentes pasan, señor Héctor. Borre su artículo por favor. Gracias”, dijo la persona en un audio dado a conocer por El Universal.

El escritor recibió las amenazas en su cuenta de Twitter, algunas con imágenes de asesinatos. En uno de ellos aparece una persona con un arma de grueso calibre, expresándole a De Mauleón que “se metió con las personas equivocadas”.

Se sumaron también dos amenazas más, una de ellas implica a la reportera Olivia Zerón.

@litlebati @hdemauleon el cobarde sr Hector gusta de opinar sin conocer la realidad. Ahora la realidad lo alcanzará por tanta soberbia.

De Mauleón ya había recibido amenazas anteriormente, tras haber denunciado que miembros de la Asamblea de Barrios vendían droga en un inmueble de la Colonia Condesa en la calle Benjamín Hill.